Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Crisis Económica   ·   Pandemia   ·   Salud   ·   Posverdad   ·   Fake News   ·   Salud Pública   ·   Humanidad   ·   Ecología   ·   Economía



¿Porque Nisman y no Campagnoli?


Inicio > Política Nacional
22/01/2015

884 Visitas



Y los dos pájaros de un tiro 




Ambos fiscales investigaban causas que van al hueso del entramado de la corrupción y el encubrimiento del kirchnerato y que hoy comprometen seriamente a la Presidente y a muchos de sus funcionarios.

Traficar importantes sumas de dinero en bolsos; pesarlo para luego desviarlo a paraísos fiscales para su posterior blanqueo es, sin duda, una actividad delictiva que investigaba el fiscal Campagnoli. En cuanto al blanqueo no podemos omitir la ley 26.860 –impulsada y promulgada por Cristina Kirchner- que invita a lavar dinero sin importar su procedencia. La ruta del dinero “K”, como fue bautizada, también es una calle de “doble mano” por donde circula dinero de dudosa procedencia. El circuito de este dinero deja dudas contundentes, en su gran mayoría relacionadas a una estrecha vinculación con la financiación de campañas políticas de la mano de hombres íntimamente ligados a la dinastía gobernante. Por tratarse de dinero no bancarizado y de dudoso origen cabe suponer una relación encubierta con el narcotráfico.

Campagnoli avanzó, casi sin piedad, hasta lo que hoy es la “vinoteca” de Lázaro Báez; socio de Cristóbal López y Cristina Kirchner, no sin antes hacer una barrida por la “rosadita” ubicada en la “politicopoderosa” zona conocida como Puerto Madero. Cercano a este sitio un periodista se encontró a Leonardo Fariña queriendo “vender ficción”, un vendedor que terminó preso. Federico Elaskar –que tiene contactos genuinos con el mundo de sociedades de lavado- sigue “bailando” pero aun en libertad.

En la abundancia los hechos, y con todos estos nombres, se puede bordar un florido camino que conduciría a Cristina Kirchner al banquillo de los acusados y no hubo ningún muerto. No, no me olvidé de la efedrina.

El fiscal Nisman se tomó dos años, no solo para sustanciar pruebas existentes acerca del atentado de la AMIA, sino que sumó una cantidad de conexiones que ponen a las puertas de la catástrofe a nuestra bienaventurada Presidente.

El famoso memorándum, del “aquí no ha pasado nada”, hizo celebre la impotencia del Congreso, develando su formato de “torta sin velitas” debido a la mayoría del oficialismo y a la tranquilidad que dan las facultades delegadas; porque los legisladores hablan de todo, pero nunca dicen que no tienen poder; lo han entregado a precio vil al ejecutivo.

La que cambió, en un giro de 180 grados, la relación con Irán fue Cristina Kirchner cuando empezaron a aflorar las necesidades de energía y por el otro lado comenzaron a deslizar pedidos a modo de “contraprestación”. Por ejemplo gestionar ante interpol la “baja” de las famosas “alertas rojas”.

Malas noticias: el memorándum no fue ratificado por el estado iraní, por lo tanto Argentina quedó “mirando al sudeste” y las alertas rojas siguen tan rojas como siempre. La relación con Irán, hoy socio circunstancial de EE.UU, socio estratégico de Israel comienza un sinuoso camino marcado por el deterioro de las relaciones entre Argentina e Irán. ¿Cómo cambian las cosa, no?

En el terreno de las hipótesis se supone que la misma Presidente debería haber resguardado al fiscal hasta de una gripe mal curada en su infancia. ¿Y si le pasa algo a Nisman, quien sería la primera observada y potencial culpable? Ejem!! ¿Y qué pasaría si ocurre lo que todos hoy sabemos qué pasó?, por ejemplo, justo un día antes que el fiscal Nisman iba a presentar en la torta sin velitas las pruebas que incriminan a la Presidente, cuanto menos, como encubridora.

Nadie puede negar las aberraciones que han dicho los funcionarios iraníes – principalmente Khalil y Rabbani- acerca de la posible llegada de Nisman a Irán para interrogar a los supuestos implicados en el atentado de la AMIA. No podemos olvidar a los “facilitadores de buena voluntad” como D’Elia, Perdía y Esteche, este último de conocidas vinculaciones con los “serpicos” más deleznables. El “Cuervo” Larroque no merece completar un renglón. Los iraníes estaban, ya a esa altura, muy enojados con Nisman… y también con la Presidente. La misma bala terminó con un fiscal y generó un estado de sospecha acerca de la responsabilidad de Cristina Kirchner en el asesinato de Nisman. Dos pájaros de un tiro.

Las excusas, la inverosimilitud y la culpa.

El gobierno, a través de sus voceros alternativos, dice que tiene muchas preguntas, habitualmente los que preguntan son los que acusan. ¿A quien acusa el gobierno? Si hay algo que el gobierno no tiene son respuestas. Ante un hecho de tal magnitud no tener respuestas tiene un costo y una responsabilidad; la Presidente y el canciller están sospechados de encubrir y desviar la investigación para favorecer a los iraníes.

Entremezclar el asesinato de un fiscal con lo sucedido en la Francia colonial es un claro síntoma que no tienen por donde orientar su relato metamorfoseado. Este es el habitual mecanismo que utiliza –o por lo menos lo intenta- el régimen para transformar una adversidad en una oportunidad: le echa la culpa a otro, por más descabellado que sea su argumento.

En la apertura de su exposición el Presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, a lo primero que apunto fue a señalar a un enemigo a quien descalificar, acusar y desde allí debilitar la idea del asesinato. Fue a defender la posición del gobierno –suicidio- absolutamente descolocado de la realidad. Buscar culpas afuera no siempre puede sustentar la inocencia, y mucho menos demostrar objetividad. Abrir una exposición –no fue una conferencia de prensa- para trazar una analogía entre el asesinato de Nisman y lo ocurrido en la redacción del satírico pasquín francés parece algo descabellado y hasta podríamos decir algo geográficamente lejano. Un gobierno desorientado “como un pájaro sin luz”.





Etiquetas:   Política   ·   Twitter   ·   Facebook   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Cámara de Diputados

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19495 publicaciones
4877 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora