Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Donald Trump   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Sociedad   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libros   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Reseña



Hablando de deuda


Inicio > Economía
04/08/2011

1425 Visitas



Los mercados han recibido positivamente los primeros borradores del tan esperado acuerdo para elevar el límite de la deuda del Gobierno estadounidense, no obstante, la forma en que responda la frágil recuperación económica del país dependerá de los detalles finales del plan y su ejecución.  Luego de semanas de enfrentamientos políticos, el presidente Barack Obama y los líderes del Congreso alcanzaron un acuerdo el domingo por la noche.


 

El plan de reducción del déficit prepara el terreno para meses de debates sobre cómo Washington debe gastar y recaudar. Y aún no se sabe cómo un plan centrado en recortes al gasto, que no incluye un aumento en los impuestos, impactará al crecimiento del PIB, vacilante desde el verano de 2010. La pregunta ahora es cuánto más puede debilitarse la economía y si los recortes al gasto prolongarán el bache que atraviesa el país.

 

El primer bosquejo del acuerdo propone elevar el límite de la deuda en 2.4 billones de dólares en dos fases: primero recortaría el gasto en 917,000 millones de dólares en el lapso de una década. Luego, un comité especial se encargaría de proponer otro ahorro adicional de 1.5 billones de dólares, que podría conseguirse a través de alzas en los impuestos y cambios en los programas sociales.

 

Si dicho comité no logra encontrar un modo de ahorrar por lo menos 1.2 billones de dólares o el Congreso no aprueba sus propuestas, se activará una serie de recortes preestablecidos, que podrían incluir recortes al gasto militar y los pagos de Medicare a proveedores de atención sanitaria.

Aunque bien intencionado, el plan no aborda en qué medida se verá impactada la recuperación económica. La mayor parte de los recortes al gasto serán implementados hasta 2013 y no afectarán los programas destinados a las familias de bajos ingresos, a la seguridad social ni a Medicaid. Esto le dará tiempo a la economía para sanar antes de que se reduzca el gasto gubernamental, que actualmente representa el 20% del PIB y es, junto al consumo, la mayor parte de la economía de Estados Unidos.

 

Mientras el Congreso respirará aliviado una vez que se eleve el techo de la deuda, esto posiblemente añada presión sobre la Reserva Federal para implementar medidas que impulsen la economía. Quizá el Congreso necesite acompañar el acuerdo de la deuda con un plan de apoyo...



Etiquetas:   Economía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21517 publicaciones
5228 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora