Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Economía   ·   Marketing   ·   Reseña   ·   Sociedad   ·   Marketing Digital   ·   consumidor



Falsa austeridad y sacrificio de la calidad...¡incompatibles!


Inicio > Ciudadanía
24/07/2011


1013 Visitas




Si quiere acceder directamente a esta columna, puede hacerlo haciendo doble click en el enlace: http://www.zonacero.info/index.php?option=com_content&view=article&id=12610:de-las-buenas-intenciones-a-la-impunidad&catid=103:columnista&Itemid=130

 



Hace unos días escuchaba a un “asesor” de una dirección departamental de salud decirle a un gerente de un hospital público que para poder generar contención al gasto para buscar el equilibrio operacional en su gestión, debía “ser austero y sacrificar la calidad” en la prestación de los servicios que presta dicha empresa social del estado.

En otras palabras estaba diciéndole al gerente que si para poder mantener equilibrada la operación del hospital, debía quitarle calidad a los servicios que se le presta a la población usuaria de dicho centro asistencial, entonces debía hacerlo. Ese tipo de propuesta, a todas luces “indecente” a la luz de quienes creemos que el usuario de los servicios de salud debe ser la estrella del sistema y no el gran estrellado del mismo, es parte de lo que se está generando como asistencia técnica y acompañamiento de algunas direcciones territoriales de salud a algunos gerentes de hospitales que están atravesando la crisis financiera de iliquidez que les está generando franca dificultad para continuar desarrollando su operación de manera tranquila.

Si bien es cierto que existe la crisis de iliquidez tanto en las IPS privadas como en la públicas, así como que también es cierto que una medida primitiva para disminuir costos de funcionamiento es restringir el gasto que éste genera, no es coherente con las políticas del sistema de salud colombiano y sobre todo con el recientemente sancionado marco legal que reformó al sector salud a través de la Ley 1438 del 19 de enero de 2011, sacrificar la calidad de la calidad de la prestación de los servicios que reciben quienes acuden a los hospitales buscando la solución a sus problemas de salud.

Según esa “brillante asesoría” que se le brinda a los gerentes de los hospitales en crisis, ¿qué implicaría “sacrificar la calidad” en dichas IPS? ¿Disminuir el número de médicos y enfermeras que se requieren para atender la demanda de pacientes que tiene la institución? O, ¿implica la compra de elementos, insumos y medicamentos de menor calidad y bajo precio para utilizarlos en los procesos de atención de los pacientes? ¿Significaría tal vez dejar de suministrarles los uniformes y dotaciones a los que tienen derechos los trabajadores de la institución hospitalaria y los que por deber deben ser entregados oportunamente por las empresas sociales del estado? Bien podría preguntarse el gerente de un hospital ante este tipo de “asesoría calificada” desde una dirección departamental de salud, si sacrificar la calidad significa no programar las cirugías a los pacientes que las requieran (así se bajarían los costos de la unidad funcional de quirófanos) o no otorgar citas oportunas a quienes requieren consulta médica (así se estaría conteniendo el costo de la unidad funcional de consulta externa)…¿o no? Es lógico deducir que si un gerente de un hospital adopta una, varias o todas esas medidas, bajo el enfoque errado de esa “falsa austeridad”, estará disminuyendo los gastos y los costos operativos de la entidad, pero automáticamente estará afectando de manera grave la calidad de los servicios que presta.

Es más que conocida la razón y el origen en gran parte de la crisis financiera por la que atraviesan las IPS en Colombia. Y para las IPS del subsector oficial, las denominadas empresas sociales del estado, el principal motivo de esta iliquidez que les está impidiendo cumplir oportunamente con obligaciones como el pago de nómina y contratistas, de los parafiscales, de los servicios públicos y de los proveedores de insumos y medicamentos, es la multimillonaria cartera generada y no pagada por las EPS que operan el régimen subsidiado en los entes territoriales donde están ubicadas estas instituciones hospitalarias.

Sin embargo, ante ese tipo de “sugerencias técnicas” que a través de su “staff de asesores” algunas direcciones territoriales le brindan a los gerentes, como la peculiar idea comentada en este escrito, surgen varios interrogantes…¿por qué esas direcciones territoriales de salud no cumplen adecuadamente su rol de vigilantes del sistema y ponen en cintura a quienes operan el régimen subsidiado en sus jurisdicciones? Si esas direcciones territoriales de salud saben que las EPS del subsidiado que operan en sus territorios de competencia, no tienen red de IPS demostrada con contratos vigentes porque ninguna IPS les presta servicios electivos porque no les pagan, ¿por qué no generan las acciones conducentes a proteger los usuarios de esas EPS y hacen las gestiones para que dichas EPS no sigan afiliando personas ni operando en sus territorios?

Creería que antes de enviar a dañarle la calidad de los servicios que los hospitales prestan y que significa atentar contra el derecho que tienen los pacientes de recibir una atención oportuna, ignorando los derechos de los pacientes que según el marco legal colombia

no “es el eje del sistema de salud”, para entonces hacer a los hospitales “viables y sostenibles financieramente”, esas direcciones territoriales de salud deberían cumplir con lo que la ley les manda, garantizando la prestación de los servicios de salud a la población de su jurisdicción y el acceso efectivo a los usuarios a los servicios que requieren, asumir de una vez por todas y de manera debida sus roles de vigilantes y controladores del sistema territorial de salud y brindando apoyo técnico idóneo a los hospitales de sus redes geográficas…pero nunca, léase bien, ¡nunca restringir el derecho a los usuarios de recibir buenos servicios en los hospitales y mucho menos sugerirle a los gerentes de estos centros asistenciales que los “ajustes por austeridad” en procura de la viabilidad y la sostenibilidad financieras deben soportarse en el sacrificio de su objeto misional que es prestar servicios de salud con calidad!





ubeltran@hotmail.com

twitter: @ulahybelpez



https://www.facebook.com/#!/group.php?gid=9287882468: NOTAS DE ACTUALIDAD EN EL SECTOR SALUD

http://ulahybeltranlopez.blogspot.com/



http://tu.tv/usuario/ulahybeltran



http://paper.li/ulahybelpez/1311100896

























































Etiquetas:   Salud

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18830 publicaciones
4740 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora