Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Cultura   ·   Filosofía   ·   Novela   ·   Literatura   ·   PYME



Credibilidad perdida


Inicio > Ciudadanía
25/07/2011


1135 Visitas














.ExternalClass .ecxhmmessage P {padding:0px;} .ExternalClass body.ecxhmmessage {font-size:10pt;font-family:Tahoma;} .ExternalClass .ecxhmmessage P {padding:0px;} .ExternalClass body.ecxhmmessage {font-size:10pt;font-family:Tahoma;} .ExternalClass .ecxhmmessage P {padding:0px;} .ExternalClass body.ecxhmmessage {font-size:10pt;font-family:Tahoma;}

Si quiere acceder directamente a esta columna, puede hacerlo haciendo doble click en el enlace:

http://zonacero.info/index.php?option=com_content&view=article&id=10928%3Acredibilidad-perdida&catid=103%3Acolumnista&Itemid=130





El escándalo generado por el desfalco a los recursos de la salud en nuestro país y en el que estarían involucradas las entidades que fungen como operadoras y administradoras de estos recursos, así como funcionarios y contratistas vinculados a los mismos organismos del estado que dirigen el sector, sigue produciendo cada día mayores sorpresas por las nuevas y cuantiosas cifras de dinero que se habrían desviado para fines distintos a los definidos por la normatividad y por los diferentes métodos que se utilizaron para realizar ese desfalco.

Lo que sí está claro es que para poder establecer a ciencia cierta cuánta plata del sistema de salud colombiano tomó un rumbo distinto al debido, se requerirá mucho tiempo y muchas investigaciones, pues al parecer los diferentes niveles de operación del sistema estaban o están permeados por la corrupción.

Dejando a un lado lo ocurrido con los recursos del régimen contributivo que son los que hasta ahora han generado las noticias de las últimas dos semanas (por recobros de algunas EPS ante el FOSYGA por servicios y medicamentos que no debían recobrarse porque estaban dentro del POS, por recobros de medicamentos a precios exageradamente elevados frente al promedio del mercado, por recobro de tutelas que no habían sido efectivamente interpuestas por pacientes, etc.), dentro del “paquete” de recursos que han tomado destinos distintos a los legales, debe incluirse la plata que llegó a los municipios para pagar el régimen subsidiado y que alcaldes de algunos de esos municipios no les giró a las EPS autorizadas para operar dicho régimen en esos entes territoriales; así mismo, deben incluirse los dineros que girados oportunamente a las EPS del régimen no fueron pagados por algunas de estas a las clínicas privadas y los hospitales públicos donde fueron atendidos los pacientes afiliados a dichas EPS.

De igual forma, hay que incluir en esa gran bolsa de plata embolatada al sistema de salud a los recursos recibidos por algunas EPS del régimen contributivo que actuando “en sociedad” con algunas IPS se han repartido los giros que se han hecho desde la subcuenta de compensación del FOSYGA por pacientes doblemente afiliados –en el contributivo y en el subsidiado- y que por tal razón no han podido consumir servicios en ninguno de los dos regímenes de salud antes citados; en ese mismo sentido, hay que incluir los recursos que han sido recibidos por algunas EPS que no entregaron oportunamente los carnet a sus afiliados, de tal modo que aunque esas entidades empezaron a recibir el pago que el sistema de salud les hace mensualmente para atender a sus afiliados, no empezaron a gastarse esa plata sino cuando los usuarios pudieron acceder a servicios y esto sólo se pudo cuando les fueron entregados los carnet a ellos.

No podría dejar de incluirse en ese “paquete” de dineros perdidos los multimillonarios recursos que de manera oportuna han recibido todos estos años de operación de este modelo de aseguramiento, las EPS del contributivo y del subsidiado para gastar específicamente en actividades de promoción de la salud y promoción de la enfermedad, pero que algunas de esas entidades no han ejecutado efectivamente en ese fin. No se puede desconocer lo reportado por el estudio de la Defensoría Nacional del Pueblo que evidencia que en el régimen contributivo menos de 30 personas por cada 100 afiliados a dicho régimen, tienen acceso efectivo a programas de promoción y prevención; mientras que por el lado del régimen subsidiado, de acuerdo con dicho reporte, por cada 100 personas afiliadas, menos de 40 se benefician con este tipo de programa.

Esta gama de trampas que se le ha hecho a los recursos del sistema de salud -y que por ello son recursos de todos los colombianos-, ha restado de manera importante la credibilidad en un sistema que se fundamenta en un modelo de aseguramiento en salud que no ha sido cumplido por algunos de sus operadores, tanto del régimen contributivo como del subsidiado, y que contó con una actitud poco proactiva por parte de quienes tenían la responsabilidad de dirigir los destinos del sistema de salud colombiano, así como una intervención poco efectiva en el desarrollo de sus funciones por parte de los órganos de control en los pasados años.

El modelo de aseguramiento en cuestión pareciese contemplar que el riesgo y pago por ese riesgo que corren quienes aseguran, finalmente esté siendo asumido por los todos los colombianos que deberían ser los beneficiarios y no los pagadores de ese aseguramiento, pues si está siendo asumido y pagado realmente por el FOSYGA y no por esas EPS que operan indebidamente dentro del sistema, entonces el aseguramiento lo estamos pagando entre todos y no por quienes lo deben hacer, es decir, las aseguradoras del régimen contributivo y del subsidiado.

Perdida la esencia del aseguramiento en salud, incumplidas las obligaciones de algunos de sus actores y hasta de quienes lo venían dirigiendo y hasta controlando, la credibilidad y confianza en el sistema también se perdieron por parte de sus usuarios, quienes al final están defraudados con el uso que le han dado algunos de los administradores a sus recursos, pues al final todos esos recursos son de todos nosotros y no de quienes lo operan.

 

ubeltran@hotmail.com

twitter: @ulahybelpez



https://www.facebook.com/#!/group.php?gid=9287882468: NOTAS DE ACTUALIDAD EN EL SECTOR SALUD

http://ulahybeltranlopez.blogspot.com/



http://tu.tv/usuario/ulahybeltran



http://paper.li/ulahybelpez/1311100896





 






















Etiquetas:   Salud

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18559 publicaciones
4700 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora