Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Crisis Económica   ·   Poesía   ·   Pandemia   ·   Naturaleza   ·   Salud   ·   Posverdad   ·   Fake News   ·   Salud Pública   ·   Humanidad



0 seguidores

10 factores a tener en cuenta al solicitar una traducción al chino


Inicio > Ciudadanía
24/04/2015

1013 Visitas



La expansión que desde hace años experimenta el mercado chino se está viendo acompañada del aumento de los inversores españoles que se están planteando entrar en el comercio del gigante asiático.


Pero ese crecimiento va acompañado de una enorme competencia que hace que las empresas extranjeras encuentren bastantes obstáculos para tener éxito en China.

Una de las complicaciones a las que se enfrentan las empresas extranjeras es la diferencia idiomática, un problema que exige una solución integral que no se limite a la traducción de un texto, sino que abarque aspectos de diseño y de comunicación para adaptar la identidad y la imagen corporativa de marca a la cultura china.

Por todo ello hay que tener en cuenta una serie de factores a la hora de contratar los servicios de una empresa de traducciones profesionales, ya que un mal trabajo en este punto echará por tierra todo el plan de integración en el mercado local.

1.- Global. Una buena traducción al chino debe transmitir las palabras del texto original, pero también debe respetar las ideas e intencionalidad del autor, el contexto.

2.- Selección del material. No basta con traducir la página web corporativa, sino que será necesario trasladar al nuevo idioma una serie de documentos comerciales así como textos legales. Pero tampoco es necesario, al menos de entrada, traducir toda la documentación empresarial. Seleccionar lo necesario hará que el presupuesto no se dispare.

3.- Audiencia. Hay que tener claro el target al que va dirigido el texto. Tanto el castellano como el chino son dos idiomas muy ricos que permiten muchas interpretaciones de un mismo texto y tener claro el perfil del usuario y la estrategia hará que sea más fácil conseguir una traducción adecuada.

4.- Traductor con formación. Comprobar que se trate de un profesional con formación específica en Traducción e Interpretación o en Filología, así como con experiencia en este campo. Saber hablar un idioma a la perfección no es suficiente para traducir un texto; la traducción es una disciplina universitaria que exige años de preparación.

5.- Traductor nativo. Parece obvio, pero hay quien no lo considera así. En este punto hay que destacar que lo ideal es que un traductor se encargue de trasladar un documento a su lengua materna, no a un segundo idioma. Y, aunque es un requisito básico, por sí sólo no asegura una buena traducción: el profesional debe tener una buena capacidad de redacción en su idioma nativo. Un buen traductor debe ser un buen escritor.

6.- Traducción técnica. Si se trata de la traducción de un documento de carácter científico, jurídico, médico, financiero… exigirá la especialización del traductor y su conocimiento de esa jerga. No se trata de que el traductor sea un erudito en el tema, pero deberá conocer las herramientas para documentarse antes y durante la traducción a fin de usar de forma correcta la terminología.

7.- Traducción jurada. Para casos en que sea necesario, por tratarse de un documento oficial, una traducción jurada es necesario que la realice un traductor autorizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores que actuará como notario, dando fe de la veracidad del documento traducido.

8.- Profesionalidad. Aunque no se trate de una traducción jurada, la confidencialidad del servicio es uno de los principio éticas de los traductores y debe ser asegurada.

9.- Precio. La elaboración de un presupuesto para un servicio de traducción profesional dependerá de factores como la complejidad de los documentos, su extensión, el plazo de entrega o su especialización -las generales son más económicas; las juradas, más caras-. Aunque cada empresa tiene sus tarifas y es aconsejable comparar, los precios se establecen por norma general por carácteres.

10.- Corrección. Ante la dificultad que supone una traducción al chino se hace necesaria una revisión ortográfica, gramatical y tipográfica al final del proceso con el fin de asegurar una buena calidad del texto.





Fuente: Haike Traducciones



Etiquetas:   Empresas   ·   China   ·   Traducciones

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19488 publicaciones
4875 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora