Se pudo hacer más por evitar la crisis

Las autoridades monetarias de Estados Unidos podrían y deberían hacer más para identificar y desinflar las burbujas de activos antes de que revienten y perjudiquen a la economía. La Fed preparó el ambiente para la generación de una burbuja de la vivienda al mantener las tasas de interés bajas hasta el 2004, provocando un auge de refinanciamientos que elevó el endeudamiento de los consumidores y el gasto hasta niveles insostenibles.Cuando la burbuja reventó, las finanzas de los hogares quedaron en entredicho, ya que significó 7,500 dólares de gasto inevitable por persona comparado con el periodo prerrecesivo, ese gasto perdido refleja dramáticamente un menor valor neto de los hogares y la reducción de los patrones de crédito laxos que impulsaron la burbuja en el primer momento.La teoría dice que es demasiado difícil identificar burbujas excepto en retrospectiva, y que en cualquier caso la política monetaria es una herramienta demasiado contundente para enfrentarlas.Usar la política monetaria para luchar contra las burbujas podría no representar un escape radical de la prudencia.Si una explosión de la burbuja puede plantear un escenario para la deflación, que sería 'altamente destructivo' para la economía, entonces las razones para una medida preventiva contra las burbujas podrían ser fuertes.Los banqueros centrales ya le siguen la pista a otras medidas en tiempo real como la brecha de producción y las burbujas pueden ser detectadas al observar otras amenazas posibles a la estabilidad financiera, como la expansión del crédito sin control.

 

. La Fed preparó el ambiente para la generación de una burbuja de la vivienda al mantener las tasas de interés bajas hasta el 2004, provocando un auge de refinanciamientos que elevó el endeudamiento de los consumidores y el gasto hasta niveles insostenibles.Cuando la burbuja reventó, las finanzas de los hogares quedaron en entredicho, ya que significó 7,500 dólares de gasto inevitable por persona comparado con el periodo prerrecesivo, ese gasto perdido refleja dramáticamente un menor valor neto de los hogares y la reducción de los patrones de crédito laxos que impulsaron la burbuja en el primer momento.La teoría dice que es demasiado difícil identificar burbujas excepto en retrospectiva, y que en cualquier caso la política monetaria es una herramienta demasiado contundente para enfrentarlas.Usar la política monetaria para luchar contra las burbujas podría no representar un escape radical de la prudencia.Si una explosión de la burbuja puede plantear un escenario para la deflación, que sería 'altamente destructivo' para la economía, entonces las razones para una medida preventiva contra las burbujas podrían ser fuertes.Los banqueros centrales ya le siguen la pista a otras medidas en tiempo real como la brecha de producción y las burbujas pueden ser detectadas al observar otras amenazas posibles a la estabilidad financiera, como la expansión del crédito sin control.

Y aunque la regulación es una herramienta importante para prevenir la formación de burbujas, puede ser poco confiable, ya que los reguladores tienden a relajarse cuando la crisis ya ha pasado.

El daño extensivo causado por la Gran Recesión eleva el cuestionamiento de si las autoridades monetarias podrían haber hecho más para evitar la crisis.
UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales