Venezuela: las firmas y la Cumbre de las Américas

De todos es sabido que los días 10 y 11 de abril, se celebrará en Ciudad de Panamá la VII Cumbre de las Américas, espacio intergubernamental para el tratamiento de asuntos de interés hemisférico. Esta VII Cumbre, tiene un especial atractivo por la reincorporación de Cuba a este tipo de escenarios. También, y más aún para los venezolanos, la Cumbre de las Américas posee un incentivo adicional por el pretendido enfrentamiento anti-imperialista que viene impulsando el gobierno de Maduro, a raíz de la sanción del gobierno de Obama, contra siete funcionarios venezolanos por presuntas violaciones a los derechos humanos y actos de corrupción.

 

. Esta VII Cumbre, tiene un especial atractivo por la reincorporación de Cuba a este tipo de escenarios. También, y más aún para los venezolanos, la Cumbre de las Américas posee un incentivo adicional por el pretendido enfrentamiento anti-imperialista que viene impulsando el gobierno de Maduro, a raíz de la sanción del gobierno de Obama, contra siete funcionarios venezolanos por presuntas violaciones a los derechos humanos y actos de corrupción.
El gobierno venezolano llega al encuentro hemisférico en unas condiciones políticas internas muy desfavorables. Desbordado por la crisis interna del país y maniatado por su propia incapacidad, la administración de Maduro ha emprendido una vasta campaña propagandística, mediática y de calle que supone la recolección de diez millones de firmas bajo la consigna: “Obama deroga el decreto ya”. Las firmas recogidas serían entregadas al presidente estadounidense durante la Cumbre de Panamá, como una demostración de fortaleza y soberanía frente al imperio.

En Ciudad de Panamá, la situación será muy compleja pues, veintiún ex-mandatarios iberoamericanos han preparado la “Declaración de Panamá” donde fijan posición sobre la violación de los derechos humanos en Venezuela, y sobre la situación que atraviesan los presos políticos en el país, entre los cuales destacan: Leopoldo López y los alcaldes Daniel Ceballos (Municipio San Cristóbal) y Antonio Ledezma (Distrito Metropolitano de Caracas) entre más de  cuarenta disidentes detenidos. En tal sentido, parece difícil que el gobierno venezolano impida que salga a relucir de nuevo, su bajo desempeño democrático, en esa materia, frente a la opinión pública internacional.

De igual manera, parece difícil que Obama derogue las sanciones contra los siete funcionarios venezolanos, pues de su lado también priva la fortaleza y la soberanía. En realidad, el gobierno venezolano se encuentra muy presionado por su alto rechazo en la población; y requiere con urgencia presentar ante “propios y extraños” algún éxito político que le permita re-posicionarse o al menos, recuperar algunos puntos en las encuestas de opinión. Quizás, las declaraciones que ofrezca Maduro a los medios, durante la VII Cumbre sirvan para continuar con la campaña propagandística a su regreso al país, pero nada más. Una declaración anti-Obama luce inalcanzable.

De todos es sabido, que en Venezuela se realizarán elecciones a la Asamblea Nacional este año 2015. A la fecha de hoy,  los pronósticos electorales no son favorables ni para la administración de Maduro, ni tampoco para el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). De allí, que en esta VII Cumbre de las Américas, el gobierno venezolano con su credibilidad en juego, tratará de ocupar un lugar de protagonismo en Panamá, para comprar un poco de tiempo ante su electorado.

@migonzalezm
UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales