Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Mauricio Macri   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   México   ·   Quintana Roo   ·   PRI   ·   MORENA   ·   Filosofía   ·   Ética   ·   Elecciones Presidenciales   ·   España



Tasa 0


Inicio > Economía
17/03/2016


1128 Visitas



Se dio media sanción en Diputados a la derogación de leyes que impedían el pago a Holdouts y Fondos Buitres y se aprobó el endeudamiento para el pago del acuerdo.




Esto es lo primero que se debe aclarar, se aprobó  en diputados y se supone que en senadores también, aunque se plantearon modificaciones. El acuerdo no incluye a todos los acreedores sino a cerca de la mitad, de un complejo tejido de deudas de bonos en default, con distintos intereses, vencimientos, montos y tenedores. ¿Esto cierra todas las deudas pendientes? en principio no pero,  si por orden del Juez Griesa se levanta la situación de default selectivo que tenía el país y a la vez se impide embargos de estos pagos y los que están pendientes. Este es otro detalle no menor, los pagos pendientes a Holdins (los que entraron en el canje 2005-2010) fueron transferidos del BCRA a una cuenta de pago, pero en el mismo Banco, y lo peor, pese a ser dinero de esos bonistas, nunca se descontaron de la contabilidad de las Reservas. 

Por esto el endeudamiento que se aprobó de 12 mil millones de dólares para pagar a los Fondos, no contempla  esos pagos ya girados a una cuenta, pero nunca descontados de las reservas,  por lo que se van a erogar justamente ahora, de las reservas. Que no son muchas.

Tampoco cuentan en este primer endeudamiento, otros juicios, con legislaciones propias (y complejas), que tienen otros grupos de bonistas que no entraron a los canjes, en Alemania y Japón (sino aparece alguno más con la revisión de los miles de me too que hubo)

El pago tampoco asegura, que en algún lugar del mundo que aún no se expresó, algún juez con poder internacional, no pida trabar embargos ahora que se reactiva el flujo pagador de Argentina y sobre el que la Corte de EE.UU y el Juez Griesa no tengan influencia. No está fácil.

Menos fácil podría estar, aunque eso sea un problema a mediano plazo (fin de año) cuando Griesa deje su juzgado. Nadie puede asegurar en una justicia liberal como la de EE.UU que un nuevo juez, no interprete de otro modo lo actuado y dé lugar a otro tipo de reclamos. No hay previsibilidad real en cuanto a deuda, salvo que a partir de este pago, y hasta nuevo aviso, no se está en default.

Pagar a los Buitre es el pasaje de ida al mundo, pero para estar y quedarnos en el mundo, todavía falta una enormidad.

Las preguntas son ¿había una opción mejor? ¿había una propuesta superadora? ¿se puede no pagar?

Para contestar a estas preguntas, hay que replantearse qué fin persiguen Macri y Prat Gay pagando: Dólares.

Dólares para fondear reservas, bancar la demanda o corridas, obtener una buena tasa y dosificar los dólares para hacer infraestructura, sobretodo obra pública que reactive la construcción. De no parar la caída de la construcción, se perderán más empleos y los empresarios de obra pública, que parece del sector privado no vive ninguno, van a tener, serios problemas con sus empresas.

Diputados apenas le aprobó algunos millones más de los que necesitan para pagar a los Buitre:  unos USD 12.000 millones, mientras que consultoras financieras aseguran, que de dinero argentino hay no menos de USD 200.000 millones fuera del sistema.  ¿Si hay confianza en el gobierno, si su modelo es previsible, si el dólar no está retrasado, por qué no vuelven esos dólares de argentinos? ¿Por qué no se vuelcan a la inversión, habiendo tantas carencias productivas y estructurales y tanta demanda a la vez? Pese a la altísima inflación, pese a que todavía hay salarios no actualizados (salarios 2015 con precios 2016) el consumo es sostenido en cuanto a nivel de costo monetario, no así en unidades, que caen, porqué la gente no llega a comprar lo mismo de antes, pero compra. ¿Cómo puede no haber inversión, habiendo una demanda sostenida, que sólo el poder adquisitivo deteriorado  apenas la frena?

La respuesta es evidente: hay expectativas de suba del dólar, hay tasas de Letras y Plazo Fijo muy altas y en la comparación de inversión genuina con altos costos, 40 por ciento de impuestos sumados  y la inversión financiera (timba) sin impuestos sobre la actividad (solo a la riqueza) no hay duda, el flujo va a lo financiero y especulativo, y ni siquiera apuesta acciones de empresas en la bolsa.

Hoy es tarde o al menos eso parece, como  lo planteé en la nota "El mercado ya lo adivinó" Pero en cambio, si Macri se hubiera animado a ser Macri hoy seria muy distinto. 

Si Macri hubiera sincerado de arranque con el levantamiento del cepo el verdadero retraso cambiario, sería otro el escenario. Devaluar era inevitable   con el desajuste que heredó el gobierno, y hacerlo un 30, 40, 60 por ciento como llegó a estar el dólar,  ó un 100 por ciento (cerca,  o algo más del retraso que había a diciembre) el costo político, las críticas, la oposición, la resistencia y los sectores en contra, hubieran sido los mismos. 

Como analicé en esa nota, hubiera sido complicado individualizar cuales importaciones subsidiar para no parar la actividad. Cuáles importaciones eran productivas, suntuosas o de primera necesidad como medicamentos por ejemplo. También hubiera sido complejo para contratos que se deberían actualizar y todo lo que está relacionado con el dólar. Hubiera sido caótico sin duda, pero 90 días después, habiendo terminado con las expectativas alcistas, sin necesidad de tener una tasa alta en pesos y con un valor que se considerara de máxima, que sólo podría flotar a la baja, muchos de los dólares argentinos, no sé si se hubieran volcado en inversión, pero al menos si hubieran vuelto al sistema, sabiendo que el nuevo gobierno había hecho un cambio de base serio.

La falta de competitividad, usar el dólar como ancla inflacionaria y para provocar un poder de consumo ficticio, es un problema histórico en Argentina,  al igual que el déficit fiscal. El resultado siempre fue la especulación financiera, la imposibilidad de acomodar variables de crecimiento y frente al gradualismo aplicado para salir, siempre sobrevino el shock del mercado.

En un mediano plazo (con suerte, soja y buitres), el dólar va a llegar al nivel de los 20, 25 pesos o más, valor del que se debió haber arrancado una vez quitado el cepo. Sin embargo la diferencia, es que cuando llegue a esos valores, la inflación lo habrá acompañado y quizá pasado. Y la devaluación habrá sido inútil. 

Más pérdida de competitividad, precios relativos más altos, salarios el doble o el triple con respecto a la región, costo de inversión inaccesible para locales y nada atractivo para inversores extranjeros y por supuesto inflación, porque al haber una demanda sostenida sin mayor oferta, nadie necesita competir adentro y nadie puede competir afuera.

Macri eligió el gradualismo cambiario y con eso boicoteó su propio arranque de gestión. 

Sin embargo hay que ver que esta decisión, cuando todos esperábamos de Macri shock, tuvo mucho que ver con la venta de dólar futuro del Kirchnerismo.

De haber sincerado el real atraso cambiario, además de lo complicado y caótico de implementar semejante devaluación (similar a Duhalde 2002) en lugar de 70.000 millones de pesos, como debe pagar por diferencia devaluatoria al dólar futuro, hubiera pagado el doble o más. Para poder implementar una corrección de shock del real atraso cambiario, debía asumir semejante pérdida del BCRA en emisión de pesos, ó afirmarse en la denuncia penal, judicializar el no pago y ver que respondía la justicia. 

La situación económica se empantana aún pagando en tiempo y forma a los Buitre.

De volver a tener rápidamente acceso a crédito a una tasa razonable en dólares, con el escenario actual de más de 30 por ciento de inflación, una tasa de crédito arriba del 40 por ciento, 40 por ciento también de cargas impositivas sumadas, tarifa plana en la electricidad y la certeza de retraso cambiario hasta en la gente común que no dolariza su renta, pero multiplica la expectativa alcista, no hay ninguna seguridad de que esos dólares terminen en inversión y no en especulación y fuga.

Un Periodista amigo Daniel Grasso ‏FmCiudad1059 cada vez que analizamos la coyuntura y cómo salir de esto con el menor impacto social, para empezar a crecer, repite una frase que además de hacerme pensar, me devuelve algún grado de optimismo, dice:

"Tenemos un PBI disponible para crecer..."

El concepto es amplio y hasta tiene su lado técnico para interpretarlo, pero analizarlo me llevó a un razonamiento positivo aún en este escenario. 

Las desventajas, los defectos del modelo económico heredado, que aunque Macri tiene otra idea, está muy lejos de cambiarlo, pueden usarse en nuestro beneficio.

Una de esas desventajas es un por lado la tasa de interés, que comienza con el alto nivel en Lebacs (+30), sigue con los plazos fijo (+37) e impacta en la tasa de crédito (+45) y descubierto (55), del que tanto depende el Comercio, la Producción y sobretodo las Pymes, que emplean al 90 por ciento de los trabajadores. Otro defecto crucial del modelo existente es el alto nivel de Cargas Impositivas que sumadas llegan al 40 por ciento.

Teniendo en cuenta estas variables y más allá del atraso cambiario que se debe sostener por múltiples razones, si se consigue, que sin bajar la tasa de Ahorro (Lebacs, Plazo Fijo) para que no se vayan al dólar,  se pueda bajar la tasa de crédito y descubierto, esto ya sería un gran motor de la actividad inversora, frenaría la caída del empleo, provocaría más oferta y de alguna manera ayudaría con esa oferta, a bajar o al menos estabilizar la inflación. La idea es simple, aunque parezca insólita.

El gobierno a través de la banca oficial, podría ofrecer a Pymes, Comercios, Construcción Privada y Producción, créditos en pesos a Tasa 0 por ciento y para fines de inversión exclusivamente.

Suena insólito pero aprovechando los desequilibrios existentes, es posible y al Gobierno (Estado ) le devolvería en poco tiempo, pese a no tener interés el crédito, buena parte de lo que prestó desde sus bancos oficiales.

Me refiero  por ejemplo que si a una Pyme, productor o constructora,  para dar números redondos le prestan 1.000.000 pesos  pagadero en cuotas a 2 o 3 años, si bien la Tasa 0 por ciento no le generaría ningún interés al Banco Oficial, al Gobierno en cambio sólo en los primeros meses a partir de la inversión que haga el beneficiario, le estaría devolviendo un 40 por ciento de esa suma invertida en impuestos generales. A la vez en 6 meses la renta que haya generado ese millón invertido, le estaría devolviendo también el porcentaje que corresponda al contribuyente de impuesto a las ganancias. Pero a la vez en cuanto ese millón haya puesto en marcha la actividad comercial, productiva o inmobiliaria que tenga el beneficiario del crédito, desde ese comienzo y en adelante, tratándose de Responsables Inscriptos, le estaría generando al Estado cada mes el pago de IVA. Por último esta actividad que generó ese crédito original, también estaría haciendo aportes patronales, previsionales y hasta impuesto al cheque si además se lo bancaliza a bajo costo.

Como ven y espero que lo vea el gobierno, a partir de ese millón o cualquier cifra que permita desarrollar un proyecto, aún a Tasa 0, gracias o por culpa de los desequilibrios en las variables impositivas e inflacionarias, al Estado solo en el primer año del préstamo, le estarían devolviendo buena parte de ese millón.

Es solo una idea, sé que Tasa 0 suena grotesco y quizá técnicamente es dificil o imposible, pero aún no cobrando intereses por el dinero, el Estado podría no solo generar actividad que evite la recesión y el desempleo, sino recuperar lo que prestó a través de impuestos que existen en el primer año  y además cobrar las cuotas programadas.

Ni los que lo votaron, ni los que no lo votaron, hubieran imaginado que el plan y modelo de Macri, iba a depender de un acuerdo rápido con los Buitres, como explique en la nota anterior "La pelota y la fiebre" para obtener crédito en dólares y poder gobernar,  pero así es.

Ante esta realidad, se puede criticar protestar, oponer resistencia, culpar al kirchnerismo y al actual gobierno,  dependiendo de donde se mire ó aportar alguna idea superadora. Idea que evite la caída de las pymes, los comercios, los productores no corporativos y con ellos la caída del empleo  y terminar en una grave recesión.

Tasa 0  es solo una idea para generar otras y ver que algunas desventajas (como la alta carga impositiva) se puede usar a favor. Es mejor seguro, que pagar 40 por ciento de tasa para tener pesos encerrados en una bóveda y que no vayan al dólar.

Y tan insólita no es, en el primer mundo hay tasa negativa con la crisis, y la gente deposita su dinero solo por seguridad y para administrar pagos . ¿Por que, con la urgencia para invertir que hay, no se puede prestar a Tasa 0?

Para el debate. 









FOTO Perfil.com















Etiquetas:   Crisis Económica   ·   Dólar   ·   Mauricio Macri   ·   Fondos Buitres

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18047 publicaciones
4601 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora