Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Quintana Roo   ·   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Corrupción   ·   Cultura



“Débil gobernabilidad continua…”


Inicio > Política Nacional
28/08/2016

966 Visitas



La decisión de Standard & Poor’s (S&P) de cambiar de estable a negativa la perspectiva de la nota crediticia de México no es un tema estrictamente económico sino una crítica política directa. Los extranjeros también pasan por un mal humor respecto a nuestro país. Lo interesante es el párrafo central en el comunicado de S&P sobre los riesgos y dificultades para la economía mexicana en los meses venideros.


La nota textual dice lo siguiente: “La debilidad en la gobernabilidad, que en parte refleja un débil Estado de Derecho y percepciones de corrupción, limitan el beneficio de las reformas, especialmente limitando las inversiones”. En esas condiciones, la economía difícilmente puede crecer, y de no crecer, las empresas mexicanas que se cotizan en la bolsa de Nueva York (NY) o el papel mexicano que se emite en los mercados internacionales pueden encerrar un riesgo ligeramente superior que antes. Lo peor, ante el déficit de inversión pública y privada mexicanas (y el encono creciente las élites dominantes contra el Gobierno de Peña Nieto), la alternativa de atraer inversión extranjera queda diluida.

En este contexto, el texto de la calificadora de riesgos prende focos de alerta no en temas económicos o de seguridad como era común. Por ejemplo, hay otro párrafo del texto en el que se lee lo siguiente: “Podríamos bajar la calificación soberana de México si la deuda pública o si la carga de intereses se deteriora más de lo que esperamos actualmente”. En realidad, la deuda mexicana sigue estando en la zona de grado de inversión, estaba en perspectiva “Estable”; pasa a ser “Negativa”. Lo que la calificadora hace es un juicio demoledor contra el Mexican Moment, en víspera del cuarto informe de gobierno. Al respecto, dice lo siguiente: “México ha llevado a cabo más reformas estructurales (que la) mayoría de los países de mercados emergentes, pero su tasa de crecimiento ha sido decepcionante, debido parcialmente a factores no económicos...”.

Insisto, lo dicho por S&P no es totalmente nuevo pero es interesante que incluya una perspectiva de riesgo político en su valoración: “Las debilidades en la gobernabilidad limitan los beneficios de estas reformas, especialmente en la inversión (...) México afronta un mayor riesgo de débil gobernabilidad continua”.

No es gratuito que la narrativa sobre México en el extranjero gire alrededor de temas como: violación a los derechos humanos, escándalos de corrupción y falta de seguridad jurídica para las inversiones, los contratos, las transacciones. Si el tema del humor social no es menor, la percepción de debilidad y riesgo que los extranjeros ven en el rumbo del país ya es muy serio.

De esto se desprende una lección básica para los funcionarios del gobierno actual: estado de derecho = mayor inversión = mayor empleo = mayores salarios. Adicionalmente, si consideramos que en los últimos 15 años la inversión extranjera directa en proporción del PIB se ha mantenido en 2%, el reto es obvio: duplicarla, triplicarla, en el mediano plazo para “Mover a México” es indispensable.

Si conocemos las condiciones indispensables para lograrlo: seguridad jurídica, menos corrupción y respeto a los derechos humanos, los extranjeros se están preguntando por qué diablos no se hace.

Para que la inversión venga del exterior, tienen que estar tranquilos los inversionistas potenciales de que efectivamente hay seguridad jurídica para sus transacciones. Deben confiar en que hay límites a la corrupción, que las violaciones a los derechos humanos no los afecta en su seguridad personal. Y deben creer que el estado de derecho en su conjunto funciona para empresas nuevas, viejas, grandes y pequeñas sean nacionales o de capital extranjero.

En este sentido cobra relevancia que el gobierno comienza a desplegar ya sus comunicados previos al cuarto informe de gobierno. Precisamente trata de hacernos ver que los cambios estructurales son necesarios y que es inevitable una confrontación generacional: entre quienes vivieron y están acostumbrados al arreglo rentista y corporativista del gobierno y entre la sociedad “ciclada” en esos términos, contra las nuevas generaciones, más tecnológicas, informadas, y con mejores niveles educativos. Es decir, entre los que defienden el estado actual ineficiente y corrupto (la famosa visión cultural de la corrupción), versus las nuevas generaciones.

En realidad, lo que la calificadora hace es un juicio demoledor contra el Mexican Moment en víspera del cuarto informe de gobierno. Desnuda la debilidad institucional del poder ejecutivo.

@leon_alvarez



Etiquetas:   Economía   ·   PRI   ·   Gobierno   ·   Encuestas   ·   Enrique Peña Nieto

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21252 publicaciones
5200 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora