Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Innovación   ·   Tecnología   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Novela   ·   Lectura   ·   Poesía



Andalucía - Tierra de la Luz


Inicio > Historia
31/05/2015


1125 Visitas



Permitan les anuncie que Andalucía no tiene origen en el nombre árabe de Al Ándalus. Al Ándalus se trata de una traducción al árabe del nombre original que tuvo Andalucía en la antigüedad y antes de la llegada de las razias musulmanas a la península ibérica. Es un exónimo. ¿Pero cuál es el nombre original? ¿Cómo pude averiguarlo?


No imaginan lo que he de anunciarles, es demasiado asombroso, ya que descubrirán una historia de Andalucía y sobre los andaluces que jamás llegaron ni por asomo a imaginar. Les transmitiré un conocimiento inédito que solo pude alcanzar a través de descifrar la escritura ibérica el 21 de Abril de 2012. 

Verán, cuando se trata de documentar la historia antigua, y en concreto la del sur de la península, con frecuencia las referencias nos conducen hasta los fenicios y tartesios, sin embargo, a través de mis investigaciones constaté que existe una laguna temporal, donde se obviaron hechos muy relevantes y se desconocía un periodo anterior lleno de grandes episodios históricos, y que conocerlos es fundamental para comprender nuestra historia. En cualquier caso puedo determinar con seguridad que otros pueblos y que no han estado conveniente identificados llegaron a nuestra península en la llamada época oscura y que fueron ellos, a su llegada a la península ibérica quienes la fundaron. Sí, les llamaron iberos y celtíberos, y eso ya se sabe, pero esas denominaciones son genéricas y no aclaran de quienes se trataban. Apenas está documentado en las fuentes latinas, sin embargo está grabado por sus propios protagonistas, quienes lo dejaron por escrito en sus bronces, placas y estelas ibéricas. Como quiera que quien suscribe este estudio adquiriera los conocimientos necesarios y precisos para leerlas; tras más de 2000 años después, puede pormenorizar hechos que sucedieron entonces y que lamentablemente no se pudieron explicar con anterioridad. 

Permitan que les anuncie que es importante que conozcan que hice un descubrimiento insólito y que habilita mi peritaje a ciencia cierta en este trascendental asunto. Verán, descubrí que El Bronce de Luzaga, escrito en íbero septentrional, tenía su origen en una lengua anterior a la griega, de la época frigia. Una antigua lengua proto-indoeuropea de Asia Menor. Los celtíberos grabaron el texto usando un alfabeto epichorikos, (de otras regiones) quiere decirse, y en este caso, -un alfabeto propio-, y los vocablos guardan perfecto significado con el griego frigio, incluso con el antiguo lidio, licio, jonio y dorio, contenido en las raíces del griego Koiné, que significa “lengua común” o también llamado griego Helenístico. Son ellos quienes confirman al geógrafo Heródoto y yo, asombrado, únicamente doy testimonio. Me resulta muy emocionante, como es natural. Y son ellos, quienes dicen ser: –ΕΛΑΣ... ΚΑΡΥΟ : ΤΕΚΕΣ–. Es decir, “Helenos, Cario de Anatolia”. ¡Impensable! Y es que éramos analfabetos de la lengua ibérica, y no lo pudimos siquiera sospechar. Era un debate abierto durante siglos, y que los historiadores no pudieron resolver. Lo denominaron el problema insoluble de LAS DOS IBERIAS, pero la cuestión quedó resuelta en el instante que pude leer una pequeña lámina ibérica: “El bronce de Luzaga”. Entonces pude constatar que ¡Sí! Que era cierto. Las dos Iberia estaban relacionadas entre sí, y entre esas dos “Iberia” se fundó Europa. El mundo quedó listo para recibir la llegada de los nuevos y modernos conquistadores. 

Y uno de estos colonizadores, afecta de un modo sustancial a los andaluces que son descendientes LYCIOS, los andaluces son LYCIOS, al igual que parte de extremeños, portugueses, gallegos e incluso castellanos, ellos son LUSI. Los andaluces son ANDA• LUSI, porque provienen de la región Adalia-Lycia de Asia Menor. Lógicamente ustedes se preguntarán, y no con poca razón ¿Cómo es eso posible? Siempre oímos decir por los expertos que Andalucía era el Al Ándalus, sí, ciertamente, solo que hay algo que las crónicas nunca llegaron a contarnos, y es que unos imponentes navíos de la antigüedad tomaron un fuerte impulso surcando el Mediterráneo y llevaron a los cario, los lidios y los licios hasta las costas del sur de Andalucía. Se preguntarán por qué lo sé y en realidad es fácil. De no ser así, no tendríamos actualmente una población llamada Vélez en Málaga (Malaka Bel• ez) Porque Ez es la declinación del patronímico frigio que significa “hijo de”, ni tampoco tendríamos una Antequera, es decir y en otras palabras “Anterior La Caría”, denominada aquí (Anti•Karya) resultas de una región de Asia Menor, y de otra, Adalia•Lycia derivó nuestra Anda•Lucia. Años más tarde, con las incursiones de los moriscos en nuestro país el nombre de las regiones homónimas de Antalya y de Lycia, es decir La Anda•Lucia se tradujo al árabe por “Al Ándalus”, pero dense cuenta que se trata de una traducción, es un exónimo, para recobrar y finalmente el modo del cual nunca dejó de llamarse, es decir el nombre original que con nuestro dejo es la contracción Anda-Lucia y los moriscos adaptaron el etnónimo a su dialecto. 

¿Pero el nombre como transitó? Trataré de explicarlo de modo que todos lo puedan entender fácil. De hecho nunca transitó, nosotros, con nuestro deje y que es el suyo (cario-licio) comemos letras, y lo que ocurrió es que los moriscos lo imitaban vocalizando en su dialecto, como es natural; en nuestra antigua fonología su nombre original fue ANTALYTIA y recuperada de nuevo tras la reconquista hoy es la conocida ANDALUCÍA. Miren, la “Y” griega entonces se pronunciaba por la “U”. La “T” fue sustituida por la “C”, y es más Antalya antiguamente era conocida “Adalia”, y es su propio acento andalusí pero de los auténticos colonizadores lycios y traído desde costas de la provincia de Antalya-Lycia. La prueba es que, y por poner un mero ejemplo, para nombrar a su diosa principal LETO, madre de Apolo, y eso está suficiente acreditado de fuentes clásicas, dialectalmente en Licio se la llamaba LEDA (mujer) -de Zeus-. TO •LEDO es el caso nominativo, y que significa “LA LEDO”, pues es TOLEDO y otra ciudad que fundaron fue VALLADOLID, se trata de BAL •LEDO •LID y que significa “MADRE NUESTRA SEÑORA LETO” y se trata de claros TEÓNIMOS, construidos con acrónimos, y que es la sintaxis común ibérica. Nosotros, ustedes, somos ellos, los antiguos ELAZ que fueron llamados aquí con los nombres genéricos de los íberos y los celtíberos. En conclusión: la antes Lycia aquí es llamada AndaLucía. 

Haciendo referencia a quienes se encontraban al noroeste de la provincia Lycia de Antalya, se hicieron muy populares por la invención de novedosos juegos, algo que tuvo bastante que ver con nosotros, y especialmente con el carácter tan feriado y jocoso de mayorazgos andaluces. ¿Cómo? Sí, aun parezca impensable, eso que hace de los andaluces un pueblo por su talante tan saleroso y festivo se lo debemos al porte alegre de los lidios vecinos de la provincia Lycia de Antalya. Y uno de sus juegos tuvo mucho éxito entre nosotros, tanto que hasta llegó a convertirse en nuestra fiesta nacional y un gran festejo: Una suerte de correr toros y lidiarlos. Los Toros, no nos quepa duda eran de Lidia.  A los toros de lidia, podrán verlos estampados en la extraordinaria cerámica de la región de λυδια “Lydia”, dónde se fundó la ciudad Lydia: ταῦρος, es decir en el “Monte Taurus”, de la península de Asia Menor. Por otro lado, si nos circunscribimos al flamenco, daré la palabra a un andaluz y guitarrista ilustre. Callaré para que sea él, quien nos hable sobre los orígenes verdaderos del flamenco: “Las escalas modales, o modos griegos eran usados en la Antigua Grecia como pautas de entonación para cantar los distintos himnos u odas a los dioses; como estándares melódicos...” “Las escalas modales son 7 y sus nombres derivan de las distintas provincias griegas: Se sabe que de estos 7 modos, los más primitivos eran el dórico, el frigio y el lidio. ESCALA DE MI modo Frigio (es la que los flamencos conocemos como escala de MI POR ARRIBA.) Cómo comprenderán, no añadiré ni una sola coma a las palabras del magistral guitarrista, y mejor maestro: Paco de Lucia. El 26 de Febrero de 2014, justo nos dejaba pero, queden aquí sus palabras en su reconocimiento.

Hoy tenemos un encaro y un asomo nuevo hacia aquellos acontecimientos del pasado. Nuestro origen es heleno, porque la nuestra es una tierra Panhelénica, y sus inicios se encuentran tanto en la zona continental como en el mar Egeo y en Asia Menor. Se conoce de buenas fuentes que los lycios poseyeron un potente ejército terrestre y una gran flota marítima 2.000 años antes de Cristo, tiempo el cual ya estaban establecidos como un estado poderoso y respetado. Se tienen referencias históricas de ellos desde la edad de bronce en numerosos textos egipcios e hititas. Licia fue llamada Lukka desde esas fuentes, y lo que es interesante de ver, es que en los textos antiguos, los lycios son nombrados como Lukka o Lukki, y quisiera observar que la “k” latinizada adopta y se convirtió en “c” o “s”, así que tenemos a los Luci o LUSSI en la Iberia oriental, a la vez que a los LUSI •TANOS en la Iberia occidental. ¿No les parece una cosa sin igual? Los lusitanos fueron helenos. La Hélade estuvo formada por tres regiones geográficas delimitadas: la zona helena continental, Asia Menor y las islas griegas. Estas constituyeron los pueblos Ἕλενος “helenos”, más tarde también los pueblos “griegos”. La Hélade, eran un conjunto de ciudades-estado que tenían una misma lengua, creencias y una cultura en común, pero, por el contrario, distintas políticas y además eran independientes entre sí. Los iberos fueron Ἕλαδε “hélade” y los celtíberos “helíades”, y que significa “los niños del sol”. Parece un buen nombre para los pobladores de estas tierras. En realidad se llamaban así, porque eran hijos de “Elio”, el dios del sol: Ελ significa “luz”, Λάς significa “tierra”. Ελλάς significa “La Tierra de la Luz”. ¡Qué nombre más bonito! ¿No les parece? 

Para saber más: Cabrejas Iñesta, Enrique (Marzo 2015) HIJOS DE TITANES - EL SECRETO ÍBERO - ISBN: 978-84-9095-585-7. Colección: Investigación. Editorial Círculo Rojo. Almería. DEPÓSITO LEGAL: AL 199-2015.

Texto de Enrique Cabrejas

Crédito imagen: Wikipedia  



Etiquetas:   Arte de Grecia Antigua   ·   Educación   ·   Etnias   ·   Historia de Edad Antigua   ·   Historia de Edad Contemporánea   ·   Lenguaje   ·   Libros   ·   Filosofía   ·   Ciencias   ·   Antropología   ·   Arqueología   ·   Andalucía   ·   Universidad   ·   Museo   ·   Historiografía   ·   Humanismo   ·   España   ·   Historia   ·   Asia   ·   Historia Universal   ·   Patrimonio de la Humanidad   ·   Idioma Español   ·   Extremadura   ·   Libre Pensamiento

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19047 publicaciones
4773 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora