Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Dirección de Empresas   ·   Liderazgo   ·   Cultura   ·   Redes Sociales   ·   Hipocresía   ·   Facebook   ·   Instagram   ·   Twitter   ·   Adolescentes   ·   Música



Los 90 días del Peronismo


Inicio > Política Nacional
23/03/2015


1070 Visitas



La Presidenta  apuntó, eligió con mucha más decisión y rapidez a sus opositores, que a sus propios candidatos. Algunos lo verán como natural, ya que las elecciones Paso van a determinar las fórmulas, pero en realidad  lo de Cristina tiene una clara intencionalidad.




Ella conoce bien al peronismo y a los peronistas. Ella sabe que acompañan hasta un punto y luego siguen con el natural recambio de poder. Ella  vio y fue parte de cómo el peronismo trató y destrató a Menem, a Duhalde y a todos los que fueron actores del proceso de gobierno y de crisis, anterior al kirchnerismo.

Cristina hace tiempo sabe, que el único modo de cumplir con el sueño de su militancia (y el propio) de volver luego de un período (o antes, los kirchneristas son ansiosos y se van a olvidar las veces que denunciaron golpes estos años) es que gane un frente que interprete el otro extremo del arco ideológico (en el que ella se ubica falsamente a la izquierda) 

Este frente opositor, por el escenario de déficit, retraso cambiario,  alta inflación  y escasez de  reservas que le va a dejar Cristina, con una economía externa casi paralizada y una interna en su menor nivel de consumo en años, deberá tomar medidas de ajuste y antipopulares. Ella y su militancia, lejos de reconocer que su modelo llevó a este escenario de crisis y decadencia, desde la oposición van a cuestionar esas medidas, no las van a apoyar y van a hacer dificil la gestión de su sucesor. Tampoco van a reconocer, que de tener continuidad luego de 2015 el Modelo K, también debería implementar medidas de corrección, que no le gustarían a casi nadie (corregir el cambio dólar-peso, levantar el cepo. quitar subsidios y bajar el déficit fiscal, la emisión y el gasto público) Es insostenible recaudar unos  100 mil millones de pesos mensuales y gastar más de 130 mil millones en el mismo tiempo. No se puede seguir estafando a productores primarios o de economías regionales,  con un dólar de 8,7 pesos, sobre el cual le cobran un 35 por ciento de retenciones en el agro por ejemplo, más un 40 por ciento de impuestos sumados y si el productor, luego de rendir sus dólares, quiere volver a hacerse de la divisa, el mismo Estado con el "dólar ahorro" le cobra un 20 por ciento más. 

El modelo económico es impresentable, el mismo Banco Nación, que en Buenos Aires cotiza en su pizarra el dólar a 8,7, lo vende en su ventanilla para ahorro, con autorización de AFIP a casi 11 pesos y cruzando el río,  en Montevideo, la sucursal del mismo banco oficial, cotiza cada dólar a más de 19 pesos. Reglas de juego económico, literalmente increíbles, de muy baja credibilidad, si solo atendemos a las características económicas del Modelo K. 

Pero hay más...

El gobierno acumula en sus casi 12 años de gestión, 745 denuncias judiciales por corrupción o incumplimiento de funciones,  de distintos funcionarios, incluida la presidenta. De ese total, algo más de una veintena ya son causas judiciales.

Las consultoras sociales dicen, que la sociedad es más permeable y se compromete más con denuncias y reclamos de corrupción, generando una verdadera presión social, cuando la economía no anda bien.  Si se parte de ese concepto, asuma quien asuma en 2015, incluso si el kirchnerismo lograra imponer alguno de sus candidatos,  el reclamo de la sociedad, ya que de todos modos se va a estar en crisis, será que avancen las causas de corrupción.

Fuera de que la sucesión sea  un hombre del kirchnerismo ¿con qué otro frente en el poder,  tendría menos problemas en este sentido el gobierno? ¿Con un frente claramente opositor y contrario, como el PRO y la UCR ó con un frente Peronista No kirchnerista?. Es evidente que a un frente ideológicamente opuesto, lo podrían acusar de "persecución politica-ideológica... de asociarse la derecha y el Partido Judicial" y demás argumentos falaces del Kirchnerismo para negar su corrupción. 

Macri no se caracteriza por ser un luchador contra la corrupción. Y tampoco por defender  la institucionalidad frente a los abusos de poder. Es verdad que a su lado tiene a Carrió, quizá la que más denuncias hizo al gobierno y a la UCR que hasta propuso una Conadep de la Corrupción y siempre cuestionó el abuso que se cometió sobre otros poderes del Estado.  Pero si ganara la interna el PRO y su jefe gobernara sin consensos con el  frente, con el estilo "práctico" que lo caracteriza, no centraría esfuerzos de gestión, en perseguir al Kirchnerismo.

Del Peronismo, se supone, no se puede esperar que haya una lucha contra la impunidad, en particular si se trata de otro gobierno peronista. Pero en este caso, que el Kirchnerismo estuvo afuera y adentro del peronismo, que rechazó y utilizó al PJ Bonaerense, en suma que fue peronista cuando le convino ¿los peronistas de ser gobierno, actuarían igual con el kirchnerismo?

El Kirchnerismo en su discurso fue lapidario, demonizó a Menem, los 90' y el menemismo, sin embargo a la hora de lo judicial, el ex presidente viene superando indemne las causas (la de Río Tercero, parece que las Armas se exportaron solas, por que los 18 imputados, fueron sobreseídos en una Cámara afín al gobierno)  Esto estuvo en sintonía con el quorum y las votaciones que el Kirchnerismo necesitó de el Senador Menem en la Cámara Alta, pero su afinidad no terminó ahí, ya que en las últimas presidenciales, en la Boleta de La Rioja, Menem y Cristina estuvieron vinculados.

Las críticas, el desprecio y los cuestionamientos a las políticas del menemismo, por parte del kirchnerismo, no se tradujeron en realidades (judiciales) La corrupción de los 90' quedó impaga. 

Pero peor aún fue la actitud tanto de Néstor como de Cristina, de incluir en altos puestos del Estado y postular a cargos electivos, no solo a muchos que fueron parte del núcleo del menemismo, si no además, del otro espacio político que también despreciaron, apuntaron y demonizaron, como fue La Alianza del 2000.

Todos van a  coincidir en que ese frente opositor al peronismo fue un fracaso,  al intentar sostener las políticas neo liberales (el uno a uno por ejemplo)  a tal punto que cuando nada funcionaba, por que el modelo de los 90 estaba agotado, incorporaron a Cavallo al gobierno para tratar de salvarlo. 

Cavallo fue otro despreciado y demonizado hoy por el Kirchnerismo, con razón por que no se puede olvidar que en el año 82' fue quien más hizo para que la deuda privada de grandes empresas, se nacionalizara y terminara pagando la sociedad, por esas corporaciones.  Pero con esa versatilidad que tiene Cristina hasta el año 2000 en muchas entrevistas  se refería a él como "el cuadro más lúcido del peronismo" e incluso llegó a apoyarlo en la interna que sostuvo frente a Beliz. (aunque hoy lo niegue)

Es verdad que en lo económico, la sociedad fue estafada en muchos ciclos de la historia. Pero por fuera de esas estafas, lo más grave fueron las pérdidas de vidas que hubo por corrupción o estallidos sociales. En este aspecto el Kirchnerismo se presentó como un defensor de los DDHH y Sociales, sin embargo dos referentes que incorporó al FPV de esa Alianza,  que tan mal terminó y desembocó en el crac de 2001,  una estuvo en DDHH: Diana Conti y la otra en Seguridad: Nilda Garré en aquel gobierno, los fatídicos 19 y 20 de diciembre de ese año. 

Mentiras verdaderas las del Kirchnerismo, que a los mismos que criticó y despreció (y con razón, ya que lo merecían) los terminó haciendo parte o socios de su modelo.

Alternó con el peronismo, con el PJ, con la UCR creando los Radicales K. Despreció a los liberales e incorporó hombres como Boudoú y Massa. 

Y quizá por lejos la peor hipocresía, fue justamente con los DDHH.  Néstor bajó los cuadros de los dictadores, se acreditó algo que se estaba desarrollando  por si solo, gracias a la decisión del Ex Juez Cavallo (Caso Poblete) y al Pedido de Extradición del Ex Juez Garzón (a Chillingo) y que la Corte de todos modos lo iba a determinar. El presidente Kirchner se adelantó y envió al Congreso la derogación de las Leyes de Impunidad a Genocidas, pero a la vez en su modelo, convivieron hombres como el Sindicalista Gerardo Martinez (Batallón 601) y hoy para Cristina el General Milani, no solo fue su proyecto central para las Fuerzas Armadas, si no para la Inteligencia. La presidenta hizo retroceder tres décadas a la democracia, otorgando poder y recursos a este hombre, acusado de Crímenes de Lesa Humanidad y corrupción para que haga inteligencia interna (aunque también lo niegue).

Para muchos todas estas idas y vueltas, falsedades, doble discurso o directamente negaciones, son propias del peronismo, la generalización nunca es justa, pero quizá algo de eso hay.

Son pragmáticos, son versátiles, se alinean al ganador, se alejan o dejan solo al perdedor. Pero con este sistema de valores tan particular, el peronismo y quizá por sus propias falencias, se dejó engañar por el kirchnerismo.

Néstor los negó, luego los utilizó, Cristina también los negó, muchos hoy fuera del kirchnerismo aseguran que "odia a Perón" pero a la vez  representó al movimiento y se sostuvo en él. 

El problema es que llegó la hora de la verdad y los cálculos.

En la nota anterior "La UCR en PRO de ganar"   en parte analizamos el papel de este Frente (que emula La Alianza del 2000 dice el gobierno para denostarla) en función del kirchnerismo. Es indudable que un frente de centro derecha con Macri como emergente, cumple el sueño de Cristina y su militancia de repetir lo que hizo Bachelet  en Chile, que luego de Piñera volvió.

Quizá subestimen a Macri y por que no a sus socios, que también tienen posibilidades. Nadie puede asegurar, pese al desajuste que deberán corregir, que no sean reelectos luego, si ganan  estas elecciones. 

Y acá es donde empiezan a jugar los cálculos. 

Quien suceda al kirchnerismo va a gobernar cuatro años y tiene posibilidades de quedarse ocho años. Solo en estas elecciones Cristina no puede ser candidata a presidenta, si,  es posible que asuma otro tipo de candidatura menor, para no dejar de ser parte del poder y además traccionar votos con su alta imagen positiva, (según las encuestas). 

Ahora, sea o no candidata y consiga o no ese espacio menor (de gobernadora o legisladora) si ganara el frente UCR -PRO, el Kirchnerismo, aunque enfrente estuviera todo el peronismo, sería la real oposición. 

En la política argentina los frentes se alinean por diferentes motivos, pero se podría simplificar que hay dos factores que dividen, uno es la caja (la maneja el que tiene el poder) y el otro es el discurso (el que se destaca en la oposición). Sin duda el kirchnerismo en la oposición, va a tener el discurso que alinee a los demás, por ideología (con los frentes de izquierda, aunque en la realidad el kirchnerismo no la practicó) y por imposición partidaria al resto del peronismo. 

Por todo esto la pregunta es ¿Los distintos Peronismos, le van a permitir esto al kirchnerismo?  ¿Los peronistas van a asistir impávidos al desarrollo de una elección presidencial, en la que nada menos que la presidenta, quiere que gane la oposición para que ella y su frente sobrevivan y no se diluyan en el peronismo? 

Si este 2015 ganara un Peronismo No Kirchnerista, la mayor parte de los que integran el kirchnerismo, terminarían alineados a ese nuevo poder y el Kirchnerismo se diluiría (como pasó con el Menemismo y Duhaldismo) Si en cambio gana un candidato Kirchnerista, querido o no por el núcleo duro del FPV, su liderazgo iría desde, ser un títere de los que en realidad tienen el poder en el Kirchnerismo (Cristina y La Cámpora sin duda) ó a deber enfrentarse a esa presión y terminar teniendo oposición (del modo que hace oposición el kirchnerismo) dentro de su propio armado de poder. Seguramente no es nuevo para Randazzo o Scioli, que Cristina siempre va a coaccionar  sobre ellos y que el lugar más importante, lo va a tener la agrupación de su hijo,  en la que ella confía.  Mucho menos lo es para el resto del peronismo, que era parte del Kirchnerismo y se fue por eso o nunca fue parte por lo mismo.

El Peronismo y los Peronistas deben tener muchos valores, que no viene al caso enumerar ahora, pero uno que no han mostrado tener, a lo largo de la historia reciente, es ser generosos y ni aún entre ellos mismos. Los peronistas no tienen inconvenientes en negar a un peronista que antes acompañaron (Menem o Duhalde) y luego saludarlo afectuosamente en el Congreso, como si nunca lo hubieran negado o criticado. 

Parece dificil que esta vez si lo sean. Que en estas elecciones no les preocupe perder, siendo que es la única ventana que se abre entre que Cristina no puede ser candidata y vuelva a serlo. 

Parece mentira que el peronismo y los peronistas no reaccionen. Que asistan perplejos a una derrota asegurada en un balotaje, solo por que Cristina no quiere que el Kirchnerismo se diluya en otro peronismo y por eso prefiere dividir al peronismo,  ser opositora y volver. 

Scioli puede parecer muy "bueno" pero sabe que las encuestas  en su porcentual no hay voto del núcleo duro del kirchnerismo, que dice abiertamente que "no los representa" Randazzo a la vez sabe que es a la inversa, su mayor componente de voto es Kirchnerista, por lo que si gana, nunca va a liderar, primero por que Cristina sigue (La Cámpora con ella) y luego por que el aparato que lo lleve hasta ahí, no le es propio. 

En medio de esto están los demás peronistas; Massa, De La Sota, Saá y hasta el mismo Das Neves entre los destacados, todos con vocación presidencial alguna vez, y algunos de ellos,  casi sin oportunidades fuera de esta elección.

Si hoy con el nuevo escenario del PRO, la UCR y CC juntos, el Peronismo también estuviera junto en un frente, serían seguros participantes del balotaje, pero además, estando todos en un único frente, minimizarían el efecto del voto castigo o imagen negativa de los que cuestionan al kirchnerismo.

Los peronistas pueden ser de todo (dependen de quien los mire) menos tontos.

Y faltan 90 días.











Etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Daniel Scioli   ·   Kirchnerismo   ·   Peronismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18303 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora