Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Muerte   ·   Periodismo   ·   Pandemia   ·   Cultura   ·   Bitcoin   ·   Criptomonedas   ·   Lectores   ·   Contagios



Desarrollo democrático y empresarial en Durango.


Inicio > Economía
20/07/2011

1965 Visitas



“El deber de la escuela es enseñar el catolicismo, la fidelidad hacia el emperador y producir ciudadanos consagrados a la Iglesia, el Estado y la Familia”.


 

Napoleón Bonaparte.

 



En una de mis anteriores colaboraciones, a propósito del lugar 21 que ocupa Durango en la generación de empleos formales en el país, es decir, su escaso y casi nulo capital empresarial, argumenté que el problema es estructural porque somos una economía pobre, pequeña y ligada a los presupuestos públicos. http://hitos.com.mx/Noticias/archives/1121

 

Ello es producto de nuestro desarrollo político local atrasado por lo menos en 30 años, es decir, un nulo desarrollo democrático, y un capital empresarial proteccionista, débil, poco innovador, con fuerte aversión a la competencia y en evidente contubernio y dependencia del sector público.

 

Por un lado, la sociedad civil no participa (o no participaba) y sólo es tomada en cuenta a través de una estructura corporativa anquilosada y todavía “controlada” por un partido hegemónico que hoy está dividido y desgastado en diferentes frentes: obrero, campesino, estudiantil, sector popular, magisterio….socios empresariales chiquititos mentalmente, pero voraces económicamente…

 

Digo más o menos controlada porque después del resultado electoral del 2010, donde por primera vez el PRI se vio dividido y fracturado y verdaderamente apurado por mantener el control del estado, el otrora partido hegemónico, por lo menos localmente, no ha sido el mismo. La clase media joven, urbana, educada y que no tiene partido, exige mejores condiciones de vida. Y sigue creciendo y sigue decepcionada.

 

Por otra parte, el sector privado existente ha crecido con la protección y contubernio del gobierno y, en realidad, ésta práctica no ha contribuido a generar empresarios competitivos. Por generaciones y en diferentes escalas y magnitudes, los socios en turno de la administración han medrado del presupuesto. Ahora que ya no alcanza el gasto público para todas las estructuras, las fricciones, los rompimientos, los conflictos entre corrientes y corporaciones afines al partido hegemónico local, es más evidente. El dinero no alcanza para cubrir las expectativas de todos.

 

Es evidente que el Gobierno no es el único culpable. Pero tampoco ha tenido el tino de impulsar programas que incentiven negocios, sino clientelas políticas. Para preservar su control político, su función en Universidades y Tecnológicos se ha centrado en formar a los políticos del futuro y no a los empresarios que den soporte a las nuevas generaciones. Esta es una triste realidad de nuestro estado y algo con lo que tenemos que motivar un cambio en la forma de participar socialmente. Sin duda, el reto educativo para cambiar el patrón de conducta es enorme.

 

En este contexto, sito nuevamente los resultados de la Encuesta Nacional de Valores sobre lo que nos Une y Divide a los Mexicanos (ENVUD) de cara a la próxima década. El estudio fue auspiciado por el Grupo Financiero BANAMEX, la Fundación Este País y diversas casas encuestadoras de gran reputación en México. http://estepais.com/site/wpcontent/uploads/2011/04/Banamex.pdf

 

Con respecto a la democracia y al comercio mundial desglosado por entidad federativa hay información contrastante y reveladora para Durango.

 

Puede observarse que en general, en el país, el apoyo a la democracia y al comercio mundial van de la mano; es decir, se relacionan directamente: el que apoya la democracia es normal que apoye el comercio mundial. Quintana Roo, Yucatán y Chihuahua destacan como las entidades donde el apoyo a ambas áreas es el más alto, en Sonora y Guerrero, se observa el menor nivel de apoyo al comercio mundial, mientras que en Durango tristemente se da el apoyo más bajo en cada caso. http://leonardoengd.blogspot.com/2011/07/desarrollo-democratico-y-empresarial-en_19.html

 

Claramente, en nuestra entidad, la cual ha sido gobernada por el mismo partido durante 80 años (PRI), persiste un tufo de cultura antidemocrática y de proteccionismo en los ciudadanos y en los grupos de la clase empresarial local.

 

Supone, también, el grado de atraso en la oposición: no existe y no ha existido un discurso o partido de oposición consistente. Para mi gusto, esto explica, en parte, nuestro atraso sistemático y ancestral en estos y otros rubros.

 

El nivel de apoyo mostrado por los duranguenses en esta encuesta a la Democracia y el interés por el Comercio Mundial, explica, en parte, el atraso relativo de Durango respecto a otras entidades del país.

 

Menudo reto tiene el gobierno y el partido que nos gobierna para cambiar esta perspectiva existente entre los ciudadanos. Interesante oportunidad para que se genere una oposición real y consistente. La clase media joven, urbana, educada y que no tiene partido, exige mejores condiciones de vida. Y sigue creciendo y sigue decepcionada.

 

Leonardo Alvarez

leonardo.alvarez@gdinnovaciones.com

@leon_alvarez



Etiquetas:   Economía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21923 publicaciones
5259 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora