Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   PYME   ·   Negocios   ·   Marketing   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Lectores   ·   Profesores   ·   Ética



Todo para no ganar


Inicio > Política Nacional
20/06/2015


1517 Visitas



El Kirchnerismo, Cristina y la Mesa Chica, hacen lo posible para que Scioli pierda. El Macrismo, Macri y Durán Barba, hacen lo posible por no ganar. ¿Nadie quiere el Poder Ejecutivo?




En las últimas dos notas "¿Macri no quiere ganar?" y "¿Donde quedará el Kirchnerismo?" desarrollo esta hipótesis (sugiero leerlas si algo en esta nota no se termina de entender, para evitar repetirme) Por supuesto que no le cae bien a nadie, al menos a nadie comprometido con esta realidad socio.económica e institucional que tenemos. Los informados y los falazmente informados, aunque ambos tienen una idea de los distintos escenarios posibles a futuro, unos partiendo de una realidad y otros de una realidad mágica (Anti K y K) creen que en la opción que ellos prefieren, está la única salida, unos para el cambio, otros para la profundización. Sin embargo ninguno de los dos bandos enfrentados y extremos (que no son mayoría, ni sumados) podrían aceptar, que gane quien gane (Macri o Scioli según sus preferencias) ambos deberán hacer lo mismo,  quizá con distinto discurso, quizá con distintos tiempos, pero lo mismo (y los candidatos y sus asesores lo saben).

Cualquiera que llegue a La Rosada en diciembre deberá reunir en pocos meses, los dólares suficientes (como expliqué en las notas anteriores, ver) para poder enfrentar U$S 24 mil millones de deuda pactada, con BCRA por pago a FMI de Néstor Kirchner, deuda,  Nobac y el Fallo Griesa que siquiera se negoció. Tendrán que tener no menos de U$S 8 a 10 mil millones para importaciones de energía, al valor actual del petróleo, que según Putin el presidente ruso, va a mantener estos valores al menos dos años. Además deberá poder dar curso a los giros por ley que tienen las Multinacionales y a esta altura suman algo más de U$S 10 mil millones. Y no menos de U$S 10 a 12 mil millones, para importadores y aparato productivo y comercial, solo para reactivar la economía interna. 

Unos  U$S 35 mil millones de Reservas en el BCRA acusa Vanoli ¿Hay esa suma? Bueno, descontando dinero de los bancos en dólares, el intercambio de monedas con China y lo intangible, los expertos dicen que no van a quedar más de U$S 20 mil millones disponibles, contando que en octubre se debe pagar el bono con vencimiento (Boden 2015 unos U$S 6 mil millones).

Tenemos un serio problema de caja en dólares, el próximo presidente va a necesitar ingresar no menos de U$S 30 mil millones en 2016 para poder responder. 

Por el lado de los pesos, para el Modelo Kirchnerista no hay problema, seguirán emitiendo y listo.

Para el Modelo Macrista (al menos lo que insinúa Macri) iría por un ordenamiento de la base monetaria, reducción del déficit y reasignación de recursos, según lo expresan, priorizando lo social. 

Ambos Modelos dejan puntos oscuros, emitir como lo haría el kirchnerismo tiene el límite de la alta, más alta y hasta el riesgo de la hiper inflación y la reducción de déficit tiene como contrapartida, recorte del gasto, quita de subsidios enfocando en sectores medios y medios altos (los mismos perjudicados de siempre), menos liquidez en la sociedad, menos consumo, menos actividad y hasta desempleo.

¿Hay algo intermedio entre ambos modelos? En la diversidad de propuestas de resolución, hay quizá medidas parecidas, pero distintos tiempos. Pero lo cierto es que los dos modelos tienen el límite, de la cuenta regresiva de las reservas (volvemos a los dólares) por que de no bajar inflación (el Kirchnerismo emitiendo no lo va a lograr) el retraso cambiario sería más serio y la devaluación para corregirlo, más grande. Sin embargo parar la emisión, no se traslada automáticamente a bajar inflación, si no sería fácil (para el macrismo) además hay que sostener la oferta, por que si la demanda continua, pese a haber menos liquidez, eso también potencia precios. Y para poder llegar a levantar el cepo (como de seguro hará el macrismo) no lo podría hacer, sin un dólar unificado a la cotización mayor, lo cual en el mercado local, siempre se tradujo en más inflación. 

Por esto el Modelo de Profundización, no es más que la no propuesta, la no solución (que Scioli no haría de ganar) y la de Cambio es una propuesta de solución (no la única) pero con costos, que depende de donde se aplique más ajuste y donde se priorice, puede ser de impacto social, productivo, empresario, corporativo, sector público o pyme. 

Lo que no se ve, con claridad al menos, es que más allá de la respuesta política y de gestión para resolver el escenario, el mercado es el que tiene la verdadera decisión, para salir de la crisis o profundizarla. Parece liberal o neo liberal esta apreciación, pero solo se desprende de la realidad. Apenas anunciado Zannini como fórmula de Scioli, los bonos nacionales bajaron, el dólar blue subió unos centavos (preocupantes, hacía meses no subía) pero sobre todo, el entusiasmo inversor a futuro se retrajo. Esto demuestra que las reglas de juego, incluso las no dadas, pero que se suponen van a regir, determinan la inversión y la actividad. ¿Si Cristina, Kicillof y Zannini en este modelo, no pueden lograr el apoyo del mercado, qué hace pensar que Scioli, Kicillof si es que lo sostiene y Zannini, que se lo impusieron, podrán tenerlo? ¿Será que Scioli con Kicillof, Bein, Blajer ó quien ponga en economía y Zannini a quien no podrá sacar de su armado, para no caer en default generalizado y más alta inflación,  deberán hacer casi lo mismo que Macri,  de ganar?

Mercado no son solo los grandes inversores, las corporaciones y el sector financiero, que pocas veces pierden y pueden elegir en que país invertir.Mercado somos todos, es la inversión pequeña y mediana, el comercio nacional, los productores, la actividad económica en general. Y si el gran mercado no apoya y moviliza un modelo, el resto en el mejor de los casos, apenas tiene una inversión y actividad de supervivencia.

Eso es lo que vemos hoy y desde el 2011 agravándose, a partir de las restricciones al mercado de divisas y el aumento incesante del déficit fiscal. 

Si el estado no se ajusta a si mismo en el gasto, si no asume prioridades sociales, si no solo no controla la corrupción, si no que ni siquiera la acepta, el sector privado (y el mercado) no apoya. Y no lo hace, por que es en el sector privado donde el kirchnerismo hizo  únicamente el ajuste, y quienes recibieron la mayor presión fiscal que se recuerde, pero ni aún así, Cristina logró cambiar su trayectoria de crisis.

El Kirchnerismo podrá no aceptar ni controlar su corrupción, podrá no imponerse prioridades y reducir gasto fiscal, podrá seguir haciendo creer a muchos que se puede vivir sin producir, solo devolviendo impuestos con el consumo, y podrá emitir todo lo que quiera en pesos, pero solo va a desvalorizar más  la moneda y nadie que lo tenga, pondrá un dólar en su modelo. Ni Cristina, Kicillof, Zannini hoy lo pueden cambiar.  ¿Qué hace pensar que Scioli, con Zannini y los fundamentalistas del relato, si lo podrán hacer?. 

Por eso sigo insistiendo en que si Scioli ganara,  rodeado de kirchneristas que sostengan el relato, solo los va a usar para distraer (como ahora los usa ahora para llegar) pero en cuanto se acomode en el poder, va a desplazar a los que le colocaron,  de las decisiones fundamentales. Scioli no podrá hacer nada distinto a lo que pueda hacer Macri (Massa y hasta la propia Stolbizer) de ganar, en lo concreto de la gestión, salvo que quiera ser el fusible, que espera sea el Kirchnerismo, para culparlo a él y que Cristina vuelva.

Cristina que según sondeos, si bien son poco creíbles, tiene un 48 por ciento de imagen positiva, aunque esto no sea del todo real, demuestra en el final de su mandato,  no solo puede aplicar el plan de su militancia "La gran Bachelet" con Macri, que fue su opositor elegido, si no con su propio candidato del FPV.

¿Le saldrá bien?

¿Podrá,  una vez desatada la crisis de lo que deja su modelo y el ajuste inevitable, culpar tanto a Macri su opositor, como a Scioli su propio candidato?

¿Podrá culpar a cualquiera que asuma y deba enfrentar el desajuste y a la vez quedar indemne?

¿O el Kirchnerismo se convertirá en otro Menemismo, al cual se lo hizo responsable de todo luego de 2001?

Difícil acertar una respuesta. 

Cualquier otro armado político, que dejara este escenario socio-económico e institucional, estaría condenado a pagar un alto costo social, una condena. El kirchnerismo es tan negador y usa a tal grado el pensamiento mágico, que toma y deja la ideología según convenga, que no se puede asegurar.

Los dirigentes pueden ser unos completos farsantes, Cristina lo es y hasta se animó a mentir en la FAO con la pobreza de su país, pero es esperable que sus militantes reaccionen a las mentiras. 

En el Kirchnerismo no funciona así.

Dicen:

"Hay que bancar el proyecto" y se apoya la Ley de Hidrocarburos, que le da menos de regalías a las provincias dueñas del recurso, con YPF nacionalizada, que en los 90' con YPF de Repsol (en los 90' 18 por ciento de regalías, hoy 12 por ciento)

"Hay que bancar el proyecto" y se apoya la Ley de Telecomunicaciones, que mientras el menemismo en los 90' a Telefónica de España, solo le había dado la mitad de los teléfonos fijos del país, esta nueva ley, legitimó que la misma empresa española, sea dueña de Telefónica de Argentina y de Telecom (por ser dueña de TI en el mundo) qué use como propia la fibra óptica que colocó el Estado, que tenga el 75 por ciento de la telefonía celular del país (Personal y Movistar) y que además en franca violación a la Ley de Medios (que tanto se empeñó el mismo gobierno en imponer) transporte no solo Internet, si no TV por Cable y como si eso fuera poco, que tenga un canal de TV como TELEFE. 

"Hay que bancar el proyecto" y através de un DNU, cuando el Kirchnerismo tiene mayoría en ambas cámaras del Congreso, pero para evitar que incluso se divulgue, se avanza sobre la "Propiedad intelectual de las Semillas", dando a una empresa como Monsanto que tiene más del 60 por ciento del mercado, la propiedad de nuestra base alimentaria y exportadora. Ni Duhalde con los apremios económicos que tuvo su gobierno y la necesidad de que crezca la explotación y exportación de soja, le dio tanto a una multinacional. De que esto no se sepa en la sociedad y los aspectos de la Ley (DNU por ahora) no se conozcan, también son responsables los medios y multimedios, que cooptados con publicidad de Monsanto y lobbys, no divulgan nada.

"Hay que bancar el proyecto" y la Barrick Gold, Yhamana Gold, o Glencore Xtracta con sus subsidiaria Renova, que tienen hasta puerto propio en San Lorenzo, Santa Fe (y sin control estatal), se llevan oro, plata, litium y ciento de minerales, sin industrializar y pagando regalías de 5 por ciento. La minería en la era K fue y es un saqueo, comparable al saqueo colonial, pero que ahora además de arrasar con los recursos, usan métodos altamente contaminantes y con uso de agua a una escala inimaginable. Solo en Río Negro hay 600 proyectos aprobados y a las regiones, nada les queda de esta explotación, salvo tierra y agua contaminada, como a Catamarca, que este año finaliza la explotación de Bajo La Alumbrera y sigue igual de pobre.

"Hay que bancar el proyecto" lo podríamos repetir indefinidamente y cada vez encontraríamos más falacias del discurso nacional y popular. La Ley de entidades Financieras de Martinez de Hoz nunca derogada por el gobierno nacional y popular, que da como ganadores de El Modelo a bancos y financieras, que no pagan impuestos por su renta. Los Casinos, Bingos y Tragamonedas, de zares del juego como Cristobal López, Angelici o la empresa Bolt, que despluman a pobres las 24 horas del día y no pagan impuestos (en Brasil están prohibidos los juegos así). Los Supermercados, que en los 90' dependían de 10 u 11 grupos económicos y hoy solo de 4, que como no se conforman con tener el 95 por ciento de la venta de consumo masivo (el 5 por ciento le queda a pymes comerciales que son las que dan empleo) desde Secretaría de comercio, violando Ley de la Competencia, les permiten abrir minimercados (como a Carrefour y Coto) y destruyen más al pequeño comercio.

El kirchnerismo no funciona así, saben que lo que acabo de citar y es solo un resumen acotado hay mucho más, favorece a corporaciones en detrimento de la sociedad, su riqueza, su actividad comercial y productiva. El Kirchnerismo, su militancia saben esto, pero no quieren saberlo, no quieren que sea verdad.

Prefieren quedarse con el pensamiento mágico y el discurso nacional y popular de Cristina.

En la nota anterior, cerré diciendo "se viene un país real"

Que sea real, que sepamos exactamente que dejó el kirchnerismo, va a tener la contra,  de tener mucho para cambiar, un gran desajuste por corregir y una realidad por enfrentar.

El tema es ¿cuándo llegará esa realidad, esa percepción que ninguno vamos a poder negar, de país real?

No es lo mismo si parte de esa realidad, se devela antes de que Cristina deje el gobierno o con el nuevo presidente. Realidad que involucra el verdadero atraso del dólar con respecto a la inflación y a nuestros socios de la región. Dilma Rousseff ya avisó, que va a "avanzar en un acuerdo de libre comercio con UE aún sin Argentina" Hoy nuestro país no tiene una cotización del dólar, ni una inflación razonable, ni siquiera liquidez en divisas, para hacer frente a ningún acuerdo de libre comercio. La verdadera Argentina de Cristina destruye mercados comunes e impide acuerdos de bloques. 

Hasta afuera de MERCOSUR podemos quedar. 

Sin embargo en la Argentina de los militantes Kirchneristas se levanta la bandera de "Patria Grande".Viven una falacia.

Pero parece que en estos días de Listas y negociación de cargos, la vida real no importa.

Escribiendo esta nota, se esperan las novedades del cierre de listas, pero lo más importante ya se anunció y da un claro mensaje, de que Cristina no quiere que gane Scioli,  y si por que Macri tampoco quiere ganar, termina ganando Scioli, quiere tenerlo bastante limitado.

Zannini a Scioli solo le asegura el voto K,  de esos que dicen "hay que bancar el proyecto, la Jefa manda " (y la realidad no importa). Pero a la vez le espanta voto independiente, peronistas tradicional y después de ver los comentarios en el Facebook de Cristina  de los Randazzistas, creo que el de ellos también. Parece increíble, pero para poner a Zannini de vice, es evidente que Cristina quiere que Scioli no gane. 

Por su lado Macri, primero con el duo de porteños que presentó en Provincia de Buenos Aires: Vidal-Ritondo, y luego la locura de bajar a Ritondo por el enojo radical y poner en su lugar a Salvador, ex diputado nacional y titular de la UCR bonaerense, actúa como si en politica,  porque se polarice, se puede imponer cualquier cosa y eso es un gran error. Pero luego hoy fue más allá,  con  la compañera de fórmula que eligió: Michetti, que hasta hace un mes, no era lo mejor para la Ciudad y ahora debemos creerle, que es lo mejor para la vicepresidencia de la nación. 

Es evidente también (no me jodan) que Macri (pudiendo) no quiere ganar. 

En la nota anterior llegué a esta conclusión, pero no por que Macri no sepa de política y no conozca al peronismo y kirchnerismo que son su principal adversario. Al contrario, los conoce y demasiado bien,  en la nota anterior a esa, también lo expliqué pero a la vez tiene certeza, por un lado del escenario que deja Cristina y por otro, como lo anticipó la Oposición,( y si el Kirchnerismo fuera oposición también lo haría), que el próximo gobierno no tendrá "Superpoderes" El verdadero poder para decidir y definir, va a estar en el Congreso y no en el PEN.

Quizá por eso es que Cristina, si no puede evitar que Scioli gane y correr así el riesgo de que alguien que ha sabido flotar con todos los gobiernos peronistas, termine desplazando al kirchnerismo y diluyéndolo, pone a su hombre, su cerebro en las sombras Zannini, donde se va a definir casi todo: en el Senado y las comisiones más importantes.

Cristina y Macri  se tiran el país el uno al otro. (no Scioli,  que es su única oportunidad de ser presidente y usar el aparato K,  antes de que se den todos cuenta de la realidad)

Inimaginable un cierre de listas y una campaña, que nunca terminó desde 2013, que se llegara a una instancia, donde las dos principales figuras del poder político nacional, hagan lo posible por no ganar (el poder ejecutivo al menos).

Seguramente habrá una campaña feroz como siempre y donde ambos gastaran fortunas (incluso de dinero público de ciudad y nación) Seguramente también van a mostrar la mayor intención de ganar las elecciones, pero para sumar poder Legislativo, Provincial y Territorial. 

Los errores de Cristina y Macri en sus fórmulas Ejecutivas, sus idas y vueltas, su cerrazón en la supuesta pureza de cada frente, solo se podrán corregir, con los errores del otro. Aciertos es dificil destacar.

Cristina eligió su candidato opositor: Macri, antes que al propio: Scioli. Los funcionarios, periodistas y militantes K decían que Scioli era el candidato de Clarín.

Paradojas del pos kirchnerismo que ya vivimos:  los votantes Anti K van a terminar votando al opositor que eligió Cristina y los votantes K, al candidato de Clarín.

Pero las Paso, más que una gran encuesta como dicen, van a ser un parámetro, para que Macri sepa (aún con todo lo que se empeñó en no ganar) si puede ganar.

Si es ineludible ganar el Poder Ejecutivo para Macri, es posible que  los grupos de poder, "Círculos Rojos" como los llama el Jefe de Gobierno, que tanto hicieron e insistieron para que llegue a la Rosada, deban hacer su parte.

Con el anuncio de Zannini Vicepresidente, ya dieron una muestra gratis de lo que pueden hacer (suba del blue, caída de bonos y retracción del mercado)

Quizá acorten la mecha de la bomba que Cristina le quiere dejar a Macri (y a Scioli también) y parte del desajuste, lo deba pagar la Presidenta antes de irse.  Un detalle no menor es el monto que deberá erogar de reservas, para pagar el compromiso de deuda en bonos de octubre.

En ese escenario de economía sincerada antes del traspaso, (quizá antes de las elecciones definitivas) ahí si Macri  es posible que quiera ganar y evidentemente, Scioli ya no podría (pagaría por la crisis de Cristina). Pero también Massa (o De La Sota) y Stolbizer, tendrían otro lugar, en ese escenario. 

Por eso el jefe del PRO se equivoca tranquilo y  por ahora, hace todo para no ganar. 











Etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Daniel Scioli   ·   Mauricio Macri

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18316 publicaciones
4649 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora