Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Crisis Económica   ·   Internet   ·   Transformacion Digital   ·   Auditoría   ·   Economía   ·   Medicina   ·   Ecuador   ·   Odontología



¿Son fiables las encuestas?


Inicio > Política Nacional
29/11/2015


925 Visitas



Aún no ha llegado la verdadera campaña electoral, pero todos los partidos políticos que concurren con fuerza y decisión a las Generales del 20-D llevan meses de carrera propagandística e informativa, de campaña "encubierta" con el fin de definirse como el futuro de España, como el partido del cambio y el vencedor, a priori, de unas elecciones que aún no han tenido lugar.


Por si este año no fuese suficiente con las elecciones municipales y autonómicas del pasado mayo, se juntan también las elecciones generales del próximo día 20 de diciembre, al igual que las pasadas elecciones del 27-S en Cataluña, y los múltiples conflictos y problemas que han generado. ¿Quién decía que iba a ser un año tranquilo y apacible? Pues sin duda, erró. 

Por si fuese poca la tensión que hay, la publicidad y la competición por el Palacio de la Moncloa, que es el fin único que denotan tener algunos partidos políticos, las encuestas de uno y otro sitio, de esta o aquella empresa, de cierta o incierta agencia, determinan sin duda las decisiones políticas, de una manera que es, si se estudia a conciencia, un tanto peculiar. 

No debemos, ni deben las diferentes formaciones que concurrirán a los próximos comicios, fiarse de unos resultados que no son más que suposiciones, baremos, pronósticos... pero que no son de ninguna manera auténticos. ¿Qué pasa con estos datos? Que manipulan la opinión pública, que movilizan y trasladan muchos votos, no solo de indecisos, sino de personas que creían tener clara su posición. 

La expresión de estas encuestas electorales no es más que un medio de manipulación de los votantes, queridos españoles. Nos tratan de hacer ver un futuro o unas expectativas, que desbaratan nuestros planes y pensamientos y que recogen el sentir de un grupo de personas que pueden ser totalmente distinto al de otras. ¿Acaso la opinión de unos pocos miles de personas puede predecir la de millones de españoles? La respuesta es NO. Por mucho que estos centros de datos se encarguen de realizar unos estudios "fiables" y "generales", no lo son, puesto que las estadísticas a veces fallan. 

En los pasados comicios de mayo se hablaba mucho, por parte de partidos de izquierdas, de que era necesario contar con el "voto útil". Comparto esta opinión, aunque no la forma ni el destinatario. Es vital votar en conciencia, teniendo claro que nuestro granito de arena contribuirá de manera muy importante a la marcha y la formación de una gran montaña, en cuya cúspide se situará aquel o aquellos que decidirán nuestro futuro, nuestro camino, nuestro mejor o peor avance social. 

Es necesario por tanto que se trasmitan resultados fiables, no electoralistas, que pretendan informar de manera clara sobre las actuaciones en una u otra línea y materia de cada grupo político. 

La indiferencia y equidistancia que muestra el PSOE en este aspecto deja mucho que desear del partido que es por tradición. No se puede encontrar uno en un término medio, a galope entre la opinión de uno y otro, a expensas de que me apoyen o no tras un posible e hipotético resultado positivo en las elecciones de diciembre. El centralismo en aspectos vitales e importantes para la formación y evolución de nuestro país no puede existir. No es legítimo ni justo que un partido reciba votos de gente que no sabe las actuaciones que van a llevar a cabo esas personas a las que está entregando su soberanía, al igual que no es justo que una vez ganadas las elecciones se incumpla el programa electoral previamente pactado. 

Y es aquí donde alguien, poco informado por norma general, vendrá a decir que el PP ha incumplido su programa electoral; ha recortado en educación y en sanidad y ha subido los impuestos, y un largo etcétera de despropósitos y falacias. Si el Partido Popular, actual responsable del Gobierno Español, con un apoyo de la mayoría absoluta de los españoles, ha llevado a cabo algunas modificaciones presupuestarias no recogidas en su programa electoral, les aseguro que no ha sido por deseo personal del Sr. Rajoy, ni con la voluntad de sacrificar al ya cansado pueblo español. 

Las reformas que se han llevado a cabo se han tomado por la incapacidad y el mal gobierno del Sr. Rodríguez Zapatero, por su nula gestión, su incompetencia como Presidente y su nefasta actuación y previsión de futuro, por no hablar del falseamiento de datos que llevó a cabo su Ejecutivo. 

Si informamos de que hay una situación mala, pero con unos datos que se pueden modificar de una manera, y tenemos oculta una realidad de deuda, impagos y quiebra tras una cortina electoralista, estamos mintiendo a la ciudadanía, estamos engañando a nuestros votantes y estamos atentando contra la democracia y el propio Estado de Derecho en que vive España. 

Pese a todo esto, a las reformas imprescindibles que se han tenido que llevar a cabo, a los recortes imprevistos o reducciones de prestaciones que el Gobierno se ha visto obligado a realizar; pese a la necesidad de evitar el rescate y la intervención, pese a todos los momentos amargos, económicos y sociales, que hemos tenido que pasar, Rajoy y todo el Partido Popular puede estar hoy muy orgulloso y debe gritar bien alto, que ha cumplido más del 90% de su programa electoral, algo que queda muy lejos de las cifras socialistas de los años de su gobierno. 

Si el 21 de diciembre España sigue siendo gobernada por el Partido Popular, llegaremos más lejos, con más seguridad, más empleo y más confianza; con menos deudas, menos parados, menos recortes; con una mejor calidad de vida que hoy solo puede garantizar el PP. El cambio en el Gobierno en este momento en que nos encontramos, tan delicado en el aspecto económico y del empleo, tan complicado en materia terrorista, tan sumamente peligroso por las ansias independentistas... sería un graso error difícil de remediar en cualquier caso. 

Esto no es demagogia, es democracia. Cada uno ejercerá su derecho al voto de la manera que más conveniente crea, pero debe saber, que su decisión puede perjudicar a miles de vecinos, amigos y ciudadanos que conviven día a día con él. 

El cambio no tiene por qué llegar de unas manos inexpertas, temblorosas y que generan incertidumbre. El cambio es posible juntos, unidos, apoyando a aquel que verdaderamente sabe sacarnos de las situaciones amargas y difíciles, debe venir de aquellos que saben como gestionar un gobierno nacional, debe venir cargado de experiencia, de conocimiento, y de buen hacer y buena gestión. 

Repito y nunca me cansaré de hacerlo, que en este momento, el extremismo, la indiferencia y el centralismo, son tres posiciones inadmisibles por nuestro país, que no nos conducirían más que a la perdición. 

Si queremos seguir mejorando y tener la oportunidad de recuperar y ser recompensados por el gran sacrificio que hemos hecho durante estos cuatro años, debemos seguir confiando en las mismas personas que lo han llevado a cabo, pues solo ellos, con su forma de actuar, mejorable al igual que todas, serán capaces de seguir actuando para el bien de nuestra sociedad. 















Etiquetas:   Elecciones   ·   PP   ·   PSOE   ·   Encuestas   ·   Elecciones Presidenciales   ·   España   ·   Libertad de Pensamiento   ·   Podemos   ·   Ciudadanos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21010 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora