Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Educación   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Asamblea Constituyente   ·   Elecciones   ·   Venezuela   ·   Oposición   ·   Nicolás Maduro


9 seguidores

Guerra de equipos de fútbol


Inicio > Deportes
15/05/2015


621 Visitas



Hace unos días realicé la reseña de la novela El último milagro de Horacio Convertini publicada por Editorial Del Nuevo Extremo para la revista académica Miradas y voces de la lij y hoy viernes relaciono que nada ha cambiado del papel a la realidad.


Durante el desarrollo de la obra, el autor se propone mostrar todas las confabulaciones que rodean al fútbol argentino retratando lo peor del ambiente que rodea al deporte más popular de nuestro país. Esta historia es la del Racing Club que lucha por permanecer en la Primera división. Destaco que Horacio Convertini es periodista deportivo y de policiales. Yo no lo soy. Pero sí soy madre, esposa, hija de fanáticos de Boca y el fútbol me harta bastante. Teniendo el tema instalado en casa, en la de mis padres y en la de mis parientes, no puedo estar ajena a la situación que me da verguenza sólo pensar lo que ocurrió anoche.

Hoy relaciono mis lecturas de novelas con la mismísima realidad de pobreza moral de las personas que premeditan esto de llevar los ácidos para hacer daño a otro, la que premedita como cargar al otro, la que lleva malas intensiones en lo que yo imagino es una o debería ser una fiesta del fútbol estos clásicos como boca y river. No voy a los partidos, ni lo he ido, el día que he tenido una entrada la he cedido a uno de mi gente para que vaya. Sí escucho a mis hombres las anécdotas, desde el orinar al otro desde arriba hasta el que se arma el faso y se lo fuma lanzándole el humo encima y luego llegan a casa con ese olor que detecto a dos cuadras y me digo este va a la cancha a fumar o que. Y así muchas historias, la de anoche la viví cuando ya es mi hora de descanso, apago la compu, apago mi celular y me acuesto a escuchar debate político y de actualidad con los ojos cerrados hasta que me duermo. Anoche escuchaba que uno le decía al otro en el comedor, suspendieron el partido. Como curiosa que soy, cambié el canal y la imagen de la tele me mostraba el cuello de uno de los jugadores de river todo irritado. Ya me incorporé en mis almohadas y seguí el relato por el canal oficial. No me daba la indignación como para escribir anoche, no dejaba de avergonzarme de los poco morales que premeditan la maldad solo por lo que es un juego, al menos esto creo yo. Un juego que intenta divertir a casi todos los habitantes de nuestro país y termina siendo una guerra de equipos de fútbol. Repudio todos estos actos, no estoy habilitada a hablar del tema futbolero porque no lo soy pero si soy madre, esposa, hija de fanáticos moralmente hechos y derechos, y no podemos dejar, no podemos permitir que nuestra sociedad se siga lastimando de la manera que eligen, agresiones en la cancha de un super recontra super clásico, NO!!





Beatriz Valerio





Etiquetas:   Fútbol   ·   Literatura   ·   Violencia
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario










Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15524 publicaciones
4072 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora