SALUD COMO DERECHO Y LA TUTELA EN COLOMBIA



SALUD COMO DERECHO Y LA TUTELA EN COLOMBIA

 

.bp.blogspot.com/-nC1HkU_uLok/Tg8FiJRYjDI/AAAAAAAAADo/v4QMg3TdIvk/s1600/TELEV+1+16mayo2011+edit.jpg" imageanchor="1">

Por: Ulahy Beltrán López

Con respecto a la salud como derecho y a la tutela como herramienta jurídica para reclamar y defender ese derecho, en octubre de 2009 escribí que en Colombia quienes tenían en ese momento la responsabilidad de garantizarle los beneficios en salud a "(...) los que tienen derecho como son los pacientes del régimen contributivo y del subsidiado, sencillamente se los están negando. Y una acción judicial, la tutela, se constituyó en la herramienta que está siendo mayormente utilizada por algunos pacientes para defender ese derecho y sólo así poder recibir los servicios de salud que están requiriendo, aunque estén al día en sus cotizaciones y tengan el carnet que los acredite como usuarios del sistema, o tengan derecho al subsidio de salud (...)" (http://ulahybeltranlopez.blogspot.com/2011/07/derecho-la-saludsolo-traves-de-la.html).

En ese mismo escrito sostuve que "(...) entre los años 2006 y 2008 un total de 884.271 tutelas y de ellas 346.424 reclamaban atención en salud, es decir que del total de tutelas que debieron decidirse en ese alto tribunal de la justicia, el 39% pedían atenciones en salud (...)" y que contrario a lo que la Corte Constitucional esperaba, dado que justo en el 2008 había ordenado la unificación del POS garantizando la prestación de los servicios dentro de una estrategia para alcanzar la cobertura universal, las "(...)   tutelas aumentan progresivamente. Si en el año 1999 las tutelas que se relacionaban con servicios de salud fueron 21.301, en los tres últimos años las cifras hablan por sí solas: en el año 2006 se generaron 96.229, en el año 2007, 107.238, y en el año 2008, cuando se expidió la Sentencia T-760 por esta Corte, se presentaron un total de 142.957 tutelas, 33% más que en el año 2007 (...)". 

Hoy las cosas no han cambiado mucho y eso quedó demostrado en la sesión evaluativa que hizo hace un par de semanas la Corte Constitucional sobre el cumplimiento del mandato definido en la Sentencia T-760 de 2008 por parte de los diferentes actores del sistema para alcanzar la cobertura universal dentro del modelo de aseguramiento en salud en Colombia con la unificación (igualación) del los beneficios del Plan Obligatorio de Salud (POS) de los regímenes de salud, de tal modo que las personas que están en el régimen subsidiado gocen de las mismas atenciones en salud de las personas que están afiliadas en el contributivo.

Con respecto a dicha evaluación de la Corte y después de treinta y seis meses de haberse dado las órdenes, la conclusión de este tribunal es que lo mandado a los diferentes actores del Gobierno, no se cumplió. A tal punto que los magistrados han exigido que para corregir y superar cuanto antes las múltiples fallas existentes en el sistema de salud colombiano, el Gobierno debe generar “respuestas rápidas, oportunas y profundas”, junto con inmediatas “medidas de carácter estructural”.

El Gobierno trató de mostrar como el gran logro frente a las obligaciones ordenadas por la Corte, haber pasado del 47% de cobertura en el año 1993 al 96% en el 2010, lo que representan las 44 millones de personas actualmente aseguradas en el sistema de salud colombiano, esta argumentación no satisface las expectativas de un país que puede tener casi una cobertura total de aseguramiento con carnet, pero que en realidad el acceso efectivo y real a los servicios de salud por parte de dicho 96% dista mucho de lo que debería ser, por los consabidos problemas de negación de servicios, barreras de acceso, además de las burocracias excesivas y las tramitomanías.

Informes actualizados de agencias estatales como la Defensoría del Pueblo demuestran que aun no está plenamente garantizado el acceso a los servicios por parte de personas afiliadas formalmente al sistema general de seguridad social en salud y por lo tanto debidamente carnetizadas, pues por un lado, aun existen restricciones para que la totalidad de estos usuarios puedan beneficiarse de los programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad que deben garantizarle a ellos las EPS que operan tanto el régimen contributivo como el subsidiado, y por otro, todavía la tutela sigue siendo la única vía para que algunos usuarios puedan recibir servicios de salud que requieren y que inclusive están contmeplados dentro del listado de beneficios del POS. 

Otros entes de control reportaron ante la Corte Constitucional cómo algunas EPS reclamaron en pago al Fondo de Solidaridad y Garantía (FOSYGA) atenciones que nunca prestaron y recobraron atenciones en multimillonarias facturas como servicios que no estaban incluidos dentro del POS, siendo que efectívamente sí lo estaban. Es por eso que no se entiende cómo algunas EPS no prestan el 100% de las obligaciones contraídas con sus usuarios  cuando cobran el 100% de atenciones que jamás realizaron o que no debían cobrar porque correspondían a servicios que ya se las había pagado el sistema de salud, por estar incluidos dentro del POS. 

Así las cosas, a partir de informes como el antes citado, en los que se demuestra que en este pais sólo se se siguen interponiendo tutelas el derecho de la salud es que podrás ser medianamente respetado, se concluye  que una de las principales razones para que los colombianos continúen perdiendo credibilidad y confianza en el sistema de salud, es precisamente la imposibilidad de tener un acceso expedito, oportuno, libre y sin barreras a los servicios a los que tendrían derecho simplemente por el sólo hecho de estar contmeplados dentro del POS. 

Aun está fresca en la mente de los colombianos la frase que mencionó el Presidente Juan Manuel Santos Calderón cuando el pasado 19 de enero de 2011 sancionó la Ley 1438 de 2011 que modificó algunos aspectos del sistema general de seguridad social en salud, al decir que con la sanción de dicha Ley ya no habría necesidad de colocar más tutelas para acceder a los servicios de salud, por lo menos los que estuviesen dentro del POS. Hoy la realidad demuestra que para muchas personas afortunadamente existe la tutela, pues por dicha herramienta jurídica que en buenahora se gestó con la Constitución Política de 1991, es que precisamente ellas han podido tener finalmente el acceso a esos servicios...¡afortunadamente existe la tutela para reivindicar el derecho fundamental de la salud y dignificar a los usuarios de los servicios!

ubeltran@hotmail.comtwitter: @ulahybelpezhttps://www.facebook.com/group.php?gid=9287882468: NOTAS DE ACTUALIDAD EN EL SECTOR SALUDhttp://ulahybeltranlopez.blogspot.com/http://tu.tv/usuario/ulahybeltranhttp://paper.li/ulahybelpez/1311100896



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


ÚNETE






SALUD COMO DERECHO Y LA TUTELA EN COLOMBIA


SALUD COMO DERECHO Y LA TUTELA EN COLOMBIA

 


Por: Ulahy Beltrán López

Con respecto a la salud como derecho y a la tutela como herramienta jurídica para reclamar y defender ese derecho, en octubre de 2009 escribí que en Colombia quienes tenían en ese momento la responsabilidad de garantizarle los beneficios en salud a "(...) los que tienen derecho como son los pacientes del régimen contributivo y del subsidiado, sencillamente se los están negando. Y una acción judicial, la tutela, se constituyó en la herramienta que está siendo mayormente utilizada por algunos pacientes para defender ese derecho y sólo así poder recibir los servicios de salud que están requiriendo, aunque estén al día en sus cotizaciones y tengan el carnet que los acredite como usuarios del sistema, o tengan derecho al subsidio de salud (...)" (http://ulahybeltranlopez.blogspot.com/2011/07/derecho-la-saludsolo-traves-de-la.html).

En ese mismo escrito sostuve que "(...) entre los años 2006 y 2008 un total de 884.271 tutelas y de ellas 346.424 reclamaban atención en salud, es decir que del total de tutelas que debieron decidirse en ese alto tribunal de la justicia, el 39% pedían atenciones en salud (...)" y que contrario a lo que la Corte Constitucional esperaba, dado que justo en el 2008 había ordenado la unificación del POS garantizando la prestación de los servicios dentro de una estrategia para alcanzar la cobertura universal, las "(...)   tutelas aumentan progresivamente. Si en el año 1999 las tutelas que se relacionaban con servicios de salud fueron 21.301, en los tres últimos años las cifras hablan por sí solas: en el año 2006 se generaron 96.229, en el año 2007, 107.238, y en el año 2008, cuando se expidió la Sentencia T-760 por esta Corte, se presentaron un total de 142.957 tutelas, 33% más que en el año 2007 (...)". 

Hoy las cosas no han cambiado mucho y eso quedó demostrado en la sesión evaluativa que hizo hace un par de semanas la Corte Constitucional sobre el cumplimiento del mandato definido en la Sentencia T-760 de 2008 por parte de los diferentes actores del sistema para alcanzar la cobertura universal dentro del modelo de aseguramiento en salud en Colombia con la unificación (igualación) del los beneficios del Plan Obligatorio de Salud (POS) de los regímenes de salud, de tal modo que las personas que están en el régimen subsidiado gocen de las mismas atenciones en salud de las personas que están afiliadas en el contributivo.

Con respecto a dicha evaluación de la Corte y después de treinta y seis meses de haberse dado las órdenes, la conclusión de este tribunal es que lo mandado a los diferentes actores del Gobierno, no se cumplió. A tal punto que los magistrados han exigido que para corregir y superar cuanto antes las múltiples fallas existentes en el sistema de salud colombiano, el Gobierno debe generar “respuestas rápidas, oportunas y profundas”, junto con inmediatas “medidas de carácter estructural”.

El Gobierno trató de mostrar como el gran logro frente a las obligaciones ordenadas por la Corte, haber pasado del 47% de cobertura en el año 1993 al 96% en el 2010, lo que representan las 44 millones de personas actualmente aseguradas en el sistema de salud colombiano, esta argumentación no satisface las expectativas de un país que puede tener casi una cobertura total de aseguramiento con carnet, pero que en realidad el acceso efectivo y real a los servicios de salud por parte de dicho 96% dista mucho de lo que debería ser, por los consabidos problemas de negación de servicios, barreras de acceso, además de las burocracias excesivas y las tramitomanías.

Informes actualizados de agencias estatales como la Defensoría del Pueblo demuestran que aun no está plenamente garantizado el acceso a los servicios por parte de personas afiliadas formalmente al sistema general de seguridad social en salud y por lo tanto debidamente carnetizadas, pues por un lado, aun existen restricciones para que la totalidad de estos usuarios puedan beneficiarse de los programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad que deben garantizarle a ellos las EPS que operan tanto el régimen contributivo como el subsidiado, y por otro, todavía la tutela sigue siendo la única vía para que algunos usuarios puedan recibir servicios de salud que requieren y que inclusive están contmeplados dentro del listado de beneficios del POS. 

Otros entes de control reportaron ante la Corte Constitucional cómo algunas EPS reclamaron en pago al Fondo de Solidaridad y Garantía (FOSYGA) atenciones que nunca prestaron y recobraron atenciones en multimillonarias facturas como servicios que no estaban incluidos dentro del POS, siendo que efectívamente sí lo estaban. Es por eso que no se entiende cómo algunas EPS no prestan el 100% de las obligaciones contraídas con sus usuarios  cuando cobran el 100% de atenciones que jamás realizaron o que no debían cobrar porque correspondían a servicios que ya se las había pagado el sistema de salud, por estar incluidos dentro del POS. 

Así las cosas, a partir de informes como el antes citado, en los que se demuestra que en este pais sólo se se siguen interponiendo tutelas el derecho de la salud es que podrás ser medianamente respetado, se concluye  que una de las principales razones para que los colombianos continúen perdiendo credibilidad y confianza en el sistema de salud, es precisamente la imposibilidad de tener un acceso expedito, oportuno, libre y sin barreras a los servicios a los que tendrían derecho simplemente por el sólo hecho de estar contmeplados dentro del POS. 

Aun está fresca en la mente de los colombianos la frase que mencionó el Presidente Juan Manuel Santos Calderón cuando el pasado 19 de enero de 2011 sancionó la Ley 1438 de 2011 que modificó algunos aspectos del sistema general de seguridad social en salud, al decir que con la sanción de dicha Ley ya no habría necesidad de colocar más tutelas para acceder a los servicios de salud, por lo menos los que estuviesen dentro del POS. Hoy la realidad demuestra que para muchas personas afortunadamente existe la tutela, pues por dicha herramienta jurídica que en buenahora se gestó con la Constitución Política de 1991, es que precisamente ellas han podido tener finalmente el acceso a esos servicios...¡afortunadamente existe la tutela para reivindicar el derecho fundamental de la salud y dignificar a los usuarios de los servicios!

ubeltran@hotmail.comtwitter: @ulahybelpezhttps://www.facebook.com/group.php?gid=9287882468: NOTAS DE ACTUALIDAD EN EL SECTOR SALUDhttp://ulahybeltranlopez.blogspot.com/http://tu.tv/usuario/ulahybeltranhttp://paper.li/ulahybelpez/1311100896




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


ÚNETE