Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Sociedad   ·   Emigración   ·   Utopias   ·   Valores   ·   Política



Un Luis María Anson exagerado en emociones y premios


Inicio > Ciudadanía
28/09/2016


760 Visitas



 "Soleado de Baudelaire y Verlaine, de Salvago y José Hierro"...  Luis María Anson se nos emociona, pero no enternece. Más le valiera al sentidor fingido que se atribula estremecido, dice,  con la oda, ser honrado en parca prosa para recuperar credibilidad y no resultar bufonesco cuando dice admirar la magia de la inspiración. A este no le inspira nada que no sea su vanidosa complacencia egotista. Sin honestidad, burda queda la letra infinita ante la cercana vergüenza de los actos.






CARTA ABIERTA, MASTICADA, SOBRE ÉTICA A LUIS MARÍA ANSON.





 Hete aquí que el goloso Anson, atiborrado de trabajo ajeno sin pagar, robado como el mío, regurgitando sus hieles morales por el silencio desvergonzado de la parasitación que tan fresco le engalana a pesar de la guarrada, disimulado, se nos va a la estrofa estentórea con ditirámbica intención para entronizar la obra de Emilio Arnao; el "estrenao", reciente columnista de El Imparcial.es de la guasa dirigida por el no menos guasón, por aquello del histriónico circo con crecidos enanos, abusador sin ética y mal encarado, Joaquín Vila. 



http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/01/respuestaborracho-de-joaquin-vila-y-mi.html 



  Lo que del propósito halagador del analfabeto de la conciencia que se desparrama traspuesto con la escritura de los lirios negros, cabe preguntarse: ¿qué es lo que ha puesto Arnao por detrás o por delante para agradar al regio académico que confundido con churras y meNinas



http://guarradaelimparcial.blogspot.com.es/2016/07/las-churras-y-meninas-del-cateto-anson.html



 , parece ser poseído de un despertar estrambótico-otros lo llaman literario- para admirarse del incesto, de la cópula de sexos en subyugante paridad, de la lascivia con frenesí sádico que tanto enternece un corazón hecho para toda sensibilidad menos para las emociones normalizadas? ¿Cuánto de normal hay en Anson que no finja?



  La fama ansoniana precede; se mide por la anchura de las babas desparramadas por los suelos, como recuerdo de empalagoso juez de los concursos de belleza. El andar menos elegante con el tiempo acumulado, convierte el otrora águila de pico afilado en pingüino de barriguita prominente al que se le bambolea el paso como también las ideas. De tanto ejercer como veleta se le ve el plumero en los últimos años en que ha de contentar a sus muchos señores que de favores le han sostenido y con premios favorecido, a decir de tantos. ¿Por la calidad de sus menesterosas y hacendosas virtudes personales? Si hubiese ética en la actitud me lo habría creído.



  Pero la vieja gloria aún se mantiene con el bastón de la farsa simulando que sabe de qué va la cuestión de la conciencia... aunque la lleve gastada. Anson supura excitación raída de sus frotadas manos, vestigios de la lascivia que conlleva la vida secreta en los despachos y las juergas acumuladas. Agita la convulsa libido con estremecimiento inspirado por unas letras tremendistas, tanto como  ¿la oscura historia de sus éxitos callados atesorando los premios acaso adelantado a su época, a la moral, a la conciencia, a la ética y a la competencia; colado de rondón en los despachos influyentes para aglutinar las glorias, ergo las recompensas de ser aventajado con la condición de callar, obedecer y servir? ¿Así parecer dueño de su destino que otros le fabricaron a escondidas como escondido sigue sin dar la cara cuando se le demanda conciencia? Poco creíble es Anson sin muestras de honestidad, de ética, de decencia personal y decoro profesional. Quien roba el trabajo ajeno dice mucho de su verdadera talla humana.



¿Preocupado sinceramente por la falta de moral en España, como estremecido de sensibles emociones, Anson?... no será para tanto.



¿Y los premios y distinciones tras los que se parapeta para justificar mermas morales y éticas?



http://www.elimparcial.es/noticia/167829/opinion/Algunos-premios-y-distinciones-a-Luis-Maria-Anson.html 



Anson, el "exagerao"... vanidad de vanidades y solo vanidad. (Sabio Cohelet).





  http://www.elimparcial.es/noticia/168699/LA-ESCRITURA-NEGRA-DE-LOS-LIRIOS.html





Etiquetas:   Ética

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18438 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora