Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Sociedad   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Valores   ·   Política



La madre del cordero !!


Inicio > Ciudadanía
26/04/2015


1194 Visitas



Tal parece a Chile no le faltan los corruptos ni los que los corrompen. Tampoco parece un secreto que el dinero que circula en las redes de corrupción es parte del botín que desde el principio fue el propósito del saqueo. Tampoco parece faltan formularios ni oficina de partes para que los fiscales se inunden en querellas. No hace falta además que lo que fuera una montaña de sospechas, y desinformación orquestada por los teleprontos con copiosos desmentidos, tenga mayor difusión y el conocimiento bien documentado actual del público.


Entonces confunde que nadie deje de perder tiempo y energía, en la discusión del origen inevitable de los desastres naturales, o, sobre la discutible, pero irrelevante presencia de una guagua en el congreso, para concentrarse en lo único que puede curar al país del cáncer que lo consume, La CONSTITUCION de 1980.

Con infinito respeto por las familias que deben pagar con el dolor que los separa de sus padres, esposos o hermanos que cumplen hoy cadenas perpetuas por torturas y asesinatos. Y con la mano en el corazón tambien por aquellas víctimas del horror y el dolor de sus entristecidos descendientes. Nada es peor para el futuro del pais, que haber dejado que quienes movieron los hilos de las bestias , pusieran sus mugrientas manos en la CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA DE CHILE.

Eso, lo sabe cualquiera que logre dar un paso dentro del cerrado círculo de la clase política chilena. Eufemismo por, mezcla rara de pocos ilustrados y honestos hombres y mujeres de buenos sentimientos, con una infame lacra de fulanos y fulanas, sin la capacidad o la integridad para ocupar puestos de poder en alguno de los poderes del Estado.

Ellos, todos, saben que no es facil cambiar por la razón, aquello que se nos impuso por la fuerza. Ellos , todos, saben que la constitución no es otra cosa que la continuidad bien diseñada de la DICTADURA.

Ellos, todos, saben que esta barbaridad de la carta fundamental no contempla dentro de su ambigüedad, penas mandatoria y ejemplares para delitos monumentales de fraudes financieros e improbidad. Ellos, todos, saben que si no promueve el saqueo al universo laboral y del consumo de los 17 millones de chilenas y chilenos, lo ha permitido por décadas. Ellos, todos, saben que este disparate jurídico atribuido a Pinochet o Jaime Guzman , es en realidad un plagio de las constituciones con las que Carl Schmitt y los constituciónalistas españoles legitimaran las carnicerías de Adolfo Hitler y Francisco Franco.

Pero , ellos, todos, hacen nada o muy poco, para concentrarse en denunciarlo. Algunos porque lo creen inutil. Otros porque por inconciencia, inocencia o indiferencia, lo suponen parte y no el origen del problema. Otros por conveniencia, porque saben que es la autodefensa de esa constitución la que paga los obscenos salarios de los parlamentarios de Chile. Y los menos , los que lo hacen , patalean' abandonados por un bloqueo mediático que los separa de sus bases, quienes hasta piensan, que es la actividad política la perversa y no los corruptos que la desprestigian con sus sinverguenzuras, y entonces, "deciden" RENUNCIAR AL VOTO.

No es cierto que no hay por donde empezar para recuperar la confianza. No es cierto que sea tan difícil terminar con la corrupción y la improbidad. No es cierto que se acabaron las personas decentes. No es cierto que lo publico sea menos digno o esencial que lo privado. No es cierto que las ideologías tengan vida propia, como tampoco la tienen las doctrinas. El mundo globalizado de hoy nos muestra que para EEUU y China, estas son un conveniente complemento.

Para hacer cualquier cosa en la vida hay que comenzar por el principio. Esa fue "la filosofía del GOLPE", y esa misma debe ser la de quienes aprendimos de EL.

Sin una CONSTITUCIÓN democrática, ajustada al inequívoco imperio del espíritu de legalidad, y del pluralismo que termine con esta gangrena de impunidad que juzga apellidos y no sus delitos, NO habremos empezado jamás .



Etiquetas:   Corrupción   ·   Democracia   ·   Consumismo   ·   Constitución   ·   Dictadura   ·   Administración Pública

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18438 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora