Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Pobreza   ·   Reseña   ·   Libros   ·   México   ·   Quintana Roo   ·   MORENA   ·   PRI



Cruzar el puente


Inicio > Política Nacional
05/05/2016


853 Visitas



El gobierno de Mauricio Macri intenta mitigar los resultados de la corrección a la crisis proponiendo mirar hacía adelante "cruzar el puente" dice el presidente "de la Argentina que somos a la que podemos ser".




Tarde, poco y en algunos casos mal, Macri y su equipo expusieron lo que recibieron del Kirchnerismo. Pero hoy que las soluciones aplicadas no dan el efecto esperado -en el corto plazo- recurren cada vez más a culpar la "herencia recibida"

Las expectativas que generó el macrismo en sus votantes que lo llevaron al poder, fueron muy altas en lo institucional "salvar la república". Y fueron casi implícitas en lo económico, donde se esperaba que el solo hecho de que Macri fuera el presidente, ya garantizaba cierto apoyo corporativo, conexión con el mercado y reinserción en el mundo. En los dos aspectos hubo grandes cambios. 

Una parte de lo institucional, sobre todo lo pasado y lo que la Justicia debía movilizar -pese a Macri-  se activó de un modo exponencial. Se le escapó de las manos a la política. Los jueces, quizá para imponerse como poder o por supervivencia, en función de las presiones que les llegan de lo más alto de la justicia -de ambos gobiernos, el actual y el pasado- se convirtieron en impredecibles y cada causa nadie sabe dónde puede terminar. Hoy Báez es una bomba de tiempo, que puede arrepentirse, indicar al poder superior involucrado en sus maniobras -Cristina, Devido o Máximo- pero también puede ser horizontal e involucrar a socios que tuvo en la Obra Pública, que fueron parte del mismo modelo corrupto de adjudicaciones, adelantos y retornos,  como: IECSA de Calcaterra, ESUCO de Wagner y Electroingeniería de Ferreyra,  a estos dos ya los  mencionó Fariña y hábilmente, sabiendo quien es el dueño del poder hoy, no hizo lo mismo con Calcaterra que también participó (al pasar en la entrevista con Pagni, enumeró a IECSA, cuando habló de las represas)

En la prensa que tiene fuentes en Tribunales se habla de "Línea de Corte". Sería bueno que la gente vea, que si hay alguna línea de corte (lease impunidad) el único que la puede proponer, a través de operadores (Angelici ahora tiene cargo en el Colegio de Abogados de Buenos Aires, puede hablar con jueces) o en línea directa con la Corte, es el actual Gobierno. Si todo termina en Báez y unos pocos implicados y con condenas, no tan severas como espera la sociedad, es porque el gobierno quiso evitar, más daño colateral a propios, que a kirchneristas.

No se puede asegurar que haya jueces K y anti K, si es posible que los Federales sean pro poder, pero si alguno guarda alguna contemplación a los K, va a usar la posibilidad de involucrar a los M, para salvar a los K. Dilema.

Los Kirchneristas cuestionan a Macri y su entorno, entre ellos a Quintana, que es por demás repudiable desde lo ético, pero también da lugar a analizar lo legal en su acción con el dólar futuro, estando de los dos lados del mostrador. Quintana además ya tuvo mucha influencia en el gobierno de la Ciudad cuando Macri gobernaba, aún sin ser parte del equipo. Hubo al menos dos leyes aprobadas en la Legislatura a pleno, que el Jefe de Gobierno vetó y es imposible no relacionarlas con Quintana dueño de Farmacity. Una: la Ley de Medicamentos y otra: El Laboratorio Estatal de la Ciudad en Lugano, para producir genéricos a bajo costo.  Pero a la vez son por lo menos ingenuos los K (o poco informados) al cuestionar también a Caputo y a Calcaterra. Ambos proveedores de Obra Pública, que están en la lista de los más beneficiados por el kirchnerismo en licitaciones, de hecho Calcaterra estaba tercero en la lista que Cristina citó y a Caputo le dejó preadjudicada la última licitación que ella firmó y la primera que Macri debió adjudicar por casi 1000 millones de pesos.

Demasiados puntos de conexión entre Kirchnerismo y Macrismo, para la institucionalidad que la gente espera.

Este escenario político, institucional y judicial por un lado distrae de lo económico que es complejo y por otro condiciona lo económico y financiero.

Que en esta crisis en gran parte heredada, pero a la vez  en lo interno agravada por el actual gobierno, lo político tenga tanta incidencia lo empeora todo.

Es un desafío para el periodismo, seamos especialista o no en economía, poder entender, las acciones y el escenario, cuando a veces parece que están disociados. 

Tanto Prat Gay por su lado. como Sturzenegger por el suyo, hacen bien su gestión.  No es opinión, es el diagnóstico de la mayoría de los especialistas en economía. El problema es que buena parte de lo que hace Sturzenegger para sostener el valor de la moneda, que los capitales no se vayan al dólar y sacar pesos del mercado para que no se motorice la inflación, termina demorando las resoluciones productivas y económicas, que quiere implementar Prat Gay.

Los manuales ortodoxos sobre todo,  dicen que para bajar la inflación, controlar la cantidad de dinero circulante,  el instrumento a implementar idóneo es la tasa de interés. A la vez cuando analizamos el escenario heredado, la inflación de arrastre más la producida por la corrección cambiaria y su proyección, el número ronda el 35 por ciento. Para que la tasa en Lebacs que propone BCRA sea tentadora para que los pesos vayan a letras y no al dólar (que no sobra nada) debe contemplar la inflación de esa moneda en su origen EE.UU 2,5 por ciento, le restamos esa inflación a la nuestra y podemos tener una devaluación probable de 32,5 por ciento, entonces las letras del central, deben estar por arriba de ese nivel. Sturzenegger no se equivoca. La pregunta entonces sería ¿no se equivoca, pero le sirven estos números a Prat Gay para reactivar la economía real? Claramente no.

Prat Gay necesita terminar con la expectativa alcista del dólar, una tasa razonable (pedir baja es imposible) de crédito y descubierto (sobre todo para pymes que dan el empleo) y con esas dos variables, ya podría estimular cierta inversión. Pero ese mínimo escenario favorable a la inversión, para con esa inversión aumentar el empleo y la oferta y con mayor oferta, para un consumo que en el último mes cayó (4 por ciento en alimentos) empezar a bajar la inflación, con el esquema financiero correcto (para lo financiero y monetario) del BCRA es muy dificil.

Las soluciones a ambos sectores son antagónicas en cuanto a que el equilibrio de una, desequilibra la otra.

Macri y su equipo aceptan esta realidad (es un gran cambio con respecto al Kirchnerismo) pero ese puente que a la vez proponen cruzar, primero es posible que lleve más tiempo del que dicen (segundo semestre) y segundo no va a cambiar o al menos no depende directamente de que ingresen divisas (la lluvia de dólares que no llegó) Si ingresan gran cantidad de divisas,  es real que podrían hacer flotar al dólar en un nivel más competitivo y a la vez bajar la tasa de interés, no habiendo riesgo de corridas a las cuales no poder responder, pero a la vez revalorizaría al peso por equilibrios monetarios. Que el peso se revalorice o que el dólar quede en ese nivel actual,  le restaría aún más competitividad a las manufacturas industriales y economías regionales que están muy mal para vender al exterior, entre la crisis de Brasil y el retraso cambiario.

Los Sindicatos reclaman por pérdidas de puestos de trabajo. No se puede negar, su reclamo es válido. Sin embargo, más allá de números exactos, esta crisis con recambio en el gobierno, no tiene más despidos que la crisis anterior del kirchnerismo en 2014

Consultoras privadas hablaron en ese año de 480 mil despidos, la CTA oficialista en ese momento reconoció 120 mil despidos y los Sindicatos adversos dieron cifras que fueron de 180 mil a 250 mil entre registrados y no registrados despedidos. Sin duda que esos despidos se suman por proximidad a los actuales, ya que en 2015 el sector privado entraba en su tercer año de caída y destrucción de empleo y solo el Estado sumó personal con contratados. Es posible que la suma agrave la actual crisis, pero los mismos sectores opositores que hoy reclaman una Ley Anti Despido, con su mayoría automática en 2009 antes y en  2014 la rechazaron como oficialismo.

Es verdad que cambiar aún por ley,  reglas de juego, no ayuda a la confianza inversora. pero a la vez también es real, que la vez anterior que se aplicó una ley así, entre el año 2002 y 2008, fue el período de mayor crecimiento del empleo registrado en años (ver gráfico en la ilustración).

Se extremó la puja desde ambas partes, el gobierno no se anticipó, no adelantó una medida que pudiera evitar despidos al menos masivos y en corporaciones y dejó llegar a la instancia de reclamar un ley. Y el Sindicalismo, increíblemente juntos las cinco centrales, tomaron una posición intransigente, primero que antes durante el Kirchnerismo no tuvieron y luego, que fuera de lo dramático para un trabajador de ser despedido en una situación de ajuste y tarifazos, parece exagerado y fundamentalista en función de la cantidad actual de despidos (120 mil dicen los más pesimistas)

¿Tendrá que ver que se trata de un gobierno no peronista? Puede ser, pero a la crisis no le suman soluciones esas actitudes.

Tampoco suma el gobierno dejando de cobrar cerca de 6000 millones de dólares de retención minera. Menos aún continuando con el pago del subsidio a petroleras que hoy con el valor internacional del barril, duplica su precio con respecto al mundo. Este subsidio alcanza los 11.000 millones de dólares al año. Si solo sumamos estos dos valores, uno que se dejó de cobrar y otro que se paga, y la nafta igualmente subió un 30 por ciento (la sociedad paga las dos cosas: subsidio y aumento) son unos 17.000 millones de dólares, eso significa más de la mitad del déficit primario que tiene el Estado.

El Déficit Fiscal es el principal responsable de la emisión e incluso de endeudamiento, como hizo esta semana el gobierno de Macri tomando igual que el Kirchnerismo 500 millones de dólares del Anses (otra vez de los jubilados) Déficit que se cubre con emisión y endeudamiento que también se va a cubrir con emisión de pesos, dificil que le devuelvan al Anses dólares, termina estimulando la inflación.

La tímida devaluación aunque el kirchnerismo le llame "megadevaluación" que hizo el macrismo al levantar el cepo, dejando el dólar flotar apenas arriba del dólar ahorro de CFK y abajo del blue de ese momento lo condicionó todo.

Lo analicé en detalle en febrero en la nota "El Mercado ya lo adivinó"

Sin duda la causa de ese calculo corto, que no le dio colchón al gobierno y lo dejó como punto, frente a la banca del mercado, fue el Dólar Futuro.

De haber devaluado de shock el real retraso cambiario a diciembre, seguramente le hubiera dado gran competitividad a la economía productiva (real), hubiera logrado que muchos pasen de sus posiciones en dólar a pesos o inversión, se habría llenado el Central de reservas, pero a la vez, los contratos de dólar futuro hubieran sido impagables o incluso hubieran obligado a una emisión sin precedentes.

Para cerrar esta nota, que de politica, corrupción e instituciones, pasamos al escenario económico (así se refleja en los hechos) es evidente que la puja politica, el avance judicial y la credibilidad institucional en el gobierno, está determinando las acciones económicas.

Es suficiente con mirar el tema dólar futuro, su pago condicionó cualquier corrección cambiaria

Macri sin embargo no lo judicializó, y lo pagó. Si era un desfalco de CFK, Kicillof y Vanoli (que lo era porque se vendía a futuro más barato que el dólar ahorro de ese momento) Macri y Sturzenegger pagando lo perpetraron. 

Es penoso para quienes confían en su gobierno e indignante para quienes no, porque la resolución no fue transparente. Además de Quintana que compró y luego fue parte de un modo totalmente irregular de la negociación del pago (amerita una investigación por corrupción), varios más del entorno más cercano de Macri también compraron. Esto no iguala al Macrismo, con la exponencial y casi pornográfica corrupción del kirchnerismo, pero la gente que votó este gobierno, lo hizo con la convicción y exigencia de una gestión totalmente opuesta.

Cuando compartí el gráfico con el que ilustro esta nota, la respuesta de militantes, simpatizantes y votantes PRO fue, que "entre 2002 y 2008 no fue por la ley antidespido que se creó tal cantidad de empleo, sino porque se devaluó un 300 por ciento" y es verdad. Pero mi mensaje compartiendo este dato gráfico, fue en realidad para demostrar que no impidió la creación de empleo. Si en un modelo hay variables equilibradas, hay competitividad (tasa baja y dólar alto) y hay mínima confianza institucional (Duhalde fue de transición y a Kirchner apenas se lo conocía), hay inversión y creación de empleo. 

Bueno,  esa devaluación realista del atraso que hizo el gobierno de Duhalde, más allá de lo riesgosa y caótica que pudo haber sido, de haberse replicado en esta salida del cepo, obvio con los valores de las distintas variables de este momento (un dólar de 18 o 20 pesos en diciembre aproximadamente, el calculo del retraso se lo dejo a economistas), habría creado un escenario de rápida reactivación y recuperación de reservas.

Hoy sería otra la historia. Pero no pasó.

La inflación de alimentos sobre todo, que los formadores de precios acomodaron sus valores por arriba de la devaluación, logró pasar la correción y ahora es posible que a finales de año (por los valores de tasas que hay) el dólar llegue a los valores (18, 20 o más) en los que debió haber arrancado y estabilizarse en ese nivel. 

A Macri se le junta por conveniencia,  aún en el espanto, el kirchnerismo con los demás peronismos y el sindicalismo. Macri no se les adelanta, no propone antes de que le exijan y en lo político institucional, deja pasar situaciones parecidas a las del gobierno anterior, las explica mal y poco.

Si en lo económico  no mejora, el avance con la corrupción pasada puede compensar en parte, la paciencia y el esfuerzo que está haciendo la sociedad.

Pero si siguen apareciendo relaciones de esa corrupción pasada con su entorno, no se explica con claridad, se omite como hasta ahora y no se actúa en consecuencia, lo económico, va a hacer cada vez más cuesta arriba, cruzar el puente.

 











Etiquetas:   Economía   ·   Política   ·   Tasa de Interés   ·   Dólar   ·   Mauricio Macri   ·   Kirchnerismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18006 publicaciones
4589 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora