Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Quintana Roo   ·   PRI   ·   MORENA   ·   Innovación   ·   Reseña   ·   México   ·   Andrés Manuel López Obrador



La palabra PERRO lo que esconde es...


Inicio > Historia
16/06/2015


2860 Visitas



La palabra PERRO únicamente se encuentra en la lengua española, y no ha sido posible definir el término hasta la actualidad. Se dijo que el origen de la palabra PERRO era, por tanto, desconocido. Finalmente averigüé y comprendí su significado, a la vez que fijé el origen tan ignorado del término castellano PERRO. Hallé que el nombre de Perro significaba “Ladrador” o en términos más coloquiales “Gritón”.  


El nombre del animal PERRO no es una palabra como se tiene por cierto sino una frase. PERRO es una locución y razonada con todo sentido que se la debemos a nuestros antepasados los carpetanos. Se trata de una voz pre helena y frigia que significa: “LADRADOR”. Literalmente quiere decir: “QUIEN -R- MUCHO” o “EL QUE MUCHO HABLA”. Asimismo es relativo a “FORZAR LA VOZ” o “MUY SONORO” y en un sentido peyorativo lo llamaríamos “CHILLON” o “GRITÓN”. En una grafía capital griega de la época frigia se caligrafía ΠΕΡ•ΡΟ y en castellano, nosotros, lo pronunciamos exactamente igual que hace miles de años lo vocalizaban nuestros antepasados celtíberos: PER•RO. Se trata de dos fonemas y sorpresivamente no se compone de dos sílabas como se da por hecho sino de dos monemas; por consiguiente esto supone que nos encontramos ante dos claros lexemas, es decir unidades mínimas dotadas de significación y articuladas en un antiquísimo y perfecto acrónimo ibérico. 

Me hago cargo de que esta afirmación les deje atónitos, no puede ser de otro modo; pues voy a transmitirles una epistemología que ha estado inédita durante miles de años. Y por raro que parezca, lo que les acabo de desvelar bajo mi parecer, es una total certeza y esta teoría del conocimiento tiene un razonamiento que puedo perfectamente sustentar empíricamente. Verán, el primer vocablo se trata de una voz carpetana (cario) y tomada del heleno frigio. En griego se escribe Περ, y en castellano sería “Per”, y es la primera raíz de las dos palabras que nutren el acrónimo PER•RO. Esta raíz pre griega περ “per” significa: MUCHO, MUY o MÁS. El segundo vocablo se trata de una voz también carpetana (cario) y tomada de la lengua helena frigia. Además Ρο “Ro” es el nombre de la decimoséptima letra del alfabeto griego. Está estrechamente relacionada con la FUERZA y en este caso en la VOZ, en el SONIDO o para HABLAR. En el alfabeto español es la decimonovena letra y su nombre, como todos conocen, naturalmente es la “erre”. Y saben ¿cómo llamaron los gramáticos latinos a esta letra /r/? La llamaron la letra canina, porque este animal en latín es CANE, CANEM o CANIS y a la “littera canina” la justificaron de este modo: Λόγω του ήχου του διπλού ρ, που έμοιαζε με τον ήχο που παράγει ο σκύλος όταν είναι θυμωμένος, οι Λατίνοι γραμματικοί ονόμαζαν το γράμμα ρ littera canina (σκυλίσιο γράμμα). Miren, se lo traduzco al idioma español a continuación: “Debido a que el sonido de la doble r, se asemeja al sonido producido cuando el “perro” está enojado, los gramáticos latinos llamaron a la letra Ρ “r” LA LETRA CANINA.” (Crédito fuente: Wikipedia.)  

Con lo arriba expuesto quedaría asentado y acreditado ya desde un buen inicio la relación entre perro y “r”, y las evidencias no se pueden negar. Ahora bien, antes del alfabeto griego y latino, los perros ya existían y con toda probabilidad un nombre para ellos también. ¿Cómo es posible que la palabra perro únicamente se encuentre en castellano? Se dijo que el origen de la palabra era, por tanto, desconocido. De donde provenía parecía todo un misterio y su significado no se supo, y tampoco pudieron determinarlo; se tuvo por incierto hasta hoy. Permitan que proclame con satisfacción que, ahora, en mi honesta opinión más claro y cristalino no podría estar y en este artículo les he mostrado la estructura interna de la palabra; pero aun debiera añadir que, asimismo, su ignota sintaxis. Por otro lado, en la actualidad hallarán como sinónimo de perro entradas tales como can o chucho, y extensiones que han derivado haciendo referencia a un sentido peyorativo del término: “malo”, “no digno”, “vago” y otras connotaciones con carácter negativo. Y aun se tuviera por asociados, no se contaba con que “por sí mismo” tomara sentidos de amenazador, alborotador, aullador, chillón, gritón, ladrador, y un largo etc. Posiblemente si el término lo hubiéramos dado en nuestra civilización y siguiendo el mismo criterio establecido por nuestros antepasados, hoy la palabra perro no existiría, con toda probabilidad al perro le hubiéramos llamado: “el enfadado” o “el gruñón”, y eso si no lo hubiéramos resuelto con una locución más coloquial tal cual: “el que es tan pesadito, erre que erre”. 

Así que para entender mejor todo esto, es imprescindible que sepan que el sábado 21 de abril de 2012 descifré la escritura ibérica tras transcribir el texto de “El bronce de Luzaga”. Para mi sorpresa, descubrí que las tesis y publicaciones que dieron validez a un supuesto origen y lengua celta o celtizada de los iberos y los celtíberos, tuvieron que hacerlas sin la necesaria comprobación. ¡Inaudito! Advertí que no eran auténticas transcripciones sino simplemente transliteraciones fonéticas sin significado alguno. Como ustedes saben, todo idioma se sustenta en una filosofía del lenguaje que explica su mundo y todos los mundos posibles, por ello es tan triste perder un lenguaje, porque un universo explicado se extingue con él, y pude comprender que aun parezca sorprendente la escritura de los iberos y los celtíberos se trataba de escritura helena construida con diversos alfabetos epichorikos, (de las otras regiones), es decir que cada comunidad lingüística usaba caracteres propios de su territorio y por esa razón los epigrafistas jamás pudieron encontrar coincidencias grafológicas en otro lugar que no fuera en ese territorio específico. Esa escritura, es anterior al alfabeto griego Milesio o de Mileto, sí, pero no obstante se trata de una misma lengua hablada. Y pude comprobar que para los celtíberos (los íberos septentrionales) se trataba de una lengua proto-griega, para ser más concreto en sus modos dialectales: frigio-lidio-dorio procedente de Asia Menor. En realidad, la lengua de los celtíberos y la lengua frigia es la misma lengua escrita de otro modo, con otros símbolos. Pero lo más sorprendente se lo diré a continuación: Nuestras palabras, las que usamos hoy, pude comprobar que son las que usaban ellos. Naturalmente no están escritas completadas tal como las conocemos hoy, por supuesto. ¡Ojo! otras sorpresivamente sí que lo están. También muchas se extraviaron en el tiempo, no son de uso corriente, y no obstante podemos encontrarlas todavía en el griego antiguo, incluso algunas en griego actual, lo cual no me digan que no es algo sensacional, ahora bien, actualmente, nosotros las conocemos escritas con ortografía de un patrón latino. ¡Sorprendente!

Miren, los ACRÓNIMOS IBÉRICOS son las primarias frases de uso por los autóctonos (de facto) en la península ibérica y por asombroso que parezca hoy constituyen los morfemas, fonemas y lexemas del léxico del actual idioma castellano por ende español. ¿A que nos referimos con Acrónimos? En lingüística moderna un acrónimo, del griego ἄκρος, transliterado como akros “extremo” y ὄνομα transliterado como “onoma” significa NOMBRE. Pueden ser siglas que se pronuncian como una palabra pero también son vocablos formados al unir parte de dos o varias palabras. Este tipo de acrónimos es el tipo común de uso de la sintaxis íbera y celtíbera. ¿Y qué son los alfabetos epichorikos? Bien, será necesario esclarecer también de que se trata cuando hablamos de los alfabetos epichorikos: Son los distintos alfabetos y formas anteriores helenas a la adoptada finalmente en común y denominada Milesia o de Mileto para el idioma griego. En el caso de los caracteres ibéricos estos tienen sus orígenes en los alfabetos arcaicos locales procedentes de las islas y de la península de Asia Menor.  El miércoles 10 de junio de 2015 en Barcelona fijé la etimología del origen de la locución española PERRO y me es grato ponerlo en su conocimiento.

Texto de Enrique Cabrejas

Crédito imagen: Wikipedia

Para saber más: Cabrejas Iñesta, Enrique (Marzo 2015) HIJOS DE TITANES - EL SECRETO ÍBERO - ISBN: 978-84-9095-585-7. Colección: Investigación. Editorial Círculo Rojo. Almería. DEPÓSITO LEGAL: AL 199-2015.







Etiquetas:   Educación   ·   Escritores   ·   Etimología   ·   Historia de Edad Antigua   ·   Lenguaje   ·   Libros   ·   Filosofía   ·   Ciencias   ·   Cultura   ·   Gestión del Conocimiento   ·   Universidad   ·   Estudiantes   ·   Perros   ·   Historiografía   ·   Gramática   ·   Diccionario   ·   Humanismo   ·   Ortografía   ·   Campos de Castilla   ·   España   ·   Historia   ·   Historia Universal   ·   Idioma Español   ·   Libre Pensamiento

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Amelis Beatriz Andrade Castro, Escritora Gracia a tu importante investigación has acortado mi rastrillaje en lenguas que no puedo explicar. Mi teoría partía de suponer que si el humano viene de humus, perro tal vez venía de barro, tal vez pal > phalar - falar > parlar > hablar; de la segunda combina más con tu hallazgo al que pretendo adherir con ciertas curiosidades que encontré para lobo (?) y zorro (portugués). Enhorabuena.




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19063 publicaciones
4777 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora