Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Biografía   ·   Poeta   ·   Reseña   ·   Cultura   ·   Títulos Académicos   ·   Educación



Me gustas, Democracia, pero estás como ausente


Inicio > Ciudadanía
26/01/2015

854 Visitas



Tomo como título de esta crónica esta ingeniosa frase que hallé en las redes sociales. Creo que es anónima y proviene de México. Pero es genial para conversar de esta Democracia Imperfecta que es la nueva etiqueta con que nos ha marcado un informe de The Economist Intelligence Unit (EUI) realizado para la BBC.¡Después de 25 años nos vienen a clasificar con este eufemismo¡ Por qué no dicen claramente que vivimos en una plutocracia, que es el poder del dinero y algo muy distinto a una democracia plena. En ese nivel satisfactorio en América Latina están sólo dos países, Costa Rica y Uruguay, con sistemas políticos sanos, credibilidad de las instituciones y participación ciudadana.


Desde el 4 de septiembre de 1970, Chile, en medio de la guerra fría, fue el cruento escenario del choque de los bloques hegemónicos imperantes. La vía democrática al socialismo produjo reacciones encontradas. Desde Nixon, que ordenó a Kissinger impedir la asunción del gobierno de Allende, al feble respaldo de la URSS para algo que ocurría en el patio del adversario ideológico y la influencia desestabilizadora de Cuba, que era el hito de la revolución armada en el continente. La historia para ser leída con verdad requiere su tiempo y, en verdad, en Chile siguen las heridas abiertas y la terquedad se resiste a reconocer errores. Los hechos demuestran que Chile a partir de 1973  se precipitó en un infierno represivo, que hubo persecución, abusos, exilio, exoneraciones, desapariciones, asesinatos, tortura y desapariciones, crímenes de guerra y consejos de guerra sin defensa para los detenidos, caravanas de la muerte, encubrimiento. Que en los ochenta, el propio EEUU cambió su política hacia América Latina y los militares golpistas dejaron de ser amigos porque había que redemocratizar el patio trasero. Pero, en esa transición se negoció con los emergentes políticos para que los mismos intereses económicos que funcionaron como aliados de la dictadura, mantuvieran sus espacios de poder. La Constitución de 1980 dejó amarrado un sistema que reducía el Estado a la mínima expresión de Estado Subsidiario, impedido hasta hoy de tomar acciones directas en materia económica, incluso en catástrofes, lo que resulta insoportable para la sociedad que aspira a mínimos derechos y protección. Cargamos en la transición con la desmovilización premeditada de la sociedad civil, que fue la que en los ochenta abrió puertas a la democracia. Cargamos con el sistema de AFP; con la apropiación indebida de todas las empresas que el Estado republicano había fundado. Cargamos con subsidios incobrables a la banca, se nos asustó con un supuesto golpismo. Y vinimos a despertar cuando los nietos de los que vivimos los setenta, salieron a las calles y fue la revolución pingüina. Y vino el voto castigo y ganó la Alianza y los movimientos sociales siguieron el 2011 marchando por la dignidad de Chile. Hoy estamos en el segundo año del gobierno de la NM y claro que somos una democracia imperfecta, sumida, además, en la corrupción del sistema electoral, el financiamiento turbio de campañas, lo que ha deslegitimizado más a la clase política, Y estamos expectantes esperando que el Estado deje de ser subsidiario y que termine el dominio y corrupción del dinero sobre nuestra sociedad. Queremos Democracia y queremos recuperar República. Y gracias, BBC por su oportuno estudio, sin él no nos habríamos dado cuenta de nuestra imperfecta democracia.



 Periodismo Independiente, 25 enero 2015, @hnarbona en Twitter.



Etiquetas:   Política   ·   Democracia   ·   Sociedad   ·   Anticorrupción   ·   Transparencia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


, Parece ser que no entendemos el concepto de democracia. Cuando se procura definirlo por algunos, la tendencia es a darle un intepretación sesgada, ignorándose incluso el origen de su significado. La confusión al respecto llega a tener tantos absurdos que la opiniones sobre ella caen, por lo general, apuntando al vacío de la ignorancia histórica y a resentimientos que no encuentran cabida en la objetividad del raciocinio, sin fundamentos sólidos. Por lo mismo se pueden justificar posicionamientos ideológicos extremos sin comprenderlos, sumándose a la camada vocinglera que lo repite con insistencia para su eliminación y luego su reemplazo por otro tipo de democracia, llevándola a cambios abismales.




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17894 publicaciones
4573 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora