Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Ética   ·   Poesía   ·   Ciencias   ·   Moralidad   ·   Novela   ·   Reseña



¿Esto era salvar la república?


Inicio > Política Nacional
04/08/2016


3118 Visitas



Hay quienes se asombran, incluso desde la prensa y los medios, que Macri tenga una gestión mucho más controlada en la política que en la economía. 






No nos  sorprende que tenga una buena gestión política a los que hace años lo seguimos,  eso desde Boca lo viene haciendo (formando poder)  y tampoco que su gestión económica no sea buena. Cada quien ve lo que quiere ver, pero concretamente en Boca (sería largo detallarlo) y en la Ciudad (más largo todavía) Macri no se caracterizó por buenas gestiones económicas, sino políticas y conformando poder. 

El detalle de ambas sería demasiado para una editorial, pero solo haciendo un paralelismo Boca-Ciudad en cuanto a potencial de cada una, capacidad de renta y recaudación, es suficiente.  Boca como marca de fútbol era cuando se hizo cargo Macri y lo es  hoy, la más popular, convocante, marketinera, lucrativa y vendible de todos los clubes del país. Con respecto a la Ciudad, con solo citar que históricamente tuvo un promedio de recaudación superior al 90 por ciento y que su presupuesto se cubre con más del 83 por ciento de recursos propios (sin depender de coparticipación)  lo que se hizo con los recursos económicos en su gestión, no fue destacado. Podemos sintetizar que el club más rico del país desde siempre, pese a los malos manejos anteriores (de Alegre y Heller)  y la ciudad con mayores recursos, estrictamente en lo económico,  los resultados de Macri no fueron buenos. En Boca compró varias veces jugadores caros que no lo valían, vendió otros barato por necesidades del club, asumió contratos millonarios que no rindieron,  no aumentó la capacidad de la cancha (al contrario con los palcos vip disminuyó) ni siquiera el club tuvo su pileta cubierta que fue promesa de campaña, con la marca Boca ganaron más los sponsor que el club y dejó una caja apenas superavitaria, sus logros más importantes fueron políticos y deportivos, no económicos . En la Ciudad se endeudó con altos intereses,  culpó a su mala relación con la Nación  la falta de acceso a crédito blando, no cumplió con inversiones de grandes estructuras (Subte, Riachuelo, Aliviadores de la región central de la ciudad, urbanización de villas, nuevos hospitales y las escuelas comprometidas) reasignó partidas sociales a otro tipo de desarrollos (inmobiliarios) vendió 200 hectáreas de tierras fiscales en 8 años , tuvo subejecución presupuestaria en obras, viviendas y temas sociales, pero como ganó Larreta y obviamente no reclamó nada, nadie sabe en qué estado dejó las cuentas de la ciudad, más allá de la información pública que está pero es amplia y dispersa.

En economía por las evidencias de gestión, no fue brillante Macri, pese a que se tiene esa idea.

Sin embargo en Boca, en la Ciudad y ahora en la Nación,  la gestión política y económica de Macri --- la primera con más éxito que la segunda ---  sostuvo un modelo de beneficios a sectores de poder,  en detrimento de los sectores mayoritarios (que fueron quienes lo pusieron con su voto en el cargo) En Boca hace años lo sinteticé en una nota, donde si bien se trata de la gestión Ameal ese momento, era herencia de lo que dejó Macri "Barras Bravas o Política Brava" De la Ciudad y su gestión escribí mucho estos ocho años, pero una nota que también sintetiza esta misma práctica de beneficios a grupos de poder, en este caso económicos y empresarios es   "La grieta funcional a negocios PRO y K"   Desde que preside la Nación Macri también escribí no menos de diez editoriales donde este mismo modelo se evidencia, pero sobre todo en una que analicé el tema Energía y otra el Polo Industrial de Tierra del Fuego, se aprecian los claros beneficios empresarios y corporativos "Un modelo insostenible"  y "Faltan ideas y transparencia, no energia"

Comparto estás notas con sus link para que las revisen y puedan comprobar, recordando los hechos que citan (de conocimiento público) que el modelo continúa. 

Pero lo más inquietante, fuera de discursos y modales, es que este modelo que reproduce Macri en sus distintas gestiones, no solo no fue exitoso en lo estrictamente económico, ni dio equidad ya que en todos los casos el resultado fortaleció a grupos de poder (económico y del otro poder) sino que además se parece bastante al Modelo K que en los económico fue pésimo.

Todo esto no está en los multimedios, tampoco lo analizan las celebridades del periodismo.

Eso si, ultimamente todos hacen mención de palabras clave y de nombres puntuales, como para no quedar pegados a futuro, no vaya a ser que no tengan un archivo que los salve. A ningún periodista político se le pasó dejar de nombrar por ejemplo a Calcaterra o Caputo. Pero no detallan, no profundizan, no investigan y no exponen la realidad de los negocios de ambos.

Los independientes, los que hacemos periodismo con fuentes directas que denuncian corrupción (y no con operadores o Servicios de Inteligencia), tenemos en nuestra agenda periodística estos nombres y el de varios más (incluso los Macri) desde hace años. Solo por citar una de las primeras denuncias de sobreprecios en Obra Pública, allá por 2008 cuando se comenzaron a remodelar las Estaciones de Ferrocarril del Roca Sur, hubo una importante denuncia de Legisladores de la CC (como siempre el partido de Carrió) en esta denuncia judicial, que aún no tiene fallo, se exponían sobreprecios por más del 160 por ciento. Las empresas que hicieron las obras fueron por un lado una UTE de Rovella Carranza y la otra mitad de la obra, otra UTE de IECSA de Calcaterra. Mi nota sobre este tema, quedó en el archivo de un diario digital que ya no existe, pero LPO por esa época, publicó una nota con más detalle todavía del que tenía mi investigación : Denuncian sobreprecios de hasta 160% en estaciones de trenes Rovella Carranza reapareció la semana pasada por un pedido de informes al Gobierno de San Luis, provincia de donde proviene, por ser una de las empresas que más obra pública le adjudicó José López. Esta empresa como expone la nota de LPO estuvo igual que IECSA en las mismas obras.  

Lo curioso es que hoy se pida informes de esta empresa, también a Vialidad Nacional sobre varias obras,  esté detenido Báez, embargado por todas partes Cristobal López (por evasión, pero también investigan su papel en obra pública) esté detenido López (por los bolsos de dólares, pero también se investiga su gestión en obras) y que Calcaterra,  partícipe en muchas de las mismas obras que esas empresas, habiendo licitado en UTE con varias de ellas y estando en la "Lista de Lopecito" de las 10 empresas a las que se les "pagaba si o si", la Justicia ni se fije en él y los periodistas más importantes, apenas lo mencionen al pasar.

La que si lo menciona hoy es Cristina Kirchner, también lo hizo De Vido en un momento que parecía acorralado por las causas. Es verdad que el argumento de Calcaterra y Caputo como símbolos de que el Macrismo también es corrupto, lo utiliza el kirchnerismo con sus máximos representantes. Pero lo cierto es que ese, no argumento sino  hechos, que expusimos los periodistas independientes desde siempre, antes, no solo ni se les ocurría citarlos a los Kirchneristas, sino que cuando nosotros lo denunciamos desde el periodismo, lo negaban.

Mencionar las irregularidades, beneficios, favoritismos y quizá hasta ilícitos similares a los de Báez (que es el único que la justicia investiga) que puedan tener Calcaterra, Caputo y si vamos a antes de 2007 el propio Franco Macri a la cabeza de IECSA, para el periodismo es una obligación. Es una obligación para los Lanata, los Majul, Telenoche,  Los Leuco, los programas de panel político, que descuartizan la corrupción Kirchnerista, tener la misma profundidad y detalle sobre la posible corrupción de empresarios, que si bien son del entorno de Macri, se beneficiaron también con el Kirchnerismo.

En los grandes medios se omite y ahora que Cristina se acuerda que también benefició a empresarios Macristas, los desafía.

Desafía a Macri y sin querer acepta que es una corrupta.

No lo niega, aunque no lo reconozca explicitamente, y propone "auditar toda su obra pública"

Cristina habla de lo que antes no hablaba ni aceptaba,  y que los periodistas independientes siempre expusimos. Hace propias nuestras denuncias, denuncias que también fueron para ella, pero no le preocupa. Sabe que si llegan a ella, ella se lleva puestos a los empresarios Macristas y cree que Macri no lo va a permitir.

Para medir a Macri y mostrar que él también  hoy mismo es parte del juego, expone la Licitación del Soterramiento del Sarmiento. 

Cristina sabe que esa adjudicación de 2009 estuvo en varios presupuestos desde entonces, tuvo varias partidas de fondos, ampliaciones de fondos, actualizaciones y llegando las elecciones de 2013 cuando los empresarios debían poner su parte del financiamiento, no lo pusieron y la obra se paró ¿Ya la habían puesto antes en retornos?. Se habían adquirido grandes maquinarias, la tuneladoras, se hicieron obradores, se hicieron varias veces los mismos estudios de suelo y de factibilidad ¿Ciento de sobreprecios, trabajos repetidos que se cobraron varias veces y con ellos los  retornos?. 

De mi parte no lo sé, pero ella si lo sabe y Macri también.

Lo sabe y provoca. 

Lo sabe y pide auditoría. 

Porque ella sabe y esto  de mi parte también lo sé, que Macri sin revisar ningún fondo previo girado a esta mega obra y su aplicación, sin ningún tipo de revisión o auditoría, a través del DNU de Fondos para Obras Públicas, le otorgó 45.000 millones de pesos más.

Lo último que sabemos todos: ella, Macri, los periodistas (todos) y ustedes también con solo leer el boletín oficial, es que esa obra la tiene adjudicada IECSA todavía de Angelo Calcaterra, la italiana Ghella y Odebrecht la empresa brasilera multi denunciada por corrupción en su país y que su dueño está preso y condenado a 18 años de prisión.

A Calcaterra no le va a alcanzar (si no se  permite que haya impunidad) con vender IECSA a un grupo chino. Porque vender su empresa, no cambia lo que pudo haber hecho hasta hoy.

Solo contemplando esto, es muy posible que aunque Cristina Kirchner esté comprometida en hechos de corrupción y sea responsable, al menos en los se refieren a obra pública, la Justicia no va a llegar a ella, y quizá tampoco a De Vido. 

La pregunta inevitable es ¿esto era salvar la república  como buscaban muchos que eligieron a Macri?

Cada quien ve lo que quiere ver.









Etiquetas:   Corrupción   ·   Economía   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Mauricio Macri   ·   Obras Públicas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18774 publicaciones
4733 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora