Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Psicología   ·   Escritores   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Lectores



El valor de la palabra


Inicio > Comunicación
15/01/2016


1464 Visitas



"En esta década que pasó el narcotráfico ha crecido mucho por la inacción, la incapacidad y la complicidad del gobierno anterior". Presidente Mauricio Macri




Si en cualquier país (civilizado) del mundo, un presidente recién asumido en su cargo, hiciera una declaración de este tenor, más allá del escándalo mediático que es afín a la atención que necesitan lograr de la audiencia los medios, sería realmente una conmoción institucional, que derivaría en múltiples acciones.

El gobierno acusado, que por otra parte sólo perdió el balotaje por dos puntos y tiene un importante número de Legisladores Nacionales, en cualquier país normal repudiaría las declaraciones del nuevo Presidente.  A su vez los Legisladores oficialistas ahora, sumado a los voceros del gobierno y sus Técnicos Jurídicos Legales, estarían anunciando todo tipo de denuncias y acciones Judiciales y de Fuerzas de Seguridad Federales, para atender a las duras acusaciones del Presidente.

Acá no pasó nada.

Macri en su segunda conferencia de prensa, luego de más de 13 días de ausencia, en coincidencia con la fuga de los prófugos del Triple Crimen y el cuestionado operativo, sumada su afección física por un accidente doméstico, dio frases y conceptos más propios de una campaña electoral, donde se dice cualquier cosa probable, sea posible probarla o no porque se compite con un adversario político, que precisiones.

Todos sabemos que en campaña la palabra no vale nada y lo que se dice de un oponente político, debe ser sólo verosímil, no es necesario probarlo. Pero cuando se ganó una elección, se obtuvo la representación legítima y mayoritaria de la sociedad, cuando se es Presidente de una Nación, de una República, como demandaron  todos los que lo votaron, se debe revalorizar la palabra.

Por esto la pregunta obligada para Macri es ¿ya denunció las complicidades del gobierno anterior con el narco?¿instruyó a un Fiscal Federal para que se ocupe de las denuncias y represente al Estado y a la Sociedad, frente a ese delito?

Un presidente no puede hablar de complicidad, aunque todos tengamos algún nivel de certeza de que es así, si además no actúa legalmente con el delito de complicidad.

Macri está poniendo en riesgo el valor de su palabra y eso es algo, que  afecta a todos, porque va a ser el presidente de los próximos cuatro años y quizá, de los cuatro años más difíciles, desde el 2001.

De las promesas de campaña que hizo, cumplió algunas, aunque con diferencias esenciales:

Levantó el cepo al dólar 

Y lo hizo sin grandes traumas en lo económico, pero el dólar está flotando (sucio) en un valor, que si bien sirve para dar tranquilidad (psicológica) a algunos, sigue muy lejos de estar a un nivel de dar competitividad, sobre todo a economías regionales y a la vez, esa tranquilidad es producto de una alta tasa de interés, que no permite de ningún modo, ni invertir, ni tomar crédito, justamente a ese sector de Pymes productoras y comerciales, que son las que mayoritariamente dan empleo.

Entran importaciones, porque con la cotización del dólar seguimos siendo caros, Brasil explota de argentinos y la costa esta vacía y cualquier tipo de crédito interno, desde un gasto en tarjeta a una inversión productiva, es demasiado costoso por la alta tasa y frena tanto a la inversión, como al consumo.

En suma, sacó el cepo al dólar, los dólares se van afuera por turismo e importaciones y le puso un cepo a los pesos, que en lugar de ir a consumo o inversión, terminan en la caja de un banco rindiendo un alto interés anual.

Bajó las retenciones

Esta fue otra promesa de campaña, pero que si bien tuvo un primer efecto positivo, en particular en los pequeños y medianos productores que aprovecharon el nuevo valor del dólar y la baja de retenciones, luego se frenó. Hay más de una explicación, desde técnica a económica financiera para entender esto. Primero hay que decir, que le sirvió más a los chicos que a las grandes cerealeras, porque ese sector era el que más recursos necesitaba ingresar para volver a invertir.  Segundo que a la grandes exportadoras con un dólar de este nivel, sumado a que la soja viene en baja, no les termina de cerrar, ya que lo que más acopian es ese cultivo y solo se redujo un 5 por ciento sus retenciones, en cambio los pequeños y medianos, también tenían y sembraron otros granos que no tienen retenciones.

Las cerealeras al igual que cualquier informado en economía, saben que este valor del dólar es insostenible en el tiempo. Para el segundo semestre, si bien no es momento de cosechas, su acopio es seguro que se va a revalorizar al ritmo de la subida del dólar, que nadie espera esté a menos de 17 o 18 pesos para finales de 2016. Tan solo equilibrando la flotación del cambio con la inflación acumulada, más la que se produzca estos meses, ese valor es por demás posible y hasta quizá sea mayor.

Y por último, los grandes jugadores en exportación de granos, saben que Argentina es, pese a la caída de sus exportaciones los últimos dos años, un componente importante del mercado internacional  y si salen a vender todo su stock, lo único que lograrían sería una tendencia aún más a la baja por sobre oferta, especialmente de la soja. Por eso no liquidan lo que se comprometieron con el gobierno. 

Luego hubo muchas más promesas de campaña, que se encaminan a cumplirse, otras retroceden...

El impuestos a las ganancias que sea sobre la renta y no sobre salarios, no tuvo y quizá no tendrá la misma velocidad que tuvieron las decisiones para el mercado financiero y exportador.

El aumento con un bono de las Asignaciones y Planes, estuvo lejos de la inflación real acumulada desde el último aumento, con la inflación importante que hubo en la transición. 

La reducción o quita de subsidios, si bien justa en relación al resto del país frente a AMBA, fue concreta y expeditiva, pero a la vez en sectores como comercios, pymes y empresas, va a ser un factor de alto costo, que se suma a  los costos fijos en casos impagables por menor actividad y que de seguro va a ir a precio, presionando más al índice de inflación.

En las medidas institucionales, desde el tema Medios de Comunicación, Telecomunicaciones, Justicia, empleo público y respeto a la división de poderes, fue casi una antítesis del Kirchnerismo, pero con prácticas similares. Ese desandar el avasallamiento del último gobierno, con un avasallamiento similar pero contrario, conforma nada más que a los Anti K, que del total del voto de Cambiemos, no son mayoría. El votante independiente que definió el balotaje y votó a Macri, esperaba y demandaba, que aunque el camino sea más largo e incluso la gobernabilidad más dificil, se respetara lo institucional como rasgo de gobierno. Y por ahora no está sucediendo.

Lo que ocurre es que lo institucional, que a veces se ve como sólo ético, en realidad termina afectando no solo el carácter republicano de un gobierno, sino también los intereses de la sociedad.

Que se haya violado una Ley como la de Medios, aunque el Kirchnerismo nunca la respetó y solo la usó como un arma contra Clarín, no le hace bien a nadie.

La ley puede ser perfectible y hasta puede ser modernizada, pero no derogada por decreto

No se en qué idioma la política lo va a entender, pero Proveedores del Estado, como: empresarios de Obras Públicas, Petróleo, Energía, Juegos de Azar, Mantenimiento o Telecomunicaciones y todo lo que necesite de "aprobaciones o licitaciones" del Estado, no pueden tener medios de comunicación, porque desde esos medios, pueden presionar u operar sobre gobiernos, para decidir esas aprobaciones.

Solo por mencionar algunos, Cristobal López con obras, juegos, petroleo y servicios, de ningún modo podría tener Indalo Media, el ex Grupo Hadad, La Corte o IDeas del Sur, por ejemplo. Ferreyra de Electroingeniería no puede tener Radio Del Plata. Y aunque parezca asombroso, Vila y Manzano, por ser petroleros, no deberían tener el Grupo América. 

Pero lo más grave lejos y que menos le conviene a usuarios, es esta idea que presentan como innovadora y moderna, de que "porque usan plataformas similares" mezclar Medios de Comunicación con Empresas de Telecomunicaciones. Una de las promesas del kirchnerismo que nunca cumplió, fue que "las Telefónicas no iban a transportar contenidos" y Telefónica siempre tuvo TELEFE. Parece dificil de ver la diferencia, pero es esencial, un Medio de Comunicación tiene el derecho y el beneficio, de la Libertad de Expresión, una empresa de Telecomunicaciones, necesita de concesiones y aprobaciones (es un proveedor de servicios al estado) y se la mide por el buen o mal servicio que le da a los usuarios. Si una empresa de Telecomunicaciones, tiene además un medio de comunicación, puede usarlo como un arma contra el gobierno y evitarse sanciones o quitas de concesiones por mal servicio. Esta es la parte grave.

Lo peor para los usuarios, es que a las decadentes, desinvertidas, de pésimo servicio que no se actualizó con la demanda de celulares, empresas de Telefonía, darles medios de comunicación para que facturen por publicidad, transporte y contenidos, es darle un ingreso enorme adicional, al que ya tenían, brindando un mal servicio. Pero a la vez esto da derecho a que empresas de medios, tengan telefonía y aunque en principio esto se vea como una ventaja, por ejemplo Clarín con Nextel, termina siendo muy malo para los usuarios. Es elemental, se reparten todos los servicios existentes, entre los mismos jugadores, sin abrir el juego a nuevos jugadores que compitan de verdad, por ejemplo grandes empresas de EU, CE o China, en donde los costos de telefonía y con equipos mucho más modernos, aún en pesos, son más económicos que acá.

Por todo esto, eliminar el AFSCA y unificar en un solo ente todo el mercado, además de que extiende el derecho de la Libre Expresión a Empresas de Servicios que deben ser medidas en su calidad, solo oculta un gran negocio, para los mismos jugadores.

¿La primera muestra  neo liberal del macrismo?

Hay que mirar para adelante, superar la grieta, respetar al que trabaja, sacar del estado al que no, no hay que olvidar por esto cada cosa que merezca ser juzgada y sobre todo, hay que sostener el valor de la palabra.

Si hay complicidad hay que denunciar. 

Si el valor del dólar no sirve a la competitividad de las economías regionales, hay que revisar, un nuevo quebranto de ese sector es pobreza en todo el interior del país. 

Si la tasa hace inviable el costos de las Pymes, economías regionales y la inversión, hay que revisar la tasa o subsidiarla a esas actividades. 

Si el valor del dólar flotando bajo, por tasa alta , es solo para evitar que los formadores de precios lo trasladen a inflación, quiten los precios cuidados que carterizan el consumo en esos formadores y descuenten IVA a pymes comerciales, para que compitan por el consumo diario. La competencia es el camino, no los acuerdos con corporaciones y la concentración, hay 2 millones de pymes comerciales en el país, que pueden ser aliadas del gobierno si las ayudan a competir.

Y si al dólar lo dejan  volando bajito tan solo para negociar Paritarias al nivel de la devaluación y después lo dejan subir, no sería buena idea, se puede complicar.

Ya no estamos en campaña, lo que se dice ahora si no se hace o se hace mal tiene costos.

Lo que se dice ahora, se debe acompañar de acciones, la herencia la conocen todos, aún los K que la niegan.

Que no se pierda el valor de las palabras.



























Etiquetas:   Comunicación   ·   Economía   ·   Política   ·   Mauricio Macri

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18744 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora