Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Crisis Económica   ·   Coronavirus   ·   Crisis Social   ·   Música   ·   Internet



Nanotecnología y sus efectos jurídicos entre otros


Inicio > Derecho
08/08/2011

3421 Visitas



Hoy en día  los términos de Nanociencia y Nanotecnología están relacionados con la creación de materiales, dispositivos y sistemas por medio de un control de sus componentes a escala nanométrica,  esto con el objeto de explotar las nuevas propiedades y los fenómenos que surgen a dicha escala.


 

Es importante destacar que la producción y el desarrollo de estos artefactos es en una dimensión de menos de 100 nanómetros , lo que permite obtener una precisión en su composición y propiedades que están lejos de ser observadas a simple vista, ya que es imposible imaginarse trabajar a una millonésima parte de un milímetro, siendo así, dicho método tendrá un efecto revolucionario en la fabricación de objetos átomo por átomo, por lo que sus efectos científicos ,éticos, religiosos y jurídicos resultan inmedibles.

Nanotecnología y sus efectos científicos.

 

Los orígenes de la Nanotecnología se remontan al 29 de Diciembre de 1959 cuando el físico estadounidense Richard Feynman dio una coferencia ante la American Phisical Society titulada “Hay mucho  sitio en el fondo”, en la cual se trató sobre los beneficios que podría reportar para la sociedad el que fuéramos capaces de manipular la sustancia  y fabricar artefactos con una precisión de unos pocos átomos. Sin embargo el año 1974 el especialista japonés Nomo Taniguchi acuñó el término Nanotecnología a la fabricación de productos mediante métodos mecanizados, los que hacia el año 2000 tendrían  una precisión de un milímetro, mientras que el mecanizado de precisión sería de 10 nanómetros y el ultrapreciso de hasta un nanómetro, por lo que el impacto en la ciencia y la tecnología de las nanoestructuras ha venido creciendo cada día más puesto que sus aplicaciones han ido aumentando en la microelectrónica, la informática, las comunicaciones, la salud humana y animal, el medio ambiente y la logística militar, generando codificaciones trascendentales en los comportamientos económicos y sociales a escala mundial.

 

Nanotecnología y sus efectos éticos.

 

Ejerciendo el derecho a pensar y al bien pensar que tenía Einstein y la mala idea de Robert Oppenheimer en crear una bomba atómica y que a posterior el mismo Oppenheimer fue nombrado jefe consultor de la comisión de energía atómica apoyando el control internacional de armas atómicas oponiéndose a la carrera armamentista nuclear entre los E.E.U.U. y la  Unión Soviética habiendo causado los históricos desastres de Nagasaki e Hiroshima, ¿tendremos esta vez que pagar algún precio?. En la actualidad esta misma pregunta que os formulo ronda en los principales foros de debate  y coloquios que se han multiplicado en las principales naciones  en donde la Nanotecnología ha iniciado su marcha, en los que se analizan sus consecuencias y como estas superan las fronteras del conocimiento más allá de lo que somos capaces de controlar y de preveer, pero aún estamos a una gran distancia de las respuestas ya que ¿estaremos realmente con un riesgo ético o moral que pueda interferir el desarrollo de la Nanociencia?, ¿Hay fronteras que separen lo que somos capaces de asumir de lo que razonablemente es permisible?¿Será estéril este debate?.

Eticamente debemos ser capaces de entender  que la ciencia y la tecnología de la mano de nuestra imaginación y capacidad tienen la posibilidad de crear lo inimaginable, pero también son inesperadas las consecuencias.

 

Nanotecnología y sus efectos religiosos.

 

Bien sabemos todos  que la meditación y el misticismo en la mayoría de la religiones  se deben a la contemplación de bellísimas creaciones artísticas que son capaces de generar un ambiente celestial de luz y color  con el fin de provocar en el subconsciente la imagen de la Jerusalén celeste mencionada en las escrituras sagradas y aunque no lo creamos existe un estudio científico reciente de la Universidad Tecnológica de Quinsland Australia el cual demostró  que en las vidrieras medievales se ocultaba una sorprendente característica técnica  en la cual se descubrió que existían fotocatalizadores dotados de nanoestructuras capaces de purificar el aire existente en el interior de los edificios religiosos, ello gracias a la manipulación alquímica de partículas de oro que pueden actuar cuando las atraviesa la luz del sol como compuestos orgánicos volátiles que producen un campo electromagnético que dan lugar a una resonancia que es capaz de separar las partículas contaminantes disolviendo estas y eliminando sus efectos negativos, obteniendo a la vez colores más brillantes y espectaculares en los vitrales. Lo anterior sólo como ilustración que al parecer nos hace pensar que la nanociencia  ya era desarrollada por los artesanos medievales obreros de la construcción de los grandes templos elevados al altísimo, ello con el objeto que al mismo nivel nanométrico hacía pensar desde abajo hacia arriba sobre la creación.

El problema de las religiones apunta al conocimiento, ya que el hecho de que el hombre quiera disponer las partes de aquello que no podemos ver en posiciones por el elegidas, podría traspasar los márgenes de la divinidad, no obstante, considerar que  todo esto sería posible  gracias  a las capacidades dispuestas en nosotros por el ser superior.

 

Nanotecnología y sus efectos jurídicos.

 

Aun cuando el desarrollo de la nanociencia y nanotecnología en el mundo pueda traer en economía o en salud entre otras áreas, pueda aportar beneficios; se hace imprescindible la regulación desde el punto de vista jurídico, ya que las posturas son tan diversas como los beneficios. En Europa por ejemplo a nivel de consumidores por medio de la organización de consumidores y usuarios de la Unión Europea se ha denunciado la falta de información sobre la seguridad en el uso de nanomateriales proponiendo establecer una legislación que regule su uso, puesto que a nivel de comunidad europea sólo existe un código de conducta que intenta inculcar cierta ética en el desarrollo de la investigación.

En nuestro país no se ha legislado al respecto, solamente existe algo en lo que se  refiere  al tema medioambiental que dice relación con los alimentos transgénicos, por lo cual se hace necesario el análisis de estudios publicados que profundicen en el análisis de los efectos que podría tener la aplicación de la nanotecnología  en los diferentes productos que consumimos y usamos a diario.

 

RESUMEN

En resumen, no es sorprendente que la Nanotecnología pueda ser considerada como la Tecnología Fundamental del Siglo XXI que provocará sin duda, sí no ha provocado ya, una Nueva Revolución en los campos del pensamiento, de la economía y de la sociedad a tal punto que se requerirá de todo el esfuerzo de científicos, tecnólogos, políticos, economistas, y profesores para conducir de forma armónica y consecuente los logros de una nueva tecnología que nos podrá brindar una mejor calidad de vida si se sabe utilizar adecuadamente, su efecto científico no puede ignorarse cuando se piensa en su uso y las aplicaciones tanto positiva como negativamente, la ciencia está en la conquista de esta nueva forma de enlazar la capacidad de imaginación de trabajar la millonésima parte de un milímetro, su efecto ético por su parte se confunde con el efecto que podría tener esto en el pensamiento de aquel que está por descubrir el horizonte que hará una súper potencia a la nación o naciones que ocuparán esta ciencia para su desarrollo económico, lo  religioso y la ignorancia están presente en cada paso que da la ciencia por lo que hablar de efecto a nivel de religión se hace incompatible muy especialmente cuando esta ciencia podría abrir nuevas vetas a nivel social. La interrogante se manifiesta cuando nos acercamos a la voluntad real del hombre acerca de si en realidad estamos jugando o no a ser Dios por nuestra capacidad cada vez mayor de manipular la naturaleza a nuestro antojo y de crear instrumentos que del mismo modo nos faciliten la vida, tal vez sea demasiado apresurado  plantearnos estos cuestionamientos pero la velocidad que mantenemos en muchas y muy diversas áreas del conocimiento nos obliga como ciudadanos a conservar una constante reflexión en torno a ellas.

 



Etiquetas:   Nanotecnología   ·   Justicia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20665 publicaciones
5136 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora