Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Dirección de Empresas   ·   Liderazgo   ·   Música   ·   Cultura   ·   Twitter   ·   Adolescentes   ·   Redes Sociales   ·   Hipocresía   ·   Facebook   ·   Instagram



Faltan ideas y transparencia, no energia.


Inicio > Economía
14/07/2016


3073 Visitas



En el tema energia en la Argentina, hay tantas complicidades, detalles ocultos y beneficios a sectores económicos, como factores técnicos que hicieron al desastre de la matriz energética actual. 






Como detalles técnicos abundan en los medios, con políticos, especialistas y opositores que cuestionan el Tarifazo en función del impacto y el rechazo social que tuvo, sería útil analizar lo que no se dice sobre energía, para que el gobierno haya cometido tantos errores en su corrección.

Es común escuchar de parte de funcionarios y especialistas que operan en los medios para el gobierno, que las Tarifas -- luz y gas -- estuvieron congeladas desde 2001 mientras que en ese lapso hubo una inflación de 1400 por ciento y los salarios la acompañaron apenas por detrás. Este concepto si bien describe alguna realidad, en esencia contiene varias falsedades que distorsionan, no solo justamente la realidad, sino cualquier intento de actualización tarifaria.Las tarifas durante el Kirchnerismo tuvieron algunos movimientos sobretodo a partir de 2007 cuando asumió Cristina Kirchner, ya que los cuatro años de Néstor Kirchner hubo bastante estabilidad cambiaria, baja inflación, superavit fiscal, comercial e incluso se exportaba energía. Pocos recuerdan aquellos incrementos, que pronto se frenaron por el gobierno de Cristina, frente a la crisis de 2008 y 2009 que se produjo en los EE.UU y que afectó la economía interna. Para 2010 como "año par" y de campaña pre electoral se instaló completamente el congelamiento y no se volvió sobre el atraso tarifario hasta pos elecciones de 2011. Una vez que ganó esa elección con el 54 por ciento del electorado, no solo instaló el Cepo Cambiario que influyó también en la distorsión tarifaria, sino que además fueron por la Sintonía Fina. Así le llamaron a un incremento segmentado por sectores o zonas de mayor y menor poder adquisitivo y también por sectores sociales. A la vez hubo una renuncia voluntaria a los subsidios a la energía y si bien no hubo información completa, se supo en su momento que varios sectores de poder económico e incluso individuos se dieron de baja. En sectores medios y bajos no se llegó a implementar aumentos por la resistencia de defensa del consumidor, entes ciudadanos y la propia Justicia que dio amparos. Por esto a continuación se implementó el Programa de Uso Racional de la Energía (PURE) que abarcó a algunos más que estaban en condiciones de actualizar sus facturas a una tarifa más racional. Sin embargo en casos hubo mala aplicación, sobretodo en Electrodependientes y hogares de bajos recursos que tenían alto consumo eléctrico, por no contar con gas. Así los fallos de la Justicia  en cuanto a amparos, indicaron  que el PURE debía recompensar a los que hicieran el ahorro energético que proponía el programa, pero algunos sectores amparados no podían ser penalizados si no conseguían ese ahorro. (Por esto hoy la Corte no puede fallar a favor del aumento y debe ajustarse a la jurisprudencia existente, pese a las presiones del gobierno)

Como ven pasaron cosas con las tarifas desde 2001 hasta este 2016, no es real decir que su retraso general es de 12 o 15 veces como aseguran desde el gobierno. Pero fuera de estos movimientos y distorsiones, lo peor que le pasó, no a las tarifas del servicio en si, sino a las facturas que cobran esas tarifas a los usuarios, es que de año en año las diferentes facturas fueron cargando cada vez más impuestos, mayores porcentajes en algunos casos y en otros,  impuestos jurisdiccionales dado la seguridad de cobro de estas facturas.

Hoy hay facturas de Electricidad por ejemplo, que dependiendo de la jurisdicción, pueden cargar desde 35 por ciento de impuestos que no tienen que ver directamente con la luz y hasta el 51 por ciento en otras, como dijo el mismo Aranguren que dio como ejemplo Misiones.

Entonces lo que hay que ver, es que no solo se está aumentando de un modo brutal el 600 por ciento la luz (siete veces) o un 400 por ciento el gas según el nuevo tope (cinco veces) sino que a la vez, se estan aumentando siete o cinco veces más ese 35 o 51 por ciento de los impuestos que están en las facturas. Los impuestos  distorsionan todo completamente.

Es insólito que un impuesto municipal, provincial o interno suba 5 o 7 veces también, porque se necesite actualizar el valor de un servicio básico  en ese nivel. Como también  en este tipo de montos importantes, que a la vez son fijos y obligatorios porque se trata de servicios básicos, se ve con claridad lo abusivo del impuesto al IVA o del Impuesto a los Ingresos Brutos que se lleva el Estado, cuando los proveedores de ese servicio son privados. 

Si solo se suma a estos impuestos que paga el usuario,  los subsidios a la energía que también paga el usuario por ser contribuyente, realmente el servicio es un monto menor,  al lado del dinero que se lleva Estado

Esto también crea una injusticia federal mayor a la existente con el Kirchnerismo, que ya era grave antes porque la gente del interior en sus impuestos nacionales, pagaba hasta el colectivo y subte subsidiado en Capital Federal; pero ahora es mayor tanto en gas envasado que en pocos lugares se consigue la Garrafa Social,  como en luz, por ejemplo en aquellas localidades que no reciben electricidad de la red interconectada, sino de Usinas Termoeléctricas  administradas por Cooperativas en esas localidades. Estas usinas tienen costos muy distintos, que pueden ser mayores o menores que los de la red interconectada, pero no debería imponerseles un aumento de esos porcentuales sin analizar específicamente sus costos y los impuestos que distorsionan la suma final. Es menos injusto con las cooperativas que acumulan y distribuyen electricidad  del sistema interconectado, pero no deja de demandar un análisis particular.

Otra falsedad que se suma a la del supuesto congelamiento de 15 años, que es claro no fue real, es la que se oculta o al menos no se tiene en cuenta: el aumento permanente de los montos de subsidios con la inflación real. 

Si bien en luz solo se actualizó parcialmente y a sectores, el PURE modificó sustancialmente las bases tarifarías para medir los puntos de partida.  Tanto en gas como en luz cambiaron, pero los subsidios que dio el kirchnerismo por casi 8 años con montos considerables, esos montos se fueron actualizando. Es suficiente con mirar cada presupuesto. Los actualizaron con la inflación real, no la del Indec y ese es otro detalle a contemplar, que en cada presupuesto se hace evidente. Los subsidios generales que comenzaron en unos 3000 millones de pesos, el último año solo a energía llegaron a casi 140.000 millones de pesos, esto sin contar importaciones de gas y fuel oil para usinas por parte de ENARSA que durente el Kirchnerismo tuvieron picos de más de 10.000 millones de dólares y en solo 7 meses de Macrismo, Aranguren con la importación de casi 40 buques de gas, ya superó esa cifra. 

Estos miles de millones que se gastaron en subsidios e importaciones, eran y hoy siguen siendo dinero público, que también paga la gente con sus impuestos, no se trata de fondos privados que por sentido común, ya que las empresas son privadas, deberían invertir esas empresas y luego vender la energía.

Por eso hoy cuando el gobierno de Mauricio Macri solo se enfoca en subir tarifas, es una "obsesión para mi" dice el presidente, "bajar el consumo... reducir subsidios", debería ver, que la tarifa se actualizó poco y mal en luz , algo más en gas, pero los subsidios siempre crecieron con la inflación real. No hay detalle alguno de a qué se destinaron esos miles de millones en las empresas, y en qué los invirtieron (si es que los invirtieron o los fugaron).

Todos los beneficios de esta crisis energética que está cerca de cumplir 10 años, fueron para las grandes empresas privadas de energia, para la corrupción durante el Kirchnerismo, con incompatibilidades como la de Aranguren y Shell ahora en  este gobierno,  y todos los costos y perjuicios, ya sea en impuestos,  subsidios, importaciones o en tarifas, son para la gente.

Por eso cuando desde el oficialismo anticipan que aún con tarifazo, de la electricidad solo se cubre el 35 por ciento de su costo y del gas el 70 por ciento, lo primero que debió hacer un gobierno serio y transparente, fue justamente mostrar el detalle y por región, de cada uno de los costos. No solo es lo correcto, sino además constitucional realizar Audiencias Públicas aunque estas no sean vinculantes a la gestión, para exponer precisamente esa información. Descontando también, que un gobierno que prometió cambio, antes de hablar de suba en las tarifas, debió haber hecho una auditoria completa a cada una de las empresas privadas responsables de la energía, y exigirles para comunicar a la sociedad, conocer exactamente, ¿qué hicieron con semejante monto de subsidios durante los últimos 8 años?

El gobierno no es transparente ni con su actual gestión, ni  exponiendo con detalle, qué se hizo con el dinero público durante el kirchnerismo. Para no transparentar justamente, avanzó de este modo, que ya le costó varios retrocesos. 

Otros subsidios que son muy costosos para el Estado -- para la gente -- y no es claro por qué se pagan, son los que se dan a empresas petroleras. 

En el Kirchnerismo era entendible, primero porque en un momento fijó el precio del barril por debajo del valor internacional y con el subsidio luego se compensó.  Por otra parte viendo quienes lo cobraron -- Báez, Cristóbal López, Eskenazi y los Bulgheroni entre otros -- es posible que en parte el kirchnerismo también se estuviera pagando así mismo. Sin embargo lo más cuestionable comienza luego de la estatización -- a medias -- de YPF, el porcentaje de Eskenazi no menor, 25 por ciento de la compañía, nunca se explicó donde -- o a quien -- fue a parar, el Estado obtuvo el 51 por ciento y el resto son accionistas y fondos de inversión (algunos de ellos Buitre de bonos argentinos). En este caso ese subsidio de U$S 25 por barril en boca de pozo es dificil saber sin información oficial, a qué parte societaria aplicó, cómo aplicó y si en consecuencia los socios privados de YPF además de compartir utilidades, hacen en el mismo orden que el Estado inversiones. Durante el Kirchnerismo que el barril en el mundo no dejó de subir llegando a U$S 110 en 2014, fue razonable ese monto de subsidio para recuperar el tiempo que el valor estuvo congelado internamente y para que sobretodo YPF volviera a explorar y explotar, luego del vaciamiento que hizo Repsol. Ahora en 2015 con un barril que se fue a pique, llegando a fin de año a valores por abajo de U$S 30 con un día negro incluso de U$S 21, pagar U$S 25 dólares de subsidio era duplicar el precio con respecto al mundo. Es insólito que un país empobrecido y en crisis como Argentina, con subsidios sostenga a Petroleras, mientras que en Inglaterra por ejemplo el costo del barril de petróleo las empresas lo obtienen a U$S 56, en Rusia a U$S 48, en EU de U$S 38 a U$S 42, en China U$S 36 y en Medio Oriente su costo son nada más que U$S 10, todos estos valores y su diferencia a favor o en contra (y con perdidas), hasta los U$S 46 valor de mercado que tiene hoy el petróleo, las asumen las compañías

A partir de 2016  con esta recuperación del precio internacional. llegando en este momento a esos U$S 46,  de todos modos se paga U$S 25 de subsidio aproximadamente, lo cual sigue siendo reconocer un valor un 50 por ciento más en Argentina, que en el resto de los países. Lo insólito es que ni así llegan nuevas inversiones y tampoco las empresas radicadas invierten, habiendo durante estos 7 meses, una caída de más del 60 por ciento en la inversión local.

Abrir esta caja de pandora de los subsidios expondría seguramente al gobierno anterior, también al actual que los sostiene y hasta los aumenta, pero sobretodo podría a la luz todas las prácticas empresarias, quizá hasta ilegales, con dinero público.

Es evidente  que el gobierno de Macri no tiene intenciones de exponer esto. No lo hizo ni siquiera con el requerimiento de la Justicia cuando le exigió hacer público el Contrato con Chevron y apeló (ahora la Cámara también se lo exige). Esto le significó costo político y dudas, ya que hasta el New york Time publicó un informe especial en el que expuso buena parte de las cláusulas secretas. "Una singular alianza en la Patagonia" la tituló el diario norteamericano y realmente lo és. El Estado debió depositar, según este informe a través de  YPF  en sucesivas semanas 100 millones de dólares en un banco de los Estados Unidos en concepto de escrow (depósito o garantía) para que Chevron pueda, eventualmente, cobrar de esa cuenta las futuras utilidades del negocio. En caso de existir un desacuerdo o un conflicto entre Chevron y la petrolera nacional, la jurisdicción no sería los tribunales argentinos, sino la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), con sede en Francia. "Si la compañía invierte 1.200 millones de dólares puede retirarse 18 meses más tarde de las operaciones, sin penalización alguna, y continuará recibiendo los beneficios netos del 50 por ciento de la producción de los pozos iniciales a perpetuidad". Esta información, entre mucha más que detalla el NYT, fue desconocida y aún lo es, según Sapag el gobernador de Neuquén en ese momento, hasta por él y su Legislatura provincial. 

Si Laura Alonso, sin duda con el aval de Macri, se negó a dar esta información de modo público a la Corte, primero es evidente que el modelo de negocios y politica, con dinero público sin transparencia que tuvo el kirchnerismo, se sostiene en el macrismo, y segundo, que si no develaron estás cláusulas, menos aún van a transparentar las Empresas Off-Shore que se conformaron desde YPF y que son en realidad, las verdaderas socias de Chevron. Esa parte de la trama se hubiera descubierto, de seguir adelante las demandas judiciales en Nevada, Delaware donde los Fondos Buitre de Paul Singer, para presionar al Kirchnerismo, seguían los fondos sucios de Báez, ya que consideraban que también era de los Kirchner y este seguimiento los había llevado a direcciones compartidas de las Sociedades de Báez conformadas allí, con Investment I,II,III y IV las off shore de YPF. El pago que hizo Prat Gay a los Buitre tuvo como condición "cesar todas las demandas pendientes " incluso esta que perseguía a Báez y los Fondos K, que se tocan en algún punto con YPF.

Este ocultamiento de utilización de dinero público y de recursos no renovables, negado sistemáticamente por el kirchnerismo y ahora ocultado por el Macrismo, parece que no estuviera relacionado a las Tarifas de la Energía, pero en el caso puntual del petróleo, es una de las causas, de porque cualquiera que usa auto, aquí paga el doble o casi el triple la nafta que en la mayor parte del mundo. El otro motivo es sin duda que se insiste en pagar un barril un 50 por ciento más que en otros países, con el pretexto de los 15 mil trabajadores que emplean las petroleras. Siempre interponen a los trabajadores como analicé en la nota anterior  para en realidad beneficiar a empresarios (que a veces devuelven retornos)

Volviendo a la energía eléctrica, ahora se comenzó a desarrollar el sector de Renovables como son la Solar y Eólica.  En este sentido, tampoco se empezó bien. 

Es común escuchar al presidente reclamar "los argentinos debemos aceptar que tenemos que pagar de luz, como pagan los chilenos y los uruguayos" Macri dice esto con la seguridad de que en esos dos países nada cambió en el último año y siguen teniendo una electricidad costosa, pero no es así. En ambos países los programas comenzaron a debatirse con los anteriores gobiernos -- Piñera y Mujica -- y sus sucesores los siguieron desarrollando y hoy los implementan. En Chile si bien tiene su red dividida en dos grandes regiones y no está interconectada, en la central sigue siendo costosa la energía, pero en la región norte donde se implementa la generación solar, literalmente están regalando la luz, por falta de capacidad para almacenar. En chile no se descarta que los costos bajos, sin llegar a regalarla por supuesto, en pocos meses llegue a todo el país, bien interconectando toda la red y poniendo topes de renta a distribuidores locales o incluso llegando con la Solar a los domicilios que hoy no la reciben. En Uruguay si están conectados y la suma de Energía Solar y eólica a la red tradicional, le dio un excedente que incluso nos vende a nosotros y su valor de la electricidad en año y medio lleva una caída del 43 por ciento y según dice Casaravilla su ministro de la cartera, van por bajarla más aún. 



Como dije antes, en Argentina ya comenzó el desarrollo, sin debates, sin aportes de especialistas, sin discusión de todo el arco político y con un nombramiento que hace ruido.Un asesor de Kicillof y profesional del área Energía Renovable -- hay que decirlo -- que fue fundamental en el Proyecto de Energías Renovables del senador justicialista Marcelo Guinle en la redacción de la Ley 27.191 fue designado.  Aranguren luego de ofrecer esta Secretaria a Gentile, quien se negó y fue a la Subsecretaria de Cambio Climático, el elegido fue  Sebastián Kind.  a partir de su nombramiento, como el de casi todos los funcionarios de Macri, este también tenía una seria incompatibilidad por dedicarse en el sector privado a Energía Renovable. Toda su carrera profesional y empresaria la hizo en esta área, por eso sonó llamativo que el 9 de diciembre, un día antes de asumir, le vendió su parte de la empresa a su socio“Aires Renewables no es una compañía pública, no cotiza en bolsa. Tuve que encontrar un comprador, no fue sencillo cerrar todo el trámite en menos de cuatro meses”,dijo Kind al ser consultado por su incompatibilidad. Pero además sostienen quienes cuestionan el nombramiento y las decisiones sin debate, que ya en la función pública, Kind fue accionista de una consultora que tiene como clientes a los principales jugadores del negocio energético, como PAE, Sadesa (de la que Nicolás Caputo es accionista), Techint (de Paolo Rocca) y Pampa Energía (de Marcelo Mindlin). Es evidente que si en la Licitación que se espera, y que el gobierno quiere lograr inversiones por más de U$S 1200 millones,  participan estos jugadores, estarían siendo parte del negocio,  de una energía que debería venir a competir con la existente de red. 

Los mismos empresarios que ni siquiera se sabe qué hicieron con los subsidios durante 8 años, que suman casi un PBI completo, hasta aquí podrían adueñarse también de las energías alternativas.

Si Chile y Uruguay lograron bajar tan drásticamente los costos de generación eléctrica, al punto de que Chile en algunas regiones regala la luz, fue porque en las licitaciones de energías renovables, no permitieron participar a jugadores de electricidad de red convencional. O sea, generaron competencia.

Como se puede ver, si bien todavía es prematuro analizar resultados, pero es probable que no importan las innovaciones que se implementen, si los jugadores, los dueños de la pelota son los mismos, no va a haber beneficios para la gente. No falta energía, faltan ideas. Faltan ideas, reglas de juego claras, estabilidad financiera,  competencia entre privados, un Estado que si subsidia, subsidie a usuarios que no puedan pagar y no a empresarios. 

Quizá por todo esto junto que falta, es que además no llegan las inversiones. En Gas la única idea que tuvo Aranguren ante la premura de que en verano no hizo nada y con las bajas temperaturas faltó el gas, fue importar casi 40 buques a altísimo costo --entre U$S 4,60 y U$S 6,30 por millón de BTU-- y las empresas que ganaron estos embarques en las  licitaciones fueron Trafigura, Gazprom, GNA y Shell. Justo Shell. Hoy en el mundo hay diversas formas de generar gas, incluso el CEAMSE en Buenos Aires implementa una de ellas con un emprendimiento en el que produce gas con basura orgánica y abastece usinas eléctricas en el Complejo Ambiental Norte III. Pero a la vez está probado, que es más económico, evita transporte, contaminación de ese transporte y gastos, realizar el proceso en el mismo lugar que se produce la basura orgánica y que se necesita el gas. Esto claramente es colocar un digestor de basura orgánica en los domicilios individuales o colectivos. 

Hay diferentes tipos de dispositivos, incluso uno que surgió como una solución a Refugiados y Casas aisladas de servicios básicos y hoy se está adaptando a casas individuales, edificios de departamentos o instituciones. HomeBiogas es el nombre del productos, que da tres beneficios, uno: aprovecha la basura orgánica y se reduce a la mitad la recolección de basura ciudadana. Dos: produce gas, que con una carga normal cercana al kilo diario de basura orgánica, puede funcionar una hornalla 3 a 4 horas. Y tres: el residuo fermentado que regularmente va quedando, así como los líquidos de esa basura, son fertilizantes, que las empresas del sector pueden llegar a comprar.Tres beneficios en un dispositivo individual o colectivo en edificios, que en Europa se comercializa por algo más de U$S 900 instalado el individual. 

Quizá hoy ante la urgencia de la falta de gas, no sea una opción rápida, importarlo o producir aquí el dispositivo, pero si se hubiera comenzado en el verano, para cuando llegara el consumo de invierno, se habría logrado un importante paliativo para importar menos gas. 

Falta claridad, faltan ideas y falta transparencia, no energía.



Etiquetas:   Economía   ·   Energía   ·   Energía Alternativa   ·   Gobierno   ·   Mauricio Macri   ·   Kirchnerismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18306 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora