Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Periodismo   ·   Filosofía   ·   Comunicación   ·   Filosofía Social   ·   Escritores   ·   Censura   ·   Biología   ·   Ciencias   ·   Género



Sin luna de miel


Inicio > Política Nacional
04/12/2015


1100 Visitas



La formalidad vacía de realidad que la sustente,  se apoderó de este final y comienzo de ciclo. 




Sus protagonistas, el gobierno saliente y el electo, con distintos y opuestos modales, nunca se caracterizaron por ser formales. Del kirchnerismo nadie esperaba algo mejor, al contrario, a muchos nos costó (y aún nos cuesta) imaginar a Cristina colocando la banda presidencial a otro presidente. Era (es aún) realmente perturbador pensar,  que en un sistema democrático  tenemos una presidenta con un ego tan desbordado, que el poder institucional para ella, fue (es y quizá será) mucho más que un cargo público. Se lo hizo de su propiedad a ese poder, que no es lo mismo que ejercerlo. Lo hizo su propia vida y no es sencillo ver de qué modo, lo va a abandonar.

Macri en cambio en su comunicación, siempre mostró apego a lo institucional. Pero lo comunicacional, no siempre es lo real. No es lo mismo lo que se comunica que lo que se hace (el Niembrogate más allá de negaciones lo demuestra) Los periodistas, porque sino,  no sería factible nuestra tarea, estamos obligados a ver que se hace y no a escuchar qué se dice. 

Ninguno de los dos gobiernos, aunque uno lo disimuló muy bien y el otro al contrario, de avasallar hizo su característica, fue formal e institucional.

El kirchnerismo pisoteó la representatividad legislativa de los ciudadanos en el Congreso, aprobando solo lo que a ellos les interesaba aprobar,  por conveniencia política, económica, ideología y en algunos casos (pocos) por impacto social. 

El PRO no fue muy distinto. En la única experiencia que podemos evaluarlo: la Legislatura de la Ciudad, no solo trató y aprobó los proyectos propios mayoritariamente, sino, que al no contar con mayoría propia, lo hizo con el apoyo del Kirchnerismo de CaBA. Es real que varias leyes que presentó la Oposición (algunos de ellos hoy socios en Cambiemos) y de fuerte impacto social positivo, fueron tratadas y aprobadas, incluso por unanimidad. Lo curioso, es que  esas leyes, como la del Laboratorio Estatal de Medicamentos de la Ciudad, que sin duda iba a mitigar las carencias de los más pobres, con medicamentos genéricos a bajo costo y la Ley de Empleo Joven o Primer Empleo, ambas presentadas por sectores progresistas y de Izquierda de la Legislatura, fueron tratadas y aprobadas por unanimidad, pero luego, inexplicablemente vetadas por Macri. 

Los propios Legisladores de Macri las habían apoyado a estas leyes y sin embargo las vetó, junto a otras cien leyes, muchas de ellas con enorme impacto social.

Hoy cuando vemos en la foto de su gabinete, que  aparece como nuevo funcionario, el propietario de Farmacity, le empezamos a encontrar explicaciones a alguno de esos vetos.

A la vez suena algo contradictorio (por no decir hipócrita) proponer "Pobreza Cero" y una "Ley de Empleo Joven" en la Nación y haber vetado esas dos leyes, una que daba acceso a medicación a los que menos tienen (y los hacía menos pobres) y la otra que le daba acceso al trabajo a los jóvenes (y muchos de los que no acceden al trabajo también son pobres)

Por eso es importante, obligado para un periodista, ver qué se hace y no que se dice.

En este aspecto, otro que dijo y mucho de lo que dijo en campaña de la Ciudad era real, pero además se dijo mucho de él,  casi nada real, hoy como si nada, se sienta charla con Macri y se va de Embajador a EE.UU, Lousteau el joven maravilla, que empezó con Solá, fue director del Banco Provincia, Ministro de Economía de Cristina, autor de la 125,  candidato de ECO a Jefe de Gobierno y que explica conceptos económicos complejos con una simpleza, que hasta Fantino lo entiende, abandona  esta trayectoria, para ser un gestionador de negocios de Cambiemos en EE.UU. Tarea que si la hace bien y tiene éxito, al logro se lo van a llevar más,  Prat Gay  y Frigerio, las caras visibles en los ministerios para los que va a gestionar temas muy complejos (como deuda de Buitre, Holdouts y Comercio Exterior) que el mismo Lousteau. 

Resigna un proyecto político, dilapida un 48 por ciento obtenido en la Ciudad, deja a su aparato militante de ECO,  no pelea los cargos en organismos de control del GCBA que Vidal antes de irse a PBA se repartió con el kirchnerismo porteño y el PRO, siendo Angelici el que más gente de los suyos colocó. Esto pese a la  interna en el PRO, por el apoyo dividido en  elecciones de la AFA . (Macri a Tinelli y Angelici a Segura)

Un hilo invisible  en este momento une (mañana podría cambiar) a gente tan distinta como Angelici, Cristina o  Moyano, entre otros. Y en forma indirecta, también unía a Lousteau hasta esta decisión personalista de irse (tenía razón Larreta en eso de que Lousteau era personalista) . 

A todos ellos y algunos más,(Cristina a último momento de ayer), los unió el espanto por Cristobal López y no el amor a Segura.

Así como decía Lanata "Báez es Kirchner" alguna vez en sus comienzos, después tomó vuelo propio  (y fortuna) Cristobal López también fue Kirchner o por lo menos un beneficiado de los Kirchner,  hoy sin duda ( en los papeles y por contrato) Tinelli es López.

Personas del entorno de Tinelli, aseguran que si bien tiene buenas ideas para la parte comunicacional y creativa de AFA, han escuchado de personas muy cercanas, que no lo seducía tanto ser el presidente. Es posible que ese lugar de poder (casi mafioso), donde se toman todas las decisiones económicas y de negocios del fútbol, sean más del interés de Cristobal López que de Tinelli (pese a que digan todo lo contrario). El botín como lo expuse en notas anteriores, por un lado son las trasmisiones que el Estado hoy paga a La Corte, la productora que compró López y aunque entren privados, va a seguir aportando sumas millonarias gracias al FPT que deja el Kirchnerismo. Y por otro lado el súper negocio de las Apuestas on line, el PRODE digital y otros formatos, que dejarían fortunas al que concesione la modalidad.

López no es el único interesado y aunque lo niegue, Angelici quiere lo mismo.

Es evidente que si gana Tinelli y por eso López lo quiere en ese lugar, se lleva todo, incluso el AFA TV tantas veces lanzado (que es lo que en verdad le interesa a Tinelli) y nunca plasmado en la realidad. Angelici quiere el sistema de apuestas, como buen zar de juegos, y también se le podría hacer realidad el Boca TV cobrando por las transmisiones, apoyando a Segura (y el grondonismo) por eso opera para ellos, juntando los votos que necesitan para ser reelectos.

El apoyo público de Macri  a Tinelli en su programa en plena campaña presidencial y el de Angelici a Segura, no sólo divide a Presidente y Vicepresidente de la agrupación oficialista de Boca (Angelici y Macri) sino al PRO y los organismos de control de la Ciudad donde cada uno colocó a su gente de confianza. 

El papelón de la votación en AFA esta tarde, primero dejó claro la capacidad de Angelici de persuadir para apoyar a una dirigencia cuestionada y erosionada como la de Segura, de otro modo no hubiera tenido tantos votos.  Pero además, su capacidad también para mostrar el futuro. En un solo día, Cristina casi una socia en negocios de la politica con Cristobal López cambió su posición. Afirman que llamó a los suyos, para que. muevan todas sus influencias con presidentes de clubes y voten por Segura. Macri hizo lo propio,  debe haber recapacitado sobre la suma de poder que podría tener Tinelli-López, y si bien no lo hizo público, hay fuentes que aseguran habría al menos, quitado su apoyo a Tinelli.

Es que sería muy condicionante para un presidente, tener que convivir con un empresario que tiene: petróleo, medios de comunicación, demanda obra pública, se impone en juegos de azar en todo el país y de paso tiene a su socio (empleado) Tinelli de presidente de la AFA y animador de tv que es capaz de destruir a un político con sus clones. Esto para Macri y para cualquier presidente, es muy condicionante.  Pero para Cristina, que eligió a Macri de opositor y candidato a sucederle desde hace mucho, bajo la utopía (o no) de volver, qué Cristobal López termine asociado (o controlando) a Macri, terminaría a la vez con sus planes de retorno, si la sociedad (o dependencia) funciona. 

Cristina hasta ahora, pese a lo patética que se la pueda ver en este final aferrándose a símbolos del poder, todavía demuestra gran poder. El peronismo, que era visible su tolerancia porque ya se terminaba el kirchnerismo, pero que a la vez no la aguantaba más, ni se anima a contradecirla, Los más bravos pejotistas y del PJ Federal, desde gobernadores a intendentes o simples referentes, todos se alinean a sus deseos. Cuando apenas terminaba su sueño de re-reelección que rompió Massa, en una nota de 2013 escribí que cuando el peronismo no gana y no hay caja para alinearse, se alinean primero al mejor discurso peronista opositor (en este caso el Kirchnerista) y desde allí, intentan gobernar ellos y conseguir caja. Por esto va Cristina, por ser el discurso opositor peronista y por eso no quiere que Macri logre asociaciones (como la de Cristobal López) que aunque lo controlen desde afuera, a la vez le den fortaleza corporativa.

Esta tarde el mundo periodistico internacional, que luego del pedido de captura de FBI a un implicado en el Caso AFA y COMENBOL, el centro de atención fue la elección en AFA, se asombraba de lo que ocurrió. Nosotros los periodistas deportivos locales,  los periodistas políticos o los que estamos en los dos universos comunicacionales, no nos sorprendimos,  porque no se trató más que de otra irregularidad a las que estamos acostumbrados.

Anoche en un programa de política de los del prime time, periodistas de gran trayectoria como Beto Valdez, hablaban con total normalidad, que la elección Presidencial del balotaje, "no había sido 48 a 52 por ciento" sino una diferencia mayor y que "todos los sabíamos".

Quizá me falte experiencia periodística, comencé en esta profesión con el Kirchnerismo y solo sé hacer periodismo con estas reglas de juego. Reglas que conozco,  aunque nunca las acepté porque no he perdido la capacidad de asombro y tampoco la conexión con la ética. 

Aceptar que el porcentaje del balotaje, no fue el que en realidad fue, como si fuera democrático y legal y no hacer nada al respecto.

Aceptar que se puede ser socio del kirchnerismo en la ciudad y repartirse cargos de control y a la vez ser férreos opositores en lo nacional.

Aceptar que el presidente y vicepresidente de la agrupación oficialista de Boca (Angelici y Macri) y que va por su reelección este domingo, apoyan a distintos candidatos en la AFA

Aceptar que se tire el trabajo de toda la militancia de ECO para conseguir el 48 por ciento, deje Lousteau sin oposición real a la ciudad y no reclame nada.

Aceptar que la Vicepresidente de la Nación, haya asegurado que no iría por ese cargo si perdía la Paso en la Ciudad, que haya cuestionado a su propio partido por lo mismo que lo cuestionó Lousteau y es vicepresidenta.

Aceptar que los juegos de azar de CaBA sigan en manos de Lotería Nacional para burlar su Constitución y que los sigan explotando López y Angelici (sacándose los ojos por una concesión) y se cobre un canon, cuando se podría tener la renta millonaria de los juegos y por ley se deben destinar a educación, salud y vivienda.

Aceptar que todo eso se puede hacer y es aceptable porque "ninguno orina agua bendita" "no hay puros en la política" "estamos en campaña" o "así es la política" es pedirnos que no seamos periodistas y tomar a la gente por pelotuda.

No se puede volver del Kirchnerismo con las mismas prácticas del kirchnerismo, aunque los modales sean opuestos y los contenidos también.

Hay mucha gente valiosa en Cambiemos (y por eso voté el cambio) está Bullrich, Alonso, Pinedo, Michetti, Carrió, muchos de UCR y una lista importante de dirigentes de trayectoria ética. Pero también está Larreta nada menos que de jefe de gobierno. Los peronistas del PRO que son de lo más pragmáticos y todo terreno. Y está Macri a la cabeza de todo, al que espero le vaya muy bien en la gestión, porque en eso va la suerte de todos, pero al que no escucho, ni le creo lo que dice, sino que observo  lo que hace e investigo.

La prueba de fuego de Cambiemos, en realidad la tendrá el PRO cuando decida Larreta el destino de los juegos de azar de la Ciudad. Parece menor, pero lejos de no serlo y haber en juego una fortuna (de los porteños) sería el gesto, si todo sigue igual, primero de que no hay cambio y luego de sociedad político-empresaria con Cristobal López.

Se avecinan tempestades, terremotos y huracanes... como dice la canción, pero igual apoyo el cambio, solo espero como ciudadano se cambie y voy a exponer como periodista, sin respetar ninguna luna de miel del gobierno, que no cambiemos por un kirchnerismo con buenos modales y sin corbata, que los kirchneristas tampoco usaban.

Por todo esto, me cuesta entender la desesperación por los protocolos, cuando pocas veces respetaron alguno, sobre todo los éticos y democráticos y  en las acciones, es donde se marcan las diferencias.

El verdadero cambio.
























Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18595 publicaciones
4707 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora