Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Salud   ·   Sociedad   ·   Trabajo   ·   Innovación   ·   Vida   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectura   ·   Salud Pública



Y la casa sin barrer


Inicio > Política Nacional
19/01/2016


900 Visitas



Mientras nuestros políticos están a lo suyo, España sigue inmersa en una crisis de empleo brutal que nos deja a los jóvenes como una generación perdida, sin empleo ni esperanzas, sin ser aquello para lo que por naturaleza debemos ser.


Discuten de pactos, cada uno mirando sus propios intereses; que si grupo político propio, que si por celebrar nuevas elecciones no pasa nada, que si somos mayoría tenemos derecho a gobernar, que si lineas rojas infranqueables manejados por cualquier politicucho provinciano, que si los catalanes tienen que decidir nuestra política nacional... y mientras tanto los españoles vivimos a expensas de un presupuesto general y unos señores en funciones, que no pueden realizar su trabajo que es el de hacer este país un país mejor, para todos sus ciudadanos.

A los políticos que en campaña gritaban y vociferaban que a ellos sí les importamos, que no podemos estar así con un partido corrupto; a aquellos que presumían de unos logros que son más de la coyuntura que propios, a todos ellos, les digo que esto no puede ser. Que no se puede decir me importan mucho los desahucios y tardar dos meses en hacer un gobierno que se ponga manos a la obra. Falta mucha altura política. Al final, todos son iguales.

Hace unos días, Francia declaraba al país en emergencia nacional de empleo, y promulgaba una serie de medidas para atajar un problema que en en el país galo no es ni de lejos tan sangrante como lo es aquí (10% en Francia, 22% en España, datos de abril de 2015, juzguen ustedes mismos*), y sin embargo, aquí estamos envueltos en en egoísmos partidistas y en ambiciones varias, como obtener jugosas subvenciones de las Cámaras. Al final, todo es lo mismo. Siento náuseas de nuestra clase política, que dice una cosa en campaña, y que luego, con los egoísmos propios de quienes - digan lo que digan - poseen una vida cómoda, sólo miran sus propios intereses y se olvidan de quien les han votado. Da igual las siglas, todos son iguales. Una pena. Para nosotros, claro. No para ellos.

*Fuente: Eurostat.



Etiquetas:   Economía   ·   Política   ·   Desempleo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19546 publicaciones
4885 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora