Libido: jugando al escondite



El mecanismo de la atracción sexual es muy complicado y no se limita con la simple fisiología. Son muy importantes los aspectos psicológicos, sociales y espirituales. Por eso no hay que sorprenderte cuando tu médico te aconseja practicar deporte o seguir una dieta.

 


¿Qué factores influyen en el deseo sexual?

Factor fisiológico. El deseo sexual se crea con las hormonas. Así la falta de testosterona puede reducir la libido.

Factor psicológico. En el nivel subconsciente determinamos si tal o cual persona es atractiva sexualmente o no. Cada uno de nosotros tiene su propio conjunto de excitadores pero tales aspectos como diferentes fobias o problemas actuales pueden matar la libido por completo.

Factor social. Se trata de los estereotipos y modelos de conducta dominantes dentro de la sociedad. Así se considera que el hombre debe ser macho, por eso un chico flaco llevando las gajas no tiene posibilidades reales con una bella.

Factor espiritual. Puede tanto aumentar, como reducir la libido. Comunidad de intereses puede aumentar el deseo, mientras que una prohibición moral individual puede enajenar este deseo.

Así el primer paso de la simpatía son las relaciones asociativas que una persona puede evocar desde su niñez. Después la información recibida del objeto de atracción se trasmite al cerebro. En otras palabras, si el excitador sexual es bastante fuerte, el cerebro forma una señal fisiológica primaria que lleva al deseo sexual. Aquí hace falta precisar que con el tiempo el factor biológico se hace menos relevante, mientras que se nota la dominación de los factores psicológicos y espirituales.

Desafortunadamente no son raros los casos cuando el deseo sexual es ausente por completo. A veces se trata de una enfermedad que significa la disminución de las necesidades sexuales. Puede ser provocada por el alcoholismo, drogadicción o también puede ser un síntoma de los trastornos psicológicos.

Estrés, falta del sueño, estilo de vida sedentario, enfermedades crónicas. Todo eso impide a la producción de hormonas y como consecuencia lleva a la falta de libido. En tal caso los médicos pueden indicar a comprar viagra online en España. Abstinencia sexual duradera es otra causa de la decreción del deseo sexual. Son mortales para la libido tales sentimientos como celos, miedo a la vejez o fracaso en la cama.

Los sexólogos alertan que la gente persiguiendo el deseo de combatir sus problemas a menudo acuden a los medicamentos consolantes pero en vez de calma llega la indiferencia al sexo. La cosa es que los antidepresivos tienen tal efecto adverso negativo.

Las sensaciones desagradables o dolorosas durante el sexo también causan muchas dificultades. Eso puede ser un síntoma de diferentes enfermedades ginecológicas. Así el miedo del dolor es la causa del rechazo de las relaciones íntimas.

No hay razones para el pánico

Cuando ya empiezas a notar que tu libido ya se apaga, e menudo es bastante cambiar tu modo de vida para recuperarlo. Se puede cambiar las costumbres de alimentación, comer más afrodisiacos, por ejemplo nueces, huevos, caviar, ostras. Deporte sube el nivel de testosterona, también la películas eróticas es una buena terapia a las disfunciones sexuales. Por último, se puede acudir a los remedios farmacéuticos para mejorar su vida sexual. En esta farmacia http://espana-farmacia.com/ hay un aplio surtido de productos.

  • Escrito por: Wilo
  • Fecha publicación: 21-07-16


  • Comentarios
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Libido: jugando al escondite


El mecanismo de la atracción sexual es muy complicado y no se limita con la simple fisiología. Son muy importantes los aspectos psicológicos, sociales y espirituales. Por eso no hay que sorprenderte cuando tu médico te aconseja practicar deporte o seguir una dieta.

 


¿Qué factores influyen en el deseo sexual?

Factor fisiológico. El deseo sexual se crea con las hormonas. Así la falta de testosterona puede reducir la libido.

Factor psicológico. En el nivel subconsciente determinamos si tal o cual persona es atractiva sexualmente o no. Cada uno de nosotros tiene su propio conjunto de excitadores pero tales aspectos como diferentes fobias o problemas actuales pueden matar la libido por completo.

Factor social. Se trata de los estereotipos y modelos de conducta dominantes dentro de la sociedad. Así se considera que el hombre debe ser macho, por eso un chico flaco llevando las gajas no tiene posibilidades reales con una bella.

Factor espiritual. Puede tanto aumentar, como reducir la libido. Comunidad de intereses puede aumentar el deseo, mientras que una prohibición moral individual puede enajenar este deseo.

Así el primer paso de la simpatía son las relaciones asociativas que una persona puede evocar desde su niñez. Después la información recibida del objeto de atracción se trasmite al cerebro. En otras palabras, si el excitador sexual es bastante fuerte, el cerebro forma una señal fisiológica primaria que lleva al deseo sexual. Aquí hace falta precisar que con el tiempo el factor biológico se hace menos relevante, mientras que se nota la dominación de los factores psicológicos y espirituales.

Desafortunadamente no son raros los casos cuando el deseo sexual es ausente por completo. A veces se trata de una enfermedad que significa la disminución de las necesidades sexuales. Puede ser provocada por el alcoholismo, drogadicción o también puede ser un síntoma de los trastornos psicológicos.

Estrés, falta del sueño, estilo de vida sedentario, enfermedades crónicas. Todo eso impide a la producción de hormonas y como consecuencia lleva a la falta de libido. En tal caso los médicos pueden indicar a comprar viagra online en España. Abstinencia sexual duradera es otra causa de la decreción del deseo sexual. Son mortales para la libido tales sentimientos como celos, miedo a la vejez o fracaso en la cama.

Los sexólogos alertan que la gente persiguiendo el deseo de combatir sus problemas a menudo acuden a los medicamentos consolantes pero en vez de calma llega la indiferencia al sexo. La cosa es que los antidepresivos tienen tal efecto adverso negativo.

Las sensaciones desagradables o dolorosas durante el sexo también causan muchas dificultades. Eso puede ser un síntoma de diferentes enfermedades ginecológicas. Así el miedo del dolor es la causa del rechazo de las relaciones íntimas.

No hay razones para el pánico

Cuando ya empiezas a notar que tu libido ya se apaga, e menudo es bastante cambiar tu modo de vida para recuperarlo. Se puede cambiar las costumbres de alimentación, comer más afrodisiacos, por ejemplo nueces, huevos, caviar, ostras. Deporte sube el nivel de testosterona, también la películas eróticas es una buena terapia a las disfunciones sexuales. Por último, se puede acudir a los remedios farmacéuticos para mejorar su vida sexual. En esta farmacia http://espana-farmacia.com/ hay un aplio surtido de productos.

  • Escrito por: Wilo
  • Fecha publicación: 21-07-16


  • Comentarios

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE