Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Salud   ·   Sociedad   ·   Trabajo   ·   Innovación   ·   Vida   ·   Salud Pública   ·   Escritores   ·   Lectura   ·   Periodismo



Las crisis de pánico y su tratamiento


Inicio > Psicología
23/02/2016


1023 Visitas



Jaimito tiene 27 años, está casado y trabaja en la misma oficina hace 4 años. Para llegar a su trabajo demora aproximadamente 1 hora y media y debe tomar el metro a diario. La semana pasada Jaimito tiene una discusión muy fuerte con su esposa, quien incluso se va de la casa. La vida no se ve factible sin ella a su lado. 


Ese mismo día Jaimito toma el metro como de costumbre, sólo que esta vez camina exasperadamente y con una sensación en el pecho, como algo que lo inmoviliza pero al mismo tiempo le acelera el corazón. Ese día el metro sufre una baja de voltaje, por lo que se queda detenido en el túnel por 10 minutos. Jaimito aún con esa sensación en el pecho comienza a desesperarse. 

La mera idea de que él no podría salir del tren a voluntad hizo que esa sensación en el pecho se expandiera aún más. De pronto la sensación de estar atrapado y sin salida se volvió su único pensamiento. El corazón no le paraba de palpitar y ya en el suelo no había forma de controlar la sensación de estar muriéndose. Al cabo de unos minutos, luego de que las personas a su alrededor lo intentaban calmar dándole aire y ánimos, el tren comenzó a moverse y Jaimito recobró su normalidad. Tuviste una crisis de pánico, le dijo uno de los funcionarios del metro.

Según este artículo sobre crisis de panico, un episodio con dichas características, para ser considerado como tal, requiere la aparición de ciertos síntomas específicos. Lo esencial de esta, sin embargo, es la sensación de muerte inminente o de estar volviéndose loco. Esto viene precedido por taquicardia, angustia y mucha ansiedad. Su duración es de 10 a 15 minutos aproximdamente. Y una vez producida, puede reaparecer en diferentes momentos por un período indefinido si es que no se trata.

Las causas son difíciles de determinar como un patrón que le ocurre a todos por igual. Va a depender de cada caso. En general se deben a un conjunto de situaciones altamente estresantes, ansiógenas o angustiantes que dan la sensación de estar atrapado y sin salida, de cara al futuro. Estas situaciones si se potencian con una manera de ser con dificultades para enfrentar este tipo de sensaciones y angustia, dan pie para facilitar la aparición de una crisis.  El tratamiento debe ser ajustado a la persona.



Etiquetas:   Psicología

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19558 publicaciones
4888 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora