Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Periodismo   ·   Filosofía   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Filosofía Social   ·   Comunicación   ·   Ciencias   ·   Género   ·   Feminismo



¿Quién los votaría?


Inicio > Política Nacional
19/04/2015


1152 Visitas



El Debate del PRO entre  Michetti y Larreta, no fue debate por Macri. Salvo Randazzo, todo el resto de Kirchnerismo ya no cuestiona a Scioli y hasta lo defienden de Randazzo. Los peronistas que  quedaron con  Massa, defienden su posición intermedia, y negocian con De La Sota y los peronistas del Interior, pero nadie tampoco cuestiona su candidatura frente a posibles socios de mayor trayectoria




El discurso de campaña que enfrenta a todos,  se ha reducido a: Continuidad o Cambio y en menor medida Cambio con Continuidad.

Pero ni los que hablan de continuidad dan detalle de qué va a continuar: ¿la inflación de dos dígitos? ¿el déficit fiscal, con un estado gastando casi un 30 por ciento más de lo que recauda cada mes? ¿el BCRA con reservas que no cubren su pasivo en Letras y compromisos de deuda? ¿el dólar artificialmente anclado, con un retraso que es equivalente a la inflación de 2014 y la que haya en 2015 sumadas? ¿sin competitividad en las economías regionales? ¿con trabajadores pagando impuesto a las ganancias, con salarios que no llegan a la mitad de los que un banco exige para un crédito hipotecario? ¿con más de la mitad de los trabajadores cobrando menos de 5 500 pesos mensuales, según el propio Indec, cuando la canasta básica total, según distintas fuentes, no es inferior a 12 mil pesos? Las preguntas con respecto a continuidad en la economía, son interminables. Lo llamativo es que también lo son las que hablan de cambio, está claro que gobierne el modelo que gobierne, si al menos no quiere tener un colapso social, justamente la inversión social en asistencia, planes y programas, no la podrá tocar. No hay números oficiales creíbles, ya que no acusando la realidad de la asistencia y programas sociales, se puede falsear ocupación laboral y pobreza, pero los datos de observatorios sociales aseguran  que los beneficiarios de planes de distinta índole,  no es menor a 8 millones de personas. 

Por esto ¿que es lo que se va a cambiar? ¿el gasto superfluo en transmisiones de fútbol y automovilismo? ¿la escandalosa pauta oficial a medios y periodistas? ¿el gasto elitista, ya que solo el 4,7 por ciento de la población nacional usa avión, en Aerolineas? ¿las no menos escandalosas licitaciones de obra pública, que en casos ni se realizan o se completan y que siempre se llevan los mismos en todas las jurisdicciones? ¿los acuerdos con China, con Chevron, con Petronas, con las Mineras? ¿cuales serían los cambios? La lista también es interminable.

Scioli debería dar el listado de la continuidad que  declama. Macri de los cambios que propone. Y Massa junto al resto de los peronistas, de lo que quiere continuar y de lo que quiere cambiar.

Sin embargo en la enumeración anterior faltan citar detalles como: la cooptación de la Justicia de parte del gobierno, los servicios de inteligencia y los grupos de poder económico. Hoy no es necesario más que conocer a cual juzgado, juez o fiscal va a caer una denuncia, para saber a la vez, si va a convertirse en causa judicial, si va a tener procesos e imputaciones o va a ser desestimada. Eso no es justicia. ¿El próximo gobierno va a continuar así, lo va a cambiar, o van a continuar con lo que le convenga y cambiar lo que no lo favorece? 

Cristobal López se transformó en el centro de los negocios mediáticos. Recolector de basura en el sur,  empresario pyme del petroleo cuando Néstor Kirchner asumió, hoy doce años después, multimillonario (solo su divorcio con Muriel Sosa puso en juego 12 mil millones de pesos) zar del juego, gran petrolero, provedor de obras y voraz en la compra de medios, ya es dueño de Tinelli, su productora, C5N, varias radios, Ámbito Financiero, la Productora La Corte y ahora va por Página 12. ¿quien puede decir que va a frenar a Lopez, hacer cumplir la Ley de Medios que desde la primera adquisición de un medio de comunicación violó y no deja de violar? ¿Scioli que es parte del Kirchnerismo que lo hizo enriquecer? ¿Massa que jamás lo objetó en particular por la compra de medios y solo deslizó su idea de "estatizar juegos de azar" por que sabe que en la sociedad impacta decirlo?¿Macri que su candidato preferido Larreta,  no pudo ocultar sus reuniones con Cristobal López, que su hombre de mayor confianza Caputo, tampoco puede negarla? ¿que hasta ninguneó a Michetti por que no le puede garantizar continuidad de esos negocios y eso se refleja, en invisibilización que hacen sus medios de comunicación de la candidata PRO?

Esta semana la Ciudad dejó caer el tema "bingos" en la Justicia. En apariencia  no quieren  relacionar la imagen de Macri a López, quien quería obtener la licitación de las cinco salas de juego. Pero en realidad que estos Bingos cierren, termina favoreciendo al magnate del juego, ya que sus dos casinos y miles de tragamonedas serán el único atractivo de CaBA. No le dieron los Bingos, pero le dan más mercado. 

Quizá sea que el modelo nacional de capitalismo de amigos, devenido en asociación empresaria para apropiarse de fondos públicos, dio lugar y ejemplo al resto de las jurisdicciones. Pero lo cierto es que estas practicas, no son exclusivas del gobierno nacional y del kirchnerismo. 

Los tres principales candidatos a los que de algún modo, redujo Clarín estas elecciones, aunque se aferran a tres eslogan distintos: "Continuidad, Cambio y Cambio con continuidad" en realidad, no son tan distintos, ni responden a distintos intereses y ninguno de los tres dice claramente, qué va a continuar, cambiar o ambas cosas.

Brasil, que en ocasiones supo ser espejo de Argentina en sus crisis,  y su socioeconomía vivió escenarios similares siempre a continuación de nuestro país, esta vez se nos adelantó. En realidad su ciclo electoral marcó ese adelantamiento, dado que los brasileros pese a lo reñida de la elección presidencial, eligieron continuidad con Dilma. Hoy el gigante sur americano lleva devaluado el Real más del 40 por ciento desde que reasumió la presidenta. Está llegando al peligroso límite de abandonar un dígito, para acercarse a los dos de inflación, que para su economía es una tragedia que manda millones a la pobreza. Su caída en el producto bruto está por arriba del 2 por ciento, con pérdida de inversiones, despidos que empiezan a ser notorios, reclamos sociales por todo el país y hechos de corrupción que explotan por todos lados. Cuando el humor social es muy negativo, los medios para captar su audiencia y lectores van por ese lado en su comunicación y lo empeoran y a la Justicia, cualquier denuncia de corrupción que llega, encuentra cabida, por que el descontento de la gente presiona.

Dilma, como Cristina en 2011, no dijo nada de lo que realmente iba a hacer. Dilma al igual que Cristina, si bien en muy distintas proporciones y con gestiones bien diferenciadas, ya que el mercado brasilero nunca le hubiera permitido, lo que el argentino le permite a Cristina, pero ambas, cada cual en su entorno, intentaron sostener un relato, que en la gestión era insostenible.

Brasil hoy paga el desajuste, el exceso de gasto, la fiesta de la que participaron muy pocos, se beneficiaron solo los grupos de poder económicos y aunque marginados de los festejos, mantuvieron a los más pobres, pobres, dependientes y sin capacidad de reclamo. 

Pero eso se terminó.

Todo lo que es insostenible se termina. 

Nadie habla de esto, ni los candidatos, ni los medios y periodistas de ambos lados de la grieta.

Lo que hoy pasa en Brasil y los más optimistas dicen, que no va a encontrar recuperación, al menos en dos años, si es que se hacen las correcciones, el 2016 va a pasar acá.

Solo en el año que viene, quien asuma en diciembre, deberá enfrentar unos 24 mil millones de dólares de deuda. A la vez se encontrará con un Banco Central con reservas que apenas podrían cubrir esos pagos, pero no todas son de libre disponibilidad, con una deuda en pesos, producto de las letras emitidas, también equivalente a sus reservas y con la imposibilidad de recibir divisas del exterior, si no se resuelve el cepo al dólar y sus distintas cotizaciones. Esto sin contar el juicio perdido con los Buitres y Holdouts, que cada día impago, solo suma punitorios. 

El tema energético en cambio será menos pesado para el que asuma, por el costo del petróleo, el más bajo en décadas, pero a la vez  le hará inviable ese mismo costo, explotaciones e inversiones en petroleo no convencional, como Vaca Muerta. 

El caballo de troya de la Cámpora, le deja miles de nuevos empleados públicos y de funcionarios de rango, ubicados algunos en puntos vitales de la gestión.

Si gana Scioli el Kirchnerismo peleará desde adentro por no diluirse en el sciolismo. Si gana Massa se terminará diluyendo por que el peronismo tendrá nuevos inquilinos. Y si gana Macri serán la primera oposición y sobrevivirán (quien sabe cómo y con cuanto poder)

Pero gane quien gane, ninguno va a decir nada de esto, ni sus medios adeptos, ni sus periodistas.

Si dicen lo que van a hacer ¿quien los  votaría? 











Etiquetas:   Economía   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Dilma Rousseff   ·   Daniel Scioli   ·   Mauricio Macri   ·   Brasil   ·   Elecciones Presidenciales   ·   Argentina

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18572 publicaciones
4703 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora