Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Immanuel Kant   ·   Empresas   ·   Salud Mental   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Tecnología   ·   Urbanismo   ·   Nuevas Tecnologías



Crónica de una muerte anunciada


Inicio > Ciudadanía
24/03/2015


842 Visitas



A razón de un gran incendio por año y ya vamos en el tercero consecutivo, terminaremos viviendo en el Desierto de Valparaíso. 


Cuesta abordar un tema que tanto cubrimos hace 11 meses atrás y que abrió en su momento esperanzas de un gran plan maestro, que reformulara la infraestructura, sacara los bosques de pinos y eucaliptus, mantuviera limpias las quebradas. Sin embargo, con dolor e impotencia, los porteños y viñamarinos hemos visto que nada se avanzó, que volvimos a un escenario de altas temperaturas, muchos vertederos clandestinos (sólo que ahora un estudio los tiene georeferenciados) y el resultado este dantesco tercer incendio que nos ha tenido en ascuas, que ha demandado un esfuerzo heroico de bomberos y brigadistas, pero que ha dejado en descubierto la inoperancia de un Estado fallido en prevención de riesgos y atención de la seguridad, pues carecemos de aviones adecuados cuando en algún momento se prometió adquirir 15 aviones de alta tecnología para combatir mega incendios. 

La verdad es que, habiendo relevado el drama humano de familias modestas que estuvieron a punto de ver incendiarse sus casas, muchas de ellas habiendo sufrido el incendio del 12 de abril pasado, resulta difícil tener una visión medianamente positiva de lo que ha sido este dramático fin de semana, con todas las secuelas de destrucción que provocan en flora y fauna estos fenómenos. Quizás lo único positivo es la sobriedad que tuvo como vocero de gobierno el Subsecretario de Interior Mahmud Aleuy, que condujo la acción pública con el decreto de estado de excepción por Emergencia regional, ello significó que la Armada tomara a su cargo la seguridad en la zona cero y se evitaran saqueos, de los cuales los pobladores denunciaron varios intentos en sus barrios. 

En lo demás, este tercer incendio mostró que las comunidades de base, los barrios, las juntas vecinales, están asumiendo la necesidad de organizarse en autogestión de seguridad. Y en este plano, se destacan liderazgos vecinales solidarios e independientes, que no esperan sentados la ayuda de otros y que enfrentan duramente la actitud asistencialista que se ha aplicado hasta ahora, con habitantes de las partes altas que buscan aprovecharse de las circunstancias para aprovechar una ayuda en forma indebida. 

Todo lo demás ha sido un dejá vu. Crónica de una muerte anunciada a decir del Vicepresidente del Colegio de Arquitectos que mostró la inoperancia de los organismos públicos para concretar acciones de prevención, como fiscalización de vertederos clandestinos y desmalezado de quebradas. 

Los recursos estaban, pero una burocracia absurda impidió aplicarlos oportunamente. Y de responsabilidades, no se oye padre.







Etiquetas:   Seguridad Pública   ·   Políticas Públicas   ·   Desastres Naturales   ·   Sociedad Civil   ·   Incendios   ·   Valparaíso   ·   Bomberos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17699 publicaciones
4521 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora