Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Marketing   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Lectores   ·   Educación   ·   Convivencia Escolar



¿Qué no puede hacer el Kirchnerismo?


Inicio > Política Nacional
28/06/2015


1274 Visitas



Las primeras encuestas serias, dan un 30 por ciento de valoración positiva a la fórmula Scioli- Zannini y un 46 por ciento en el mismo sentido, a la de Macri - Michetti. *




Una primera lectura puede decir que a Scioli le restó Zannini y que a Macri le sumó Michetti, pero en verdad, ambos se mueven en el mismo rango, si se analizan otros datos y el contexto, que antes de anunciar a sus compañeros de fórmula. Sin embargo un detalle no menor, es que a Scioli el acompañamiento de Zannini le produjo un techo, situándolo en porcentajes de Kirchnerismo duro y a Macri su elección de MIchetti le acotó territorialidad. 

El Candidato del FPV y a la vez el FPV ambos cambiaron, ambos debieron sacrificar en parte su discurso, para acercarse a un termino medio, (que está lejos del termino medio opositor) que los haga más parecidos. Scioli con Zannini perdió en parte, según esta misma consultora, al Votante No K que en AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) donde se hizo el sondeo de opinión, significa cerca del 50 por ciento del electorado. 

Por eso es que aquí el Candidato PRO suma esa cifra que parece diferenciarlo de Scioli llegando al 46 por ciento, porcentaje que se achicaría bastante, poniéndose casi en una paridad entre ambos, si tomamos todo el país. Pero de todos modos para Macri, que en el Área Metropolitana, en la que está incluida la mayor parte de la "madre de todas las batallas" el Conurbano, pero el sector más informado, educado e instruido, tener esa aceptación, es importante.

Sin embargo estos sondeos que se hicieron, solo se tuvieron en cuenta dos opciones (la polarización) y la respuesta positiva hacía una u otra fórmula, no significa necesariamente, intención de voto.

Pero toda esta intencionalidad, esta identificación de la gente, en algún caso por afinidad y en otras por espanto de lo que ve enfrente (el kirchnerismo, la corrupción, Zannini y su onda setentista o por la derecha, volver a los 90' y por que no, la corrupción disimulada del macrismo) aunque cueste aceptarlo -por que en el imaginario, la gente vota y por eso la gente manda- no tiene que ver con la vida real. No tiene que ver con lo que realmente está pasando en la política y con los políticos. Y posiblemente, no tenga que ver con el resultado electoral, pese a que quien vota, sea la gente.

A los periodistas, más allá de los análisis que podamos hacer y la información de consultoras, nos llega todo tipo de información. Alguna de esa información es basura, son operaciones y pretenden utilizarnos para divulgarla. Otra es de fuentes internas de cada frente, aveces de simple línea que baja de sus dirigentes y otras de su propia visión. Y esa información, la que podemos analizar y la que nos dan las fuentes, poco tiene que ver, con la que se desprende de las encuestas. 

La politica y los políticos le venden a la sociedad, lo que en realidad no están haciendo.

Y no hablo de gestión, que pocas veces tiene que ver con el discurso, si no de su intención electoral.

Si las elecciones nacionales se pudieran dividir en dos turnos, por un lado votar Legisladores y por otro Presidente y Vice, mientras que en el primer turno habría una lucha descarnada por las bancas en el Congreso, en un segundo turno presidencial, creo que solo veríamos a Scioli haciendo campaña en todas partes.

Presidente seguramente quieren ser todos, Macri, Massa, Stolbizer, el propio Altamira y por supuesto Scioli, pero este último sabe que además de ser su última oportunidad (generacional) por que en el Peronismo vienen muchos por detrás; también es la única para usar ambos aparatos, el del PJ y el del Kirchnerismo para cerrar su carrera política en el máximo cargo,  antes que toda la sociedad sepa (incluso los kirchneristas) qué hizo y qué dejó el kirchnerismo.

Lo expliqué en notas anteriores, pueden revisar en ellas el contexto económico financiero que está dejando el gobierno y cómo eso podría impactar en lo social y productivo (Notas: "Todo para no ganar"  , "Donde quedará el Kirchnerismo" y "Macri no quiere ganar" 

Todavía hay al menos dos hechos, que por ahora solo se insinúan, no sucedieron  y pueden ser contundentes en el rumbo de las elecciones.  

La Presidenta ya protagonizó dos hechos anteriores que apuntan en el mismo sentido. Uno puntual: ella no es candidata a nada, no está en ninguna lista. El otro: por un lado eligió a Zannini, que muy lejos de sumar,  le resta votos a Scioli y echó al Jefe de las Tres Fuerzas, Milani. Parecen situaciones inconexas, pero no lo son y todo apunta a un objetivo central de la Presidenta. Es evidente que ella quiere que a partir del 11 de diciembre, pese a ya no tener cargo, seguir teniendo un grado de poder importante y sobre todo, más que poder, control sobre las situaciones.

Cristina no quiere que Scioli gane (Scioli si quiere ganar y gasta lo que no tiene para hacerlo) eso es evidente, pero como sabe que Macri hace tiempo ya conoce sus planes y tampoco quiere ganar en este escenario, ante la duda de que Scioli termine saliendo  con la suya y ganando, Zannini será su control en el Congreso. Esto es en los papeles, en la realidad, quizá Zannini se vaya convirtiendo en el socio político de Scioli. Ese es el riesgo que corre Cristina, pero a diferencia de Milani (que por las reuniones en La Ñata lo echó) al Vice imposible  que lo pueda cambiar. Zannini, pese a su pasado, sus antecedentes y la imagen que vende Grupo Clarín de él, según fuentes de gobierno, es por demás pensante, comprometido en lo social, en muchos aspectos no coincidió con Cristina (en algunos beneficios a corporaciones en leyes) y hasta en el tema Deuda, Buitre y Holdotus, tuvo la posición, apenas perdido el fallo, de negociar y sacarse el problema de encima cuanto antes, para que sea menos costoso. 

Milani de ser la solución, la herramienta de inteligencia para alinear a propios y perseguir a adversarios, (el regreso de Barones del Conurbano del FR al FPV tuvo más que ver con carpetazos de Milani, que con convicción) pasó a convertirse en una amenaza asociado a Scioli y en una bomba de tiempo judicial, con causas que le podrían estallar (hubo información de inteligencia civil, que la Justicia iba a acelerar causas) y quizá en plena campaña electoral.  La pregunta inevitable es ¿por qué le preocupaba que estalle causas en plena campaña, si no quiere que gane Scioli? (le hice esta pregunta a la fuente) la respuesta es lógica: quiere que pierda pero por muy poco, sumando poder legislativo,  indispensable para sus planes. 

De todos modos la salida de Milani, estratégica de donde se la mire, no significa que la relación haya terminado. Cristina se aprovechó de los sueños chavistas del general, de que su paso a la vida civil, le signifique la utilización del Aparato K y PJ para llegar a ser candidato. Por otra parte los dos saben cuestiones inconvenientes del otro, por lo que es dificil que se rompa la relación. Esto de mi parte no lo puedo asegurar,  nadie podría, salvo la Comisión Bicameral de Inteligencia (que no se reúne nunca) pero es posible que Milani termine siendo un "inorgánico" de la Inteligencia Civil operando para la AFI. Quedaron antes ciento de inorgánicos de la Ex SIDE, incluso algunos que ni la Bicameral conoce (Stiuso seguro que si) y si algo de esto pasara, los integrantes de la Comisión, por el secreto que los rige, tampoco lo podrían exponer públicamente. El General parece más peligroso ahora en el llano e invisible, que antes en su cargo.

Pero volviendo a los hechos, en realidad los posibles hechos, por que aún no sucedieron pero lo podrían cambiar todo, uno es sin duda la respuesta de los Grupos de Poder, "Círculos Rojos" como le llama Macri. Estos hicieron notar su poder justamente para acelerar el proceso de deterioro financiero y económico. No lo debe haber dicho Ingeniero en persona, pero si trascendió que sus operadores le pusieron claro a estos grupos, que "Macri no iba a detonar la bomba económica de Cristina". En este sentido, quienes tienen el poder económico para adelantar el escenario de crisis, que Kicilllof procuró estirar a 2016 con la colocación de bonos con altos intereses y algunas licitaciones que hicieron ingresar divisas, ya que insistieron tanto en que Macri llegue a La Rosada, quizá hagan su parte. 

El otro hecho trascendente, del que también se habla, pero no con la profundidad y el impacto que pudiera tener, es la Prorroga de la Ley de Emergencia económica. Desde el periodismo se anticipa que Cristina en septiembre cuando envíe la Ley de Presupuesto al Congreso, va a tener una gesto para el próximo presidente y con su mayoría automática, la va a renovar. Hay que ver que toda la era kirchnerista, aún con "el mayor crecimiento de la historia...las tasas chinas... los 6 millones de nuevos puestos de trabajo... y ... los 2,5 millones de nuevos jubilados" más todas las consignas que siempre repite el gobierno (y que son difíciles de verificar) hubo Ley de Emergencia Económica que le dio al PEN en la figura de su Jefe de Gabinete "Superpoderes" (para disponer y reasignar partidas y al PEN todos los avances que hizo sobre el BCRA y sus decisiones con respecto a Deuda, propias del Congreso) Sin esa Ley el próximo Presidente,  no tendrá margen de resolución de problemas, como tuvo el Kirchnerismo. Tampoco el mismo manejo de recursos y ni siquiera la autonomía que tuvo Cristina para decidir sobre Deuda Externa. 

Si no hay seguridad con respecto a que la Presidenta renueve esa prórroga, con un Congreso, que más allá de quien gane, quedará dividido casi en tercios, volver a promulgar una Ley de Emergencia Económica, no va a ser sencillo para quien asuma (no importa quien sea) 

Muchos dirán, qué no hay nada mejor, que la oposición lo reclamó siempre y que da mayor calidad institucional.

No hay duda de eso.

El problema es: ¿alguien cree que Macri quisiera ser Presidente en ese contexto y con La Cámpora en la Oposición? 

Parece que nadie quiere superpoderes, hasta que le toca gobernar.

El circulo se comienza a cerrar y las estrategia de Cristina y la de Macri, los dos personajes con mayor poder en el escenario político, se hacen visibles.

Macri hizo todo lo posible por cerrarse en su propio armado. No quiso ningún peronista ex kirchnerista en sus armado, eligió de compañera de fórmula a alguien que antes no consideró lo mejor para la ciudad y se acotó más aún, pudiendo ampliar su territorialidad con un vice de su armado y del interior. Es claro que el Jefe de Gobierno de CaBA, va por sumar poder legislativo con las fuerzas que integran el frente y sobre todo territorial con al UCR y otras alianzas. Pero también va por responsabilizar, lo cual es un hecho, al Kirchnerismo por haber gobernado los últimos 12 años  y al peronismo por ser el que más gobernó, de esta nueva crisis de final de ciclo, que deberá pagar la sociedad.

Cristina eligió a Zannini acotando a Scioli y como Plan B, por si es inevitable que gane. A la vez y para que sea posible también si gana Scioli, practicar la "Gran Bachelet" con su propio candidato, no apareció en ninguna lista del FPV (no quiso quedar pegada a él) A continuación, para romper cualquier sociedad con Scioli que la perjudique ó para utilizarlo desde las sombras,  en un lugar menos visible y que no le haga pagar costos, echó a Milani. Para cerrar su estrategia, solo falta saber, qué hará con la Prórroga de la Emergencia Económica. 

Nadie creyó, hasta que sucedió, que Cristina iba a apoyar a uno de sus candidatos y en lo formal apoya a Scioli. Ninguno de sus militantes, ni en pesadillas pudieron imaginar que iba a bajar a Randazzo y lo bajó. Ni la prensa, ni la sociedad, ni sus propios militantes, incluso los que sentían gran incomodidad con Milani, hubieran acertado de que lo iba a echar y le pidió la renuncia. 

Macri sin Ley de Emergencia prorrogada, sabe que se mete solo en la telaraña que le tejió Cristina y si no la prorroga, aunque lo niegue, va a pisar el freno. 

¿Alguien puede estar seguro que la va a prorrogar? 

Pero además, si la prorroga, para que el Ingeniero no boicotee aún más su camino a la presidencia, ¿alguien puede estar seguro, que luego con dos tercios peronistas en el Congreso, no se la van a derogar, impulsado por el Kirchnerismo y La Cámpora?

Si desde sus intelectuales, llegaron a pensar en hacer renunciar a Scioli ¿que no puede hacer el Kirchnerismo? 





*Socia Gerente de CIO





Foto DyN








Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18316 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora