Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Sociedad   ·   Feminismo   ·   Machismo



Y cómo creerles...


Inicio > Política Nacional
06/01/2015

787 Visitas



Verdad irrefutable es que durante toda nuestra vida democrática los ciudadanos le hemos entregado un cheque en blanco a los políticos en las urnas, se confió ciegamente en ellos y ese bono, en lugar de aprovecharlo, lo echaron al cesto de la basura o lo utilizaron para enriquecerse groseramente mientras en pueblo empobrecía y, acaso, moría de hambre o bajo las balas de la delincuencia.


Cierto, igual en todo ese proceso pieza clave del abuso de los políticos a su gente obedeció a que el ciudadano cerró los ojos, no participó en los gobierno, se quedó en su libertad de elegir pero nunca entendió que el poder reside en el pueblo, que los funcionarios son solo empleados de todos los que pagamos impuestos y los elegimos en las urnas, vaya,  no entendimos que ellos, los que juegan a la política, siempre han sido servidores públicos o por lo menos eso reza la ley.

Con todo y la indolencia de la ciudadanía los principales responsables de la decadencia de la política son quienes han ejercido el poder, por ellos es que nadie le cree a un Diputado y confía muy poco en un Senador, a los legisladores todo México los tacha de güevones, den cobrar mucho por levantar un dedo, de enriquecerse con negocios protegidos por el poder, de tráfico de influencias, de corruptos.

Mal hacemos en generalizar la opinión ya que no existe duda de que tenemos Diputados y Senadores con la vista fija en el progreso del país, en los intereses de la Nación, que están seguros que solo la política nos sacará adelante, lo lamentable es que son muy pocos y opacados por la maldad, por quienes han provocado que en México se viva en la pobreza, la marginación, con hambre, sin empleo, aterrorizados por la delincuencia, aterrados por un futuro que no pinta nada halagador.

Todo esto viene a colación porque a partir de hoy los partidos políticos iniciaran su proceso de selección de candidatos a Diputados Federales, una elección que se antoja mucho muy importante para el país porque significa la posibilidad de tener representantes populares que velen por nuestros intereses o simples levantadedos que serían más de lo mismo.

Lo triste para todos nosotros es que la descripción del Diputado, la negativa percepción del legislador, es la misma sin importar el partido político que representen y ahí lo que dificulta más tomar una decisión por el bien del pueblo.

Es, precisamente esa situación, lo que obliga a participar con mayor interés en la elección de junio 7, porque tenemos la difícil tarea de elegir los mejores, estamos obligados a no tener más delincuentes o saqueadores en el poder porque este México nos puede estallar y los daños serían irreversibles y, para acabarla de amolar, serán nuestros hijos quienes tengan que pagarlos.

Todo eso nos lleva a pensar que durante toda la vida democrática del país los políticos han abusado de su pueblo, de la gente, que son ellos los que nos tienen viviendo en estas condiciones indignas, lo que nos conducen a la pregunta de los 64 mil pesos, y ¿cómo creerles?.

Quizá lo más sencillo sería que quienes sean decentes, tengan un proyecto de Nación, una idea de cómo van a beneficiar al pueblo y al país, pues que lo demuestren, que comprueben sus dichos con su historial en el servicio público, con los resultados que han dado en sus anteriores encomiendas, que le entreguen a la sociedad su declaración patrimonial o pruebas de que se conducen con honestidad, las de antidoping, algo con que demostrar que no son propensos al saqueo o robo.

Se ve bastante complicado que lo hagan, no están acostumbrados a rendir cuentas, pero los políticos tienen que entender que su compromiso es con México, que deben darle pruebas a la gente de que la política es la solución a nuestros problemas, más aún, son ellos, los futuros legisladores, los que deben desactivar esa bomba de tiempo que se llama desconfianza y lo tienen que hacer con acciones claras, contundentes.

Por eso el llamado para sumarnos todos a las campañas, para apoyar a quienes demuestren que se puede confiar en ellos, para promoverlos, para que no exista dinero ni poder que pueda evitar que los decentes, los políticos que valen la pena, por fin tomen el poder y hagan las cosas de manera diferente.

Tenga la seguridad de que las cosas no van a cambiar si seguimos eligiendo Diputados de la misma forma y luego nos quedamos cruzados de brazos en casa, eso solo nos llevará a los mismos resultados y eso ya no lo soportaría este México lindo y querido, es, pues, tiempo de preguntarle a los políticos, y ¿cómo creerles?.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com



Etiquetas:   Seguridad   ·   Pobreza   ·   Cámara de Diputados   ·   Enrique Peña Nieto   ·   Partidos Políticos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18429 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora