Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Pandemia   ·   Estados Unidos   ·   Poesía   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Escritores   ·   Paz Social   ·   Lectura



Saber invertir


Inicio > Economía
08/07/2016

1367 Visitas



Hace algunos años le pregunté al ex presidente de Bolivia, Carlos Mesa Gisbert, por qué Bolivia invertía 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en la educación pero no lograba los mismos resultados que Finlandia, un país que también destinada el mencionado 6  por ciento. Mientras los finlandeses habían logrado resultados extraordinarios sobre la base de la educación -como minimizar la pobreza- en Bolivia estaban lejos de ver avances similares. El ex presidente me dijo que la mayor parte de los recursos que se destinaban a la educación se perdían en malas inversiones, en el pago de nóminas y cuestiones que no necesariamente redituaban en beneficio de la calidad educativa.


Se trata de una situación muy conocida en América Latina: la politización de los presupuestos, con cuotas de poder, corrupción y un uso ineficiente de los recursos. Por ello no debe sorprendernos que un país como México destine 5.2 por ciento del PIB a la educación pero no logre una educación de calidad pese a que invierte más que la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En una sociedad marcada por la desigualdad, no debería extrañarnos que el destino de los recursos educativos se pierda en jugosos beneficios para unos pocos mientras miles de maestros protestan porque no tienen las condiciones necesarias para dedicarse a enseñar.

Los latinoamericanos tenemos problemas para hacer buenos presupuestos. Más que planificar el uso de recursos con miras a obtener beneficios para la gente, se pelea por cuotas y cupos con criterios políticos, partidarios, nepotistas o directamente mafiosos. En lugar de planear el futuro se apunta a desplumar el presente, en beneficio propio, con la consigna de que todo aquel que no aproveche su oportunidad pasará de ser un político pobre a un pobre político. Por eso planeamos poco e invertimos mal, porque el objetivo no es la construcción de una economía fuerte para todos sino el acopio de riqueza personal.

Mientras países como Singapur, Corea del Sur, Noruega, Suecia o Dinamarca lograron elevar la calidad de vida de su gente a los niveles más altos, en América Latina hay 170 millones de personas que viven en la pobreza. Y lo curioso es que los latinoamericanos destinan más recursos a la educación pero no con la misma eficiencia. Los malos manejos y la corrupción se roban los resultados de cualquier plan. Estamos tan mal que si quisiéramos invertir en la innovación tecnológica, seguramente crearíamos una oficina, una comisión, un consejo consultivo, una auditoría, una contraloría, una supervisión...y habría recursos para todos...menos para la innovación.

Vivimos en países ricos pero no sabemos aprovechar la riqueza porque en lugar de invertir gastamos mal. Deberíamos aprender a planificar primero e invertir después, sobre la base de construir logros para todos. Es hora de cuidar los presupuestos y de buscar eficiencia en la inversión de cada peso, que buen trabajo nos cuesta.



Etiquetas:   Economía   ·   Educación   ·   Pobreza   ·   Investigación y Desarrollo   ·   Estrategia de inversión   ·   Riqueza

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20146 publicaciones
5042 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora