Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Conflicto Político   ·   Israel   ·   Unión Europea   ·   Palestina   ·   Relaciones Internacionales   ·   Política Exterior   ·   Epicuro   ·   Hedonismo   ·   Periodismo   ·   Lectores


Reseña "Los asesinos del emperador" de Santiago Posteguillo


Inicio > Literatura
26/11/2015


720 Visitas



TÍTULO: Los asesinos del emperador.


AUTOR: Santiago Posteguillo

EDITORIAL: Planeta.

ISBN: 9788408103257

 de Páginas: 1200

AÑO DE PUBLICACIÓN: 2011

TEMÁTICA: Narrativa histórica.

Los asesinos del emperador, es una obra que recoge básicamente tintes históricos, quizás, de los últimos treinta y cinco años del siglo I de nuestra era, si bien el autor se esmera en explicar las causas y los autores de estas, que anteriormente, trajeron consecuencias importantes para el Imperio Romano. La narración es meramente histórica y matizada con ficciones que el autor maneja hábilmente, lo que aporta un material, pese a su extensión, de fácil lectura.

Desde mi punto de vista, hay tres hombres clave en la evolución del libro: Domiciano, Marcio y Trajano. La vida de estos tres personajes se va entrelazando mientras el escritor da saltos magistrales en el tiempo poniendo punto final a un capítulo justo cuando la parte más importante estaba a punto de ejecutarse, para retomarlo más adelante.

Después del reinado de Nerón se sucedieron en el poder varios emperadores que duraron poco en el cargo terminando con un fatal fin. Cuando se entroniza Vespasiano, se instaura la dinastía Flavia, teniendo este como sucesor a su hijo Tito, quien falleció pronto y lo reemplazó Domiciano. En un principio Domiciano toma buenas medidas, pero con el tiempo devendría en un vil paranoico que temía demasiado por su vida y su posición. Ello lo obsesionó tanto que llegó a ordenar matar o desterrar a todo el que destacara en el ejército o la política, creando una inestabilidad que hacía temer a todos por su vida, familia y bienes.

El libro comienza desarrollando la conjura para el asesinato del emperador Domiciano, en su propio dormitorio. Para ello, el consejero imperial, Partenio, cerebro de la trama, se valió de un grupo de los mejores gladiadores, quienes se internaron en las cloacas romanas, que tenían una salida en el amplio patio de la domus Flavia (casa imperial). Partenio, en complicidad con uno de los jefes de la guardia del emperador, que logró alejar el grueso de pretorianos (cuerpo militar al servicio del emperador) y de Domicia Longina, emperatriz que padecía más que nadie los desmanes de su brutal marido, y quien mostró un pasadizo secreto hasta sus habitaciones, ponía en marcha el asesinato. Era el 18 de septiembre de 96 d.C.

Atrás en el tiempo se muestra la juventud de Marco Ulpio Trajano, patricio de Hispania e hijo de un general de igual nombre. Se van siguiendo los pasos de este hombre hasta que es nombrado legatus (general) que cuida con dos legiones la frontera del Rin, que los separa de territorio bárbaro.

Entre líneas aparece un rapazuelo que anda con otro niño sobreviviendo de lo que lograban hurtar. Estos chicos desempeñaron una ejemplar acción durante el litigio entre las facciones de Otón y Vitelio, defendiéndose ellos mismos de los soldados, cuya bravura es observada por el patrón de una escuela de gladiadores que los adopta y los lleva a convertirse con el tiempo en un notorio mirmillo y en un no menos ejemplar provocator. El mirmillo Marcio se convierte en una de las piezas clave de este entramado histórico.

Por fin le llega su hora al dios (así se hacía llamar) Domiciano. El senado romano borra su memoria de monedas, tira estatuas… Nerva es nombrado emperador y nombra hijo y sucesor a Marco Ulpio Trajano.

Pero antes, tendrían Norbano y Casperio, jefes pretorianos, que torturar y perseguir a todo el que hubiera tenido parte en el asesinato del emperador. Así es torturado Partenio, mientras otros caen y Marcio huye con su mujer, Alana a las tierras de los sármatas. La única persona indemne resultó ser Domicia Longina, la emperatriz y ejecutora de la puñalada final.

Nerva muere. Trajano pacta con el general Nigrino, quien lo acepta. Ejecuta a Norbano y Casperio. Roma cuenta ahora con un emperador capaz de llevarla a la cumbre de su gloria.

Este es un libro para disfrutar con el conocimiento de que se tiene un trozo de historia de Roma en las manos. Doy mi enhorabuena a Santiago Posteguillo por este legado que lo retrata como un genio de la novela histórica.





Etiquetas:   Escritores   ·   Libros   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Novela   ·   Lectores
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario









Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15953 publicaciones
4149 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora