Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Cultura   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico



Dos preguntas que exigen respuesta


Inicio > Ciencias de la Tierra
31/12/2014


1162 Visitas



¿Cómo empezó la vida?


LO QUE DICEN ALGUNOS: La vida surgió sin ayuda externa a partir de sustancias químicas.

POR QUÉ NO A TODOS LOS CONVENCE ESA IDEA: La ciencia conoce hoy mejor que nunca la composición química y la estructura molecular de los seres vivos, pero sigue sin poder contestar la pregunta: ¿Cómo pudo salir la célula más simple de la materia inanimada si hay un abismo entre ambas? En efecto, ¿qué es la vida?

Los científicos no saben cómo era la Tierra hace millones de años. Tampoco se ponen de acuerdo sobre dónde pudo comenzar la vida. Unos dicen que fue cerca de chimeneas volcánicas y otros, que fue debajo de la corteza terrestre. Hay incluso quienes afirman que la vida llegó del espacio exterior en meteoritos. El problema con esta última teoría es que se limita a decir que la vida empezó en otro lugar, pero no explica cómo.

Se piensa que en el pasado existieron moléculas orgánicas que dieron origen al código genético. Supuestamente era más fácil que estas moléculas surgieran por sí solas, y supuestamente eran capaces de duplicarse. Sin embargo, los científicos no han encontrado pruebas de su existencia ni han logrado crearlas en sus laboratorios.

Una de las cosas que hacen tan singulares a las células es la manera en que almacenan y procesan información. Las células transmiten, interpretan y ejecutan las instrucciones contenidas en su código genético. De hecho, algunos científicos han dicho que la célula es como un ordenador, o computadora, y que el código genético es como el programa que lo controla. Ahora bien, la evolución no logra explicar de dónde salió ese programa.

Las proteínas son moléculas indispensables para el buen funcionamiento de la célula. Una proteína típica está formada por cientos de aminoácidos agrupados en un orden determinado. Además, para funcionar, tiene que doblarse hasta adquirir una forma específica. Algunos investigadores reconocen que las probabilidades de que la más sencilla de las proteínas se hubiera podido formar por sí sola son increíblemente bajas. “Y como una célula requiere miles de proteínas diferentes —escribe el físico Paul Davies—, no es razonable pensar que se formaron por casualidad.”

CONCLUSIÓN. Después de años y años de investigación en todas las ramas de la ciencia, lo único que se ha logrado comprobar es que un ser vivo solo puede salir de otro ser vivo.



 2 ¿De dónde salieron todas las especies?

LO QUE DICEN ALGUNOS: El primer organismo vivo fue evolucionando hasta producir todas las formas de vida que conocemos hoy, incluido el hombre. Este proceso se dio mediante mutaciones y selección natural.

POR QUÉ NO A TODOS LOS CONVENCE ESA IDEA: Se dice que las células simples dieron origen a otras más complejas, pero nadie sabe cómo. De hecho, la Britannica Online Encyclopedia afirma que este es el “segundo mayor misterio de la evolución después del origen de la vida”.

Dentro de las células se han descubierto máquinas muy complicadas. Estas máquinas están compuestas de proteínas que trabajan juntas para realizar tareas muy complejas. Por ejemplo, efectúan reparaciones, transportan nutrientes y los transforman en energía, y llevan mensajes por toda la célula. ¿Es posible que máquinas tan sofisticadas sean el resultado de simples mutaciones y de la selección natural? Muchas personas se niegan a aceptarlo.

El hombre y los animales se desarrollan a partir de un óvulo fecundado. En cierto punto, las células se multiplican y comienzan a especializarse, es decir, cambian de forma y de función para crear las diferentes partes del cuerpo. La evolución no puede explicar cómo es posible que cada célula sepa en qué órgano se debe convertir y adónde debe dirigirse.

Para que una especie evolucionara hasta convertirse en otra, sería necesario que las mutaciones ocurrieran dentro de las células, a nivel molecular. Pero si los científicos no han logrado demostrar que las mutaciones hayan producido ni siquiera la más “simple” de las células, ¿sería razonable pensar que produjeron todas las especies del planeta? Michael Behe, profesor de Biología, dijo lo siguiente: “Las investigaciones han descubierto que [la anatomía de los animales] es extraordinariamente compleja. Pero seguimos sin comprender cómo es posible que esa complejidad se diera por evolución, sin dirección inteligente”.

El ser humano tiene conciencia de que existe, es capaz de razonar y posee valores morales como la generosidad, el espíritu de sacrificio y el sentido del bien y del mal. No hay manera de explicar cómo podrían las mutaciones y la selección natural producir esas cualidades tan singulares en la mente humana.

CONCLUSIÓN. Para muchas personas es un hecho indiscutible que todas las especies que viven hoy evolucionaron. Pero la realidad es que muchos siguen sin convencerse.







Etiquetas:   Cultura   ·   Información Privilegiada

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18751 publicaciones
4729 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora