Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   5G   ·   Tecnología   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación



Desde el infierno


Inicio > Ciudadanía
26/08/2015


1422 Visitas



Son ya cuatro años de locura y barbarie en el norte de África, el Sahel y Oriente. Como estamos inmersos en la barbarie cotidiana, quizás no somos capaces de comprender las causas próximas de los eventos tan brutales que contemplamos a diario.


Las noticias nos aplastan con un goteo incesante de seres humanos que sufren las consecuencias de la guerra, hasta un punto en el que el corazón ha hecho callo, dejando aturdida nuestra sensibilidad. Todos los días, desde hacer ya cuatro años, venimos observando la muerte en los informativos. Hombres, mujeres y niños son víctimas de la guerra que recorre amplias regiones del mundo sin que nosotros seamos capaces de comprender las causas, de ahí que nos sirven como explicación las que más a mano nos ponen los medios: la debilidad de las democracias incipientes, el autoritarismo y las dictaduras, la crónica incapacidad para la paz, el Estado Islámico... Toda una serie de lugares comunes de los medios que se han impuesto como las causas reales. Sin embargo, todo eso son consecuencias, no causas, de lo que acontece.

Si queremos comprender por qué millones de seres humanos tratan cada año de escapar de esos lugares y dirigirse a la rica y fuerte Europa, debemos buscar las causas en las acciones llevadas a cabo por Europa y Estados Unidos para defender unos supuestos intereses. En este blog lo hemos denunciado cada vez que sucedía, pero no está mal que hagamos un pequeño memorando de lo sucedido para comprender por qué sucede lo que vemos y cuáles serían, de existir, las soluciones. Por ello hay que empezar por la causa próxima más remota (no podemos ahora remontarnos al proceso descolonizador y el origen de todo esto, nos quedamos en este siglo), la llamada 'Guerra contra el terrorismo' de Goerge W. Bush. Empezó con Afganistán y continuó con Irak. Fue una guerra que desestabilizó la precaria situación de paz de la zona conseguida a lo largo de decenios. Se trataba de una paz impuesta y mortal para muchas personas. Un rosario de regímenes dictatoriales se imponían en la zona, pero garantizaban que la barbarie no se extendiera. Así Afganistán, Pakistán, Irán, Irak, Siria y Jordania. Eran regímenes estabilizados que ejercían un nivel de violencia contenido con el fin de mantenerse en el poder. La intrusión de Estados Unidos voló por los aires aquel equilibrio inestable y abrió la caja de las abominaciones.



La guerra contra Libia fue el segundo jalón de este rosario de barbarie. Gadafi pasó de ser el amigo de occidente, al que todos agasajaban, a ser el diablo en persona. La destrucción de Libia como estado soberano y unido trajo la atomización de la zona en grupúsculos que tomaron fuerza gracias al reguero de armas que occidente envió a los grupos hostiles al régimen. Entre esos grupos estaba el núcleo de lo que después ha sido el Estado Islámico. El jefe de Al-Qaeda en Libia, Abdelhakim Belhadj, fue liberado de las cárceles de Gadafi por Estados Unidos para liderar a los 'rebeldes', lo armaron y lo adiestraron. Tras esto, los 'rebeldes' se independizaron y mataron al embajador de Estados Unidos y el resto creo que es más conocido.La desestabilización de Libia regó de armas el norte de África y creó la desestabilización que vemos en el centro. Bokó Haram también se benefició de esta situación, así como el resto de grupos leales al Estado Islámico. 

Tras Libia vino Siria, repitiéndose el modelo. Los 'rebeldes' son armados y entrenados por Estados Unidos y Occidente, tras esto se independizan y siguen su propio camino. El Estado Islámico ha sido creado de esta manera, como en su día lo fue Al-Qaeda. Por tanto, las causas de lo que vemos son los intereses de Estados Unidos y Europa que le sigue a la zaga. Para quien no crea esto le pido que analice quiénes son los amigos y quiénes los enemigos del Estado Islámico. Su guerra no es contra Israel u Occidente de una forma genérica, sino contra otros musulmanes y sus supuestos enemigos, los cristianos. Son enemigos de los chiíes porque son sunníes por eso son enemigos de Irán. Pero tamibén lo son del resto de sunníes que no les son fieles, por eso atacan al régimen sirio. Su política es ocupar la hegemonía en el Islam, no extenderlo contra Occidente. Por eso son aliados estratégicos de la política Occidental.

Las palabras de Sadam Husein en la horca poco antes de ser ajusticiado fueron premonitorias. Estados Unidos y sus aliados han creado un infierno, un infierno del que millones de seres humanos quieren escapar. Pero, el paraíso europeo no los quiere acoger. No podremos frenar la desesperación que hemos creado. Nada hay que frene a un padre que quiere proteger a sus hijos. De seguir así, el infierno nos llamará a las puertas en breve. 



Etiquetas:   Relaciones Internacionales   ·   Guerra   ·   África   ·   Emigración

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18425 publicaciones
4672 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora