Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   PAN   ·   México   ·   Quintana Roo   ·   MORENA   ·   PRI   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Pobreza



¿Macri no quiere ganar?


Inicio > Política Nacional
06/06/2015


1177 Visitas



De Narváez dejó lugar a un acuerdo entre Macri y Massa, que Massa quiere hacer pero Macri y sus aliados de Ciudad de Buenos Aires no. ¿Macri es un visionario, un perdedor o un estadista?




En 2011,  cuando pese a tener el clamor de un sector social y de los grupos de poder, para que compita con Cristina, no lo hizo, la frase de Durán Barba que lo definió fue "a una viuda no le gana nadie".

Pero este 2015 es distinto, Cristina ya no puede competir, su mejor candidato Scioli (si es que termina siendo el candidato en las listas del FPV) la tiene dificil, por un lado debe tener un discurso Kirchnerista hasta las Paso para competir con Randazzo, luego cambiar a un discurso más alejado del kirchnerismo para captar voto peronista no Kirchnerista e independientes y todo eso además; compitiendo con Massa que en su provincia sigue siendo fuerte y quizá teniendo que aceptar un armado de listas Kirchnerista, que le complicaría aún más el cambio de discurso. Con este escenario, con todo el apoyo de Carrió, también de parte de UCR y unos seis partidos minoritarios más, (una papita) pareciera que Macri no quiere ganar.

Si tan solo Macri aceptara un armado provincial con Sergio Massa, sin perjudicar sus acuerdos en CaBA y a su vez Massa (pese a la plata que le pusieron y por eso Malena no quiere desistir) bajara su candidatura presidencial y se postulara como gobernador de la Provincia de Buenos Aires, tendría el triunfo casi asegurado, incluso en primera vuelta quizá. 

La pregunta es inevitable ¿No quiere ganar, no quiere cortar la continuidad  del kirchnerismo, tan anhelada por buena parte de sus votantes? (¿No quiere la República diría Carrió?) 

Creo que las respuestas no pasan por esas preguntas y son bastante más elementales.

En marzo de este año, pasados casi 90 días de que la Cláusula RUFO perdiera vigencia, desde este mismo espacio escribí una nota que titulé " ¿Quiere Perder Cristina? "  En esa nota, viendo que las reservas caían, que  el gobierno solo atinaba a tratar de "dibujar " dólares en su intercambio con China (luego hace poco además colocaron Bonos con alto interés). Qué no pensaban  ni siquiera negociar con los Holdouts (y Buitres) que ganaron el Fallo de Griesa (hoy se sumaron más Holdouts con el me-too) aún a costa de sumar más intereses punitorios y tener relegado el mercado de crédito a una tasa razonable. Cuándo además, desde economía se seguía con el discurso de desendeudamiento, pero a la vez de no pago. Con el discurso de no hay cepo, pero no entra un dólar. Y con un déficit fiscal, que hasta febrero crecía al 30 por ciento (hoy crece casi al 40 por ciento) mientras que con impuestos, escalas y categorías sin actualización y paritarias,  por debajo de la inflación mas devaluación de un año atrás, (que de nada sirvió por la inflación) se iba por atrás de esos incrementos, haciendo que el ajuste sea privado, mientras el Estado cada vez gasta más. 

Todo esto sumado al agravante de un dólar oficial ficticio subiendo al 14 por ciento después de la devaluación (casi anclado en relación a todos los demás valores). Era más que evidente, que el plan de Cristina y Kicillof,  solo estaba pensado para llegar a diciembre (con suerte).

Si desde este modesto espacio vimos esta realidad, Macri, Carrió, Sanz y su ejército de técnicos y asesores, con  más razón.

Los últimos meses Scioli, a fuerza de pautas publicitarias millonarias en todos los medios, pero más que nada en los de Grupo Clarín, más otra pequeña fortuna a consultoras y encuestadoras, consiguió que todo el país no kirchnerista, y no peronista se alarme con la posibilidad de que gane en primera vuelta.

El dinero que Scioli no pone en la provincia en obras, mantenimiento y salarios, ya que los dos últimos años practicó un ajuste brutal en el estado provincial (al revés de Cristina) lo gastó en posicionarse de ese modo. Pero además ejerció la mayor presión impositiva y tributaria (igual que Cristina) 

Sin embargo este dato, real, inventado, incentivado por encuestas y publicidad o como sea, no hizo cambiar el rumbo del Plan económico de Cristina ejecutado por Kicillof, el horizonte siguió siendo diciembre y después,  que se arregle el que viene.

La pregunta en este caso, que ningún candidato presidenciable quiere responder es ¿Con qué deberá arreglarse el que viene?

Con un déficit fiscal del orden del 6 por ciento sobre PBI, que en una traducción sencilla serían de 300 a cerca de 400 mil millones que el gobierno, gasta de más. Por mes le ingresan un promedio de 100 mil millones de pesos y gasta en el orden de 130 mil millones de pesos. El problema es que este déficit tiene subsidios a la energía, al transporte urbano y al transporte aéreo (incluso vuelos internacionales que pagan dólar oficial) y aunque la mayoría beneficien a sectores medios y medios altos, por otro lado esos sectores tienen una alta presión impositiva y además no va a ser fácil aplicarles tarifazos en esos servicios. 

Otra parte del gasto público importante es el crecimiento del empleo publico y con altos ingresos  (mucho de eso con fines políticos) que no va a ser sencillo reducir. Y por otro lado, la obra pública con evidente corrupción, en algunos casos sobreprecios y en otros altos costos. Pero a la vez, todos los sectores de la sociedad y la producción demandan obras e infraestructura, por  obsoletas o necesarias, otro problema de dificil solución. (la crisis anterior de 2002 había capacidad instalada estatal y privada ociosa)

Otra alternativa a bajar el déficit, podría ser reducir la evasión impositiva y aumentar la recaudación, el problema allí, es que hay un gran sector al que más carga impositiva no se le puede poner y muchas actividades, sobre todo pymes, que solo sobreviven con su escasa renta por que evaden, sino serían inviables y quebrarían causando gran desempleo.

Esto en parte es el panorama interno, a lo que habría que sumarle, economías regionales, pymes que recién mencioné y el trabajo informal, que viene muy por detrás de la inflación en sus ingresos.

En lo macro económico,  y esto de algún modo tiene que ver, con solucionar o empeorar lo anterior, la escasez de dólares,   lo determina todo. 

Con las actuales reglas de juego, dólar oficial anclando, dos o tres cotizaciones, cepo, doble mercado y contabilidad creativa en la reservas del BCRA, dólares de inversión, crédito a tasa razonable y dólares por exportaciones, no van a ingresar (si no ya lo habría solucionado Cristina y Kicillof) 

Y esto si es grave, por un lado, por que toda actividad económica, sea productiva, comercial, exportadora o importadora, demanda dólares. Pero además, por que solo en 2016, apenas rodando el próximo gobierno, deberá enfrentar pagos de Deuda Externa pactados (sin haber negociado el Fallo Griesa) por unos U$S 25 mil millones de dólares. A eso hay que sumarle un monto incógnita por el precio internacional del gas y el petroleo, pero que no sería inferior a U$S 8 a 10 mil millones de dólares de energía.  Y además, los giros al exterior de multinacionales, que acumulados suman más de U$S 10 mil millones de dólares y toda la demanda retrasada de los importadores, que es incalculable y hoy tiene paradas muchas actividades.

Con U$S 33 mil millones de Reservas que Vanoli y Kicillof lucharon por darle a Cristina, para que no entregue el gobierno con muchas menos reservas de las que recibió (a cualquier precio lo hicieron) pero de las cuales, aunque el gobierno no lo diga, según los más optimistas, menos de U$S 20 mil milllones son de libre disponibilidad, lo números no dan.

Esta es la realidad del Modelo o Proyecto, como le quieran llamar, que si Cristina debiera gobernar, en lugar de 6 meses, 1 año, no llegaría a pagar, caería en default generalizado.

Cristina cerró el primer trimestre de su último año, que por otra parte los primeros trimestres son los de mayores ingresos de divisas, con un superavit comercial de U$S 163 millones de dólares, solo U$S 4 millones más, que los U$S 159 millones de 2001.

Patético.

Al comienzo nos preguntamos 

¿Macri es un visionario? No lo parece, pero seguro no se quiere ver en el lugar de Menem luego de la hiperinflación, en el de De La Rua luego de la convertibilidad y en el Duhalde haciendo el trabajo sucio del ajuste.

¿Macri es un perdedor? Tampoco lo parece, siempre fue cauto y estratégico e interpretó a su electorado, sin interpelar a quienes lo cuestionan. Pero es evidente, que si pierde, quiere perder solo con el PRO  mostrando cierta autenticidad que le dé sobrevida política,  a él y a su partido. Macri prefiere perder con fórmulas puras y no incorporar a "peronismo" que no va a poder controlar (como si lo hace con la UCR y la CC). Su proyecto es pos kirchnerismo, pero no apagando el incendio del kirchnerismo.

¿Macri es un estadista? Bueno a mi tampoco me lo parece, pero debo admitir que me tiene sorprendido, al menos si es que piensa, lo que creo que piensa.

Insistir en fórmulas y candidaturas nacionales sin Peronismo, es marcar una clara diferencia. Es, aunque hay quienes no lo ven, no encubrir a ningún peronista que en algún momento haya sido responsable de este escenario. Pero sobre todo es, hacer responsable al peronismo del resultado, por que si gana, lo tiene de oposición y no colaboran, la sociedad los verá como los auténticos culpables a ellos y no al PRO. Así nadie podrá decir, que en las soluciones que propone Macri como gestión,  incluye a nadie que haya sido parte del problema.

Ahora lo que  pondría a Macri  en el lugar de un estadista sería,  si en realidad va por perder la presidencia, perder por poco, sumar mucho poder Legislativo, provincial y municipal, incluso sacandole más gente a Massa (que en un ballotage se le van a sumar) y con ese poder, condicionar el gobierno Peronista-kirchnerista desde la Oposición. Esto,  hasta que sea tan evidente la culpa del kirchnerismo, en todos los problemas que deja por resolver, que el propio peronismo excluya al kirchnerismo duro. Luego con el inevitable  ajuste que deba hacer, contradiciendo por completo el discurso que hoy tienen Kirchnerismo y Peronismo, en una sola jugada quizá, termine con el Kirchnerismo y deje muy mal parado frente a la sociedad y sus propios votantes, al peronismo también. 

Si Macri piensa esto, si Macri logra esto de culpar al kirchnerismo de la crisis y responsabilizar al peronismo como movimiento (un 2 x 1), realmente deberé aceptar, que es un estadista, al menos para la politica. En cuanto a crecimiento y desarrollo, lo deberá demostrar (en la ciudad fue mejor que otros anteriores, pero menos de lo que se esperaba) y para eso, quizá esté pensando en 2019.

¿Con un país en humeantes cenizas?

Dificil saberlo.

Por ahora lo único que se ve claro, es que Cristina quiere perder y que el peronismo pierda, por que en el caso de que gane Scioli o Massa  el Kirchnerismo se diluye.

Y Macri no quiere ganar, aún teniendo todo para lograrlo, por que quiere que esta vez, quien hizo el desastre, sea el culpable del desastre y deba arreglarlo. Pero condicionado, por el poder que él logre como opositor,  en el Congreso y en gobiernos provinciales. 

Paradojas de un país,  que ya vive el pos kirchnerismo si que se haya ido. 

Ella quiere perder, El no quiere ganar.

Pero de una cosa estoy seguro, que llegue, quien llegue en diciembre a La Rosada, como siempre, perdemos Todas y Todos.

¿O les tocará a las corporaciones está vez? 

No lo creo...







Etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Daniel Scioli   ·   Mauricio Macri

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18024 publicaciones
4594 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora