Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Filosofía   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Filosofía Social   ·   Comunicación   ·   Censura   ·   Biología   ·   Ciencias



Atención domiciliaria


Inicio > Ciudadanía
25/07/2011


1643 Visitas




.ExternalClass .ecxhmmessage P {padding:0px;} .ExternalClass body.ecxhmmessage {font-size:10pt;font-family:Tahoma;} Si quiere acceder directamente a esta columna, haga doble click en el presente enlace: http://www.elheraldo.co/columnistas/atencion-domiciliaria-13118





   

Una de las responsabilidades de las EPS es garantizar la atención en salud de sus afiliados tanto en la hospitalización como en la parte ambulatoria, es decir, aquella que se hace fuera del ambiente hospitalario, que incluye los programas de atención domiciliaria, comúnmente llamados por sus siglas ‘PAD’.

Para cumplir con esta obligación, las EPS muchas veces subcontratan estos servicios con IPS que deben realizar la atención domiciliaria de estos pacientes y que en ocasiones incluye no solo la atención médica, sino la atención de enfermería, fisioterapia, suministro de medicamentos y elementos de apoyo terapéutico para realizar integralmente esta atención.

Sin embargo, en algunas EPS pareciera que incluir a un paciente en este tipo de programas obedeciera más a un favor que la EPS le hace al usuario y a sus familiares, que a un derecho que tiene el paciente de recibir este tipo de atención en casa. La anterior es una conclusión que se deriva de la actitud que tienen algunas EPS de negar este servicio, siendo que para los mismos motivos de enfermedad y tratamiento, otras EPS sí incluyen inmediatamente a este tipo de pacientes, sin mayores problemas ni requisitos que para estas agencias de aseguramiento se llaman “criterios de inclusión en el PAD”.

Para quienes están autorizadas a funcionar como EPS es un deber garantizarles la continuidad de la atención a pacientes que han estado hospitalizados y que pueden y deben seguir su recuperación en sus hogares, con el apoyo y seguimiento de un equipo de salud que cumpla con ese plan de atención domiciliaria. Sin embargo, para los usuarios, en ocasiones, si bien este tipo de atención está dentro de los beneficios que debe recibir un paciente cuando se afilia a una EPS, solamente pueden acceder a ese tipo de servicio cuando interponen tutelas y así logran defender ese derecho.

En otras palabras, si bien es un derecho recibir la atención domiciliaria, en ocasiones, si no se pelea ese derecho en los juzgados, algunas EPS no lo brindan ‘espontáneamente’, por llamarlo de alguna manera, sino que lo conceden facultadas en una errada discrecionalidad. Y si acceder al servicio en mención se constituye en ocasiones en un calvario, es muy frecuente que la calidad de quienes prestan en últimas ese servicio no sea la mejor. Inclusive, a veces ni siquiera se hace seguimiento en algunas EPS de la calidad del servicio que están prestando esos subcontratistas, que en últimas están actuando en nombre de las EPS, pues si bien estos prestadores de servicios domiciliarios son operadores de esa atención, la responsabilidad de la calidad de la prestación de ese servicio es indelegable y sigue siendo de las EPS, quienes son las que deben garantizar no solo que el servicio se preste, sino que se preste con la calidad que merece el usuario.

Llama la atención cómo algunas EPS contratan la prestación del PAD con entidades que han sido ‘montadas’ por médicos vinculados a esas mismas EPS, lo que genera cuestionamientos sobre lo efectivo de la supervisión e interventoría a estos servicios así contratados, cuando quienes están vinculados a la EPS también son subcontratados por ellas mismas para ‘externalizar’ estos servicios. A todas luces, este tipo de contrataciones ‘yo con yo’ le restan transparencia e idoneidad a este tipo de servicios así prestados, con la lógica afectación en la calidad de los mismos, con el consabido perjuicio en el proceso de atención y recuperación de los usuarios.

¿A quién acude un usuario para elevar su queja cuando no le conceden ingresar a un PAD que está requiriendo o cuando quien le presta el servicio no tiene las condiciones de idoneidad que se exige en este tipo de prestador? Hay instancias como el Ministerio Público, a través de las personerías e inclusive las mismas Defensorías del Pueblo que pueden gestionar el apoyo al usuario. Pero normalmente la argumentación técnica de las EPS es siempre mayor y mejor al respecto, y logra vencer las buenas intenciones de entidades como las antes citadas. Por eso, la solución en muchas ocasiones termina siendo la tutela, que casi siempre se complementa con una queja ‘simbólica’ a la Superintendencia Nacional de Salud, para dejar constancia histórica del hecho.









ubeltran@hotmail.com

twitter: @ulahybelpez



https://www.facebook.com/#!/group.php?gid=9287882468: NOTAS DE ACTUALIDAD EN EL SECTOR SALUD

http://ulahybeltranlopez.blogspot.com/



http://tu.tv/usuario/ulahybeltran



http://paper.li/ulahybelpez/1311100896























Etiquetas:   Salud

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18572 publicaciones
4704 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora