Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Crisis Económica   ·   Pandemia   ·   Salud   ·   Fake News   ·   Posverdad   ·   Salud Pública   ·   Humanidad   ·   Ecología   ·   Economía



Hillary, después de Trump…


Inicio > Política Nacional
12/09/2016

933 Visitas



Sin duda, hay alguien que está más enojada que usted con la invitación a Donald Trump: se llama Hillary Clinton.


Esto implica un pequeño problema: ella va arriba en todas las encuestas y es la que tiene más posibilidades de ganar en noviembre, aun y cuando haya indicios de que Trump tiene posibilidades de repuntar y ganar la elección. Lo vemos muy difícil aunque los norteamericanos tengan fama de masoquistas, incluso.

La situación para nuestro país después de lo sucedido es muy difícil ante nuestro socio comercial más importante. Compromete muy seriamente cualquier margen de negociación y manda señales confusas a los inversionistas extranjeros. El problema planteado por Starndard & Poors (S&P) de “debilidad institucional” parece haberse confirmado con la visita/invitación de Donald Trump.

Además, abre la puerta a suspicacias: parece una especie de revancha (de pésima categoría) del gobierno mexicano hacia Obama y Hillary Clinton por los constantes desaires y agravios que han hecho al presidente Peña Nieto y su gobierno a través de la prensa afín a los demócratas. Recuerde lo que sucedió en Canadá, cuando Obama le enmendó la plana respecto de lo que es ser un “populista”. Al parecer, el equipo cercano al presidente Peña Nieto se lo ha tomado personal y con esta acción han buscado golpear a los demócratas. Es una suposición muy audaz, que implica una gran dosis de “teoría de la conspiración”; sin embargo, no es descabellado el asunto. Más, si analizamos que fue Videgaray el encargado de fraguar este encuentro y dejaron al margen a Claudia Ruíz Massieu, Osorio Chong, y al embajador de México en Estados Unidos, algo que terminó por fracturar al gabinete. Le recomiendo el artículo de Raymundo Rivapalacio del viernes 02 de septiembre.

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/trump-y-la-crisis-del-gabinete.html

Ante esta compleja y confusa situación, ¿Podrá el gobierno mexicano desagraviar a la señora Clinton? La cuestión es relevante, entre otras cosas, por el impacto que una mala química con la abanderada demócrata podría traer en nuestra relación comercial con Estados Unidos. Tengan en cuenta que ella no es simpatizante del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la cuestión viene de tiempo atrás.

El matrimonio Clinton tiene un asunto con el NAFTA: nunca les ha gustado y por ello nunca han asumido su paternidad. Hillary traerá muchos dolores de cabeza para México con el TLC, muchos más de los que podría provocar Donald Trump. La razón es muy poderosa: la señora Clinton conoce mucho mejor las tripas del acuerdo comercial que el candidato republicano y sabe dónde apretar para que duela.

Las malas vibraciones de los Clinton hacia el NAFTA vienen de la década de los 90. Hay que recordar que la primera versión del acuerdo fue negociada por el expresidente Bush, antecesor de Bill Clinton. Éste se encontró con la complicada tarea de tomar una decisión respecto de un acuerdo que había sido negociado por la élite republicana. Su decisión fue pragmática: lo aprobó con reservas. Entendió las ventajas económicas que traía para su país, pero sabía de la molestia que provocaba entre los trabajadores sindicalizados de Estados Unidos. Ellos son uno de los pistones que mueven la maquinaria electoral demócrata y “socios” del matrimonio Clinton en su operación política.

En el contexto del 2016, Donald Trump se ha llevado los reflectores por la estridencia de sus declaraciones en contra de los mexicanos y el acuerdo comercial. Quizá por eso, hemos pasado por alto que Hillary Clinton tampoco quiere el TLCAN, en los términos que ahora está.

Cuál es el problema, si México está dispuesto a renegociar el acuerdo. Eso lo ha dicho la canciller, Claudia Ruiz Massieu. La cuestión es tan simple como endiablada: las cosas que Estados Unidos quisiera cambiar no son, necesariamente, las que México desea modificar. En el fondo, está el asunto de cómo se reparten geográficamente los beneficios del comercio bilateral, incluyendo la creación de empleos y el desarrollo de clústeres industriales. Es seguro que vendrá una renegociación. Del otro lado de la mesa, con toda probabilidad estará la señora Clinton.

La situación no es nada sencilla. Y debemos entender la posición de los Clinton, precisamente a la luz de lo que es ser un populista: son afines a los sindicatos, a los jóvenes sin empleo, a la clase media que no tiene trabajo, al grupo poblacional de más edad que tampoco tiene un trabajo bien remunerado y quienes ven en la globalización la causa de sus problemas. Es decir, los norteamericanos que son los verdaderos perdedores de la globalización que se han visto afectados por los inmigrantes latinos (en su mayoría mexicanos) y que debido a la crisis inmobiliaria de 2008 y a la desaceleración económica de años recientes, no han visto sus bolsillos mejorar. Otro apunte no menor: los demócratas son por naturaleza afines o consustanciales a Andrés Manuel López Obrador y no a la derecha recalcitrante y retrógrada mexicana. Algo que detestan que critican abiertamente del presidente Peña Nieto y del PRI de esta generación.

En este contexto, no es una casualidad que en el ánimo de los demócratas, entre ellos los Clinton, haya un abismo del tamaño del Océano Pacífico en cuanto a sus posturas políticas. Eso es lo que está en el centro del debate y lo que al final de cuentas nos deja este affaire entre Donald Trump y Enrique Peña Nieto y su equipo más cercano.

Sin duda, hay alguien que está más enojada que usted con la invitación a Donald Trump: se llama Hillary Clinton. Esto implica un pequeño problema: ella va arriba en todas las encuestas y es la que tiene más posibilidades de ganar en noviembre.

@leon_alvarez



Etiquetas:   PAN   ·   PRI   ·   Gobierno   ·   Enrique Peña Nieto   ·   México   ·   Hillary Clinton   ·   Donald Trump

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19495 publicaciones
4878 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora