Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Bitcoin   ·   Criptomonedas   ·   Escritores   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Quintana Roo   ·   Política



Desafíos al Transporte


Inicio > Política Nacional
31/03/2016

1059 Visitas



Para nadie es desconocido que muchos países y ciudades en general, sufren hoy en día las consecuencias de un tráfico de vehículos terrestres que en muchos aspectos se hace cada vez más  insufrible, no solo al interior de  las grandes y medianas urbes sino en las vías de acceso o carreteras que las intercomunican.




Si bien ello es resultado del crecimiento económico, no necesariamente  del desarrollo que debería estar asociado a éste como una forma sana de que la mejora económica produzca un bienestar perceptible y tangible a toda la sociedad en su conjunto. Las razones son diversas, pero lo que si se torna evidente es que el crecimiento sin desarrollo encontrara su propio límite  e incluso una reducción posterior, y sin dudas el transporte, la conectividad, la infraestructura productiva, es un factor fundamental donde el crecimiento y desarrollo deben estar íntimamente vinculados.

En el Perú como ejemplo, tenemos un serio déficit en infraestructura vial que funciona como un “freno” o cuello de botella a nuestro crecimiento y desarrollo, por lo cual es necesario buscar alternativas al tradicional y principal  transporte terrestre por carreteras.

Existen alternativas ?

Por supuesto y muchas, pero todas ellas pasan por elaborar un plan estructurado que contemple todas las modalidades de transporte, donde se privilegie aquel que sea menos contaminante, menos costoso en horas pérdidas, más eficiente y sustentable en el tiempo, en pocas palabras más “amigable” con nosotros,  los sufridos usuarios, lo cual sin lugar a dudas exige de parte de todos los involucrados (estado, gremios, asociaciones, etc.) poner en perspectiva y priorizar el “bien común” y no solo intereses gremiales o particulares.

En ese sentido me voy a referir como una de las alternativas,  al uso intenso que debiera darse al mar, especialmente para aquellos países afortunados que tienen costas extensas y condiciones oceanográficas para desarrollar un sistema de transporte eficiente en todo aspecto.

La denominada “Pista o Carretera Azul”, o sea el Transporte Marítimo de Cabotaje o el Transporte Marítimo de Corta Distancia (TMCD) en un sentido más amplio, constituye una alternativa casi inmediata de uso, especialmente para el transporte de carga pesada o de mercancías, sin ser excluyente a otros tipos de transporte menores.

Veamos el ejemplo europeo:

Con respecto al Transporte Marítimo de Corta Distancia, la Unión Europea lo define como el movimiento de mercancías y pasajeros por mar entre puertos situados en el territorio de la Unión Europea o entre esos puertos y puertos situados en países no europeos con una línea de costa en los mares ribereños que rodean Europa.

El concepto incluye transporte marítimo nacional e internacional, es decir incluye el cabotaje interior de cada país y  el transporte internacional entre países que comparten línea de costa, así como entre puertos continentales e islas cercanas. En todo caso, con esta definición, el Transporte Marítimo de Corta Distancia engloba prácticamente todo el tráfico marítimo de origen o destino no transoceánico de los puertos europeos.

 En la práctica, este tipo de trasporte  encuentra su sentido como política activa, en su contribución a la formación de cadenas marítimo-terrestres puerta a puerta, en donde además del transporte marítimo se conjugan los diversos modos de transporte, especialmente los  terrestres, y en particular el transporte por carretera, para configurar una solución de transporte competitiva.



Así se puede afirmar que el Transporte Marítimo de Corta Distancia (TMCD) tiene por objetivo generar formas alternativas de transporte comercial vía marítima que favorezcan el crecimiento del comercio intrarregional, a través del mejoramiento del transporte marítimo a corta distancia en la región, ofreciendo nuevas alternativas al transporte terrestre.

En diversos foros e instancias regionales europeas se ha decidido apoyar la promoción del desarrollo del Transporte Marítimo de Corta Distancia, a fin de lograr mayor integración, reducir los tiempos, costos y mejorar la seguridad en el transporte, crear fuentes de empleo, aumentar el volumen de carga y el manejo eficiente de la misma; así como promover el intercambio comercial con otras regiones del mundo.

Pues bien luego de ver el caso europeo, el impulso concreto y efectivo que se le da este tipo de política, y los beneficios que conlleva,  considero que a nivel nacional y me referiré en particular a mi país,  el Perú, se debería, como un primer paso, impulsar política y económicamente el uso intensivo del transporte de cabotaje para tráfico de mercancías, principalmente de carga rodada (RoRo) y continuar con transporte de vehículos menores y de pasajeros entre los diversos puertos peruanos (tipo ferry). Ello aliviaría significativamente las carreteras dándole mayor fluidez y seguridad, permitiría reducir costos sociales y económicos, reducir el aspecto contaminante del transporte terrestre intensivo y asimismo podría constituirse en un atractivo  turístico, generaría nuevos puestos de trabajo,  una mejora y adecuación de nuestros actuales puertos marítimos así como la  construcción de nuevas instalaciones portuarias,  en definitiva, esta alternativa bien manejada puede y debería beneficiar a todos los sectores (ganar/ganar).

Paralelamente o secuencialmente, de acuerdo al grado de intercambio y complementariedad económica de la región Latinoamericana y al verdadero y efectivo sentido comunitario que debemos desarrollar y exhibir, podría impulsarse la adopción de este tipo de Transporte Marítimo de Corta Distancia con carácter internacional entre los países costeros de la región que muestren un serio y efectivo interés en lograrlo incluidos aquellos que sin poseer costa, puedan verse beneficiados de este emprendimiento.

Al final de cuentas, somos afortunados pues tenemos todos los elementos para lograr un genuino y sostenido crecimiento y desarrollo, pero no vaya a ser que el reto sea  creer más en nosotros mismos, como país y como región.

¡SI ES ASÍ,  RESOLVAMOSLO ENTONCES !  



Etiquetas:   Desarrollo Marítimo   ·   Políticas Públicas   ·   Transporte

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21224 publicaciones
5197 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora