La culpa, Cervantes

En cierta ocasión un político alemán dijo que la nación más fuerte del mundo es duda España; pues siempre ha intentado autodestruise y nunca lo ha conseguido.Y el día que deje de intentarlo- añadió;- volverá a ser la vanguardia del mundo.

 

.Y el día que deje de intentarlo- añadió;- volverá a ser la vanguardia del mundo.
Este hombre conocido como El Canciller de Hierro, murió hace más de 115 años, y sus palabras demuestran que ya por aquel entonces, aún Filipinas y Cuba eran españolas, nuestro país era conocida por sus múltiples problemas internos, provocados en la mayor parte de las ocasiones, por aquellos en el poder, y que al igual que los niños toman ejemplo de sus adultos y de esta manera en cada casa se juega al parchís de una manera diferente, los españoles elegimos como referencia a nuestros antepasados, y no nos engañemos, pues el español más representativo de nuestra historia, Don Miguel de Cervantes, pasó largos períodos en la cárcel, no solo por moroso, también por corrupto en su trabajo como recaudador de impuestos.

Por lo tanto, y acogiéndonos a nuestro más que probable parentesco con Poncio Pilatos, los españoles podemos lavarnos las manos, defendiéndonos así de toda culpa, argumentando que nuestra mala fama viene dada por los hombres ilustres de nuestra historia además de los ladrones políticos, a quienes hemos ido a votar el pasado 26 de junio, tras haber tomado el café en el bar de al lado y haber cogido un sobre de azúcar cuando el camarero no miraba porque, sobre más sobre menos, nadie notará la diferencia y total, más se perdió en Cuba.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales