Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Dioses    ·   Libre Pensamiento   ·   Internet   ·   Hijos   ·   Ecuador



Credo


Inicio > Ciudadanía
07/07/2016


1035 Visitas



CREDO. Una cosa que he dicho siempre, mantengo y mantendré: soy de izquierdas -comparto muchos análisis y valores de esa opción- pero jamás discriminaré a nadie por su ideología mientras ésta no sea -y/o la persona que la detente- genocida.




Tampoco consentiré, en la misma medida, discriminación por parte de nadie. No soy dogmático. Creo en la democracia. No creo que haya que intentar gustarle a todo el mundo. Creo profunda y sinceramente en los mecanismos y valores de la democracia, y en que estos estén fiscalizados por la ciudadanía que es quien los sostiene, también y muy principalmente, económicamente: Libertad. Igualdad y Fraternidad. Estado social democrático y de derecho. Separación de poderes. Imperio de la ley. No creo en la arbitrariedad. Creo que el mal existe y que la guerra es el negocio más antiguo del mundo. Creo en Dios. Amo la música. Amo las cosas bellas. No creo en la violencia. La rechazo por resultar siempre idéntica a sí misma. Por arruinar también a quien la ejerce y no solo -¡además y principalmente! -a quienes la padecen y a los inocentes. No creo en la abolición de la propiedad privada pero sí en una contribución justa al bien común. Todos igual, en un misma proporción. Tengo defectos y contradicciones. Soy animal y mortal con ansias de transcender. Y esto último también lo eres tú. Al cerebro humano le agradan los patrones* y la obligación de pensadores y artistas es proporcionárselos. No creo en el ego, esa vocecilla desagradable e infantiloide y desastrosa. (Los animales no necesitan hacer yoga para disfrutar del aquí y ahora) Creo en el deporte y en la alimentación. Creo en la ciencia y en el espíritu crítico que la guía y que es aplicable a todo y que es la base de la Educación. No creo en fronteras ni en banderas. Sí creo en el amor natural de cada uno por su geografía, pero no en sacar rédito político de ello. Tenemos un único planeta en común. Creo en la espiritualidad y no (tanto) en la religión. O en ninguna por encima de otras. Creo en la creación de valor añadido (que es hacer algo un poco mejor de lo que ya existe) y no en la especulación. Creo en la sostenibilidad y por tanto en las políticas del 'cómo' antes que en las del 'más' y que en las del 'no'. Hasta que no se regule de manera humanitaria y ética la ecuación recursos/población/sostenibilidad, la ciencia debe alimentar a todos. Legítimamente cada uno puede y debe defender sus intereses y su hacienda. Sin renunciar a la utopía que le sirva de guía y sabiendo que acumular es un instinto animal y no una hoja de ruta y que el hecho de acumular en sí jamás le hará feliz.

Creo en el amor que es sacarte a ti mismo del centro de tu interés. De manera automática todo a tu alrededor cambia. Creo en aprender siempre y creo en mantenerte en contacto con tus emociones y expresarlas de la manera más adecuada que puedas y creo en la libertad y no en la envidia. Busca en ti mismo y no en los demás. Todos tenemos problemas. Tú eres igual que los demás en tu esencia, si te paras a pensar.

*Al cerebro humano le gusta reconocer pautas -esto forma parte de la generación de significado- y la obligación de pensadores y artistas es proporcionárselo (Si es que así ha de entenderse mejor ese párrafo, aunque bueno. Ya se entendía)



P.S: Un libro que contenga una sola página, una sola imagen, una sola idea NUEVAS y/o que le sirvan a alguien, ya vale la pena, en mi opinión. Que nadie busque aquí bibliografías ni academicismos. Soy publicitario de formación -y he ejercido mucho de ello, y de lo que haya hecho falta, también- Pero básicamente, soy músico. Mi ánimo ha sido y es humildemente generar ideas... como en la técnica del 'brainstorming'. Pero tengo que -legítimamente- ganarme la vida. Y a ganármela en lo mío, Dios mediante, me voy a dedicar a partir de ahora. Quien crea que pueda necesitarme, que silbe, y yo acudiré si es que creo que -modestamente- tengo algo que aportar.

Etiquetas:   Comunicación   ·   Filosofía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21239 publicaciones
5198 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora