Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis



Aprendiendo a manejar en Caracas - Parte VII: Yo robot


Inicio > Ciudadanía
06/08/2011

1197 Visitas




































@Joaquin_Pereira














Este viernes tuve mi última práctica con mi instructor de manejo. Fue tan placentera que hasta conduje disfrutando en el Ipod del disco de The Warblers para Glee. Agarrar las curvas escuchando Teenage Dream es lo máximo.

Y hablando de adolescentes les cuento que en mi clase anterior me tocó luego acompañar a un chamo de 5to año de bachillerato en su segunda práctica de manejo –aprovechar la cola ganó el terror a montarme con un inexperto púber.

Aunque controlaba bien el croche con el volante era una bestia, se cambiaba de canal cada rato y agarraba las curvas muy abiertas. Ahora compadezco a esos valientes instructores que arriesgan sus vidas y ganan canas extras con cada clase.

Les cuento de este chamo porque quiero reflexionar en este post en la última lección que me dio mi instructor: “por un tiempo debes actuar como un robot hasta que todo te salga automático”. Yo robot: esa fue el aterrador consejo.

Pensando en el pobre chamo de camisa beige me da tristeza de todos las cosas que le tocará vivir sólo porque se supone debe hacer: manejar, graduarse de abogado – otro más-, trabajar de 8 am a 4 pm – más 2 horas de cola para ir y 2 para retornar de la oficina-, y por supuesto llenarse de cosas que compre gracias a los milagrosos infomerciales.

Qué pasaría si ese chamo llega esa tarde a su casa y le dice a su padre que no quiere conducir, que prefiere ejercer de peatón aunque puede soportar usar bicicleta. Que no desea ir a la facultad de derecho sino ser fotógrafo, poeta, escritor, chef, actor o bombero.

Qué pasaría si ese chamo despertara un día diciéndole a todo el mundo !No quiero ser un robot¡: No quiero hacer colas mayores de 10 personas, no quiero calarme un jefe mediocre, no quiero convertir un amor en cárcel,… No quiero manejar.

Qué pasaría.



Etiquetas:   Comunicación   ·   Periodismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18740 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora