Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Chile   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Filosofía Social   ·   Libros   ·   Constitución   ·   Revolución Francesa   ·   Filósofo



Democracia a la americana


Inicio > Política Internacional
23/12/2014

1243 Visitas



A los Estados Unidos de América, les gusta autodenominarse "el país más democrático del mundo", pero hoy vemos que tal valoracion, como minimo, es exagerada. 


Esto se evidencia, en particular, por los últimos sucesos acaecidos en Ferguson-Missouri, donde durante cuatro meses no se  detienen las  protestas  asociadas con el asesinato del joven afroamericano de 18 años de edad, Michael Brown, por  parte del policía blanco, Darren Wilson. Los disturbios que se apoderaron de muchas ciudades de Estados Unidos estallaron con renovado brio, luego de  que la justicia estadounidense, la  "más humana en el mundo"  decidiera a través de un Gran Jurado, no acusar formalmente  al agente responsable, justificando de esta manera las acciones de la policía y lo que es peor se reprimió con  gases lacrimógenos  a los manifestantes con el apoyo de  unidades de la Guardia Nacional. 

Toda esta triste historia, constituye  un ejemplo de lo que es la  "democracia americana" en acción. El asunto no se puede ver como un hecho aislado, sino como fallas sistemáticas, basadas en una profunda brecha racial, la discriminación y la desigualdad. Las acciones de las autoridades no dejan lugar a duda, de que al no entablar  un proceso contra el policía Darren Wilson, la decisión fue guiada  primordialmente por  un elemento racial. La Casa Blanca es muy aficionada a juzgar, como en otros países, se respetan los derechos y libertades de las personas, y  a  menudo  se utiliza dicho argumento de forma propagandística, si es posible, por supuesto, con fines políticos, para acusar a alguien de su abuso. Para "proteger" la democracia, se puede inclusive aplicar la fuerza, y de esa forma remover a incomodos líderes que se muestren rebeldes, en cualquier país independiente. Es decir, la apelación a la defensa  de los derechos humanos, se  ha utilizado siempre como una carta de triunfo universal en el  gran juego político, de allí que tambien,  durante años, ha sido manejada  por el gobierno de Obama, como un  baluarte de la democracia y de defensa de la paz mundial, con la diferencia de que  ahora puede servir, de semillero al terrorismo. 

Después de todo, paralelo a los  bombardeos  a territorio sirio, Washington  anuncia su decisión de aumentar la ayuda militar a la oposición armada siria, en apariencia,  para mejorar su eficacia en la lucha contra el Estado Islámico y otros grupos terroristas. Es evidente  que su  fortalecimiento no tendría  lugar, sin la participación directa o indirecta de la inteligencia estadounidense. 

No es casualidad que los frecuentes sangrientos enfrentamientos entre sunitas y chiítas en la región, sean provocados  en gran medida por Washington y sus aliados. La  meta que aparece nitida en el horizonte seria: contrarrestar la influencia de Irán en la región  y  asi hacer que el gobierno chií de Bagdad sea más obediente, derrocar el régimen de Bashar al-Assad en Damasco, destruir el "Hezbollah" en el Líbano y controlar  las comunidades chiítas en los Estados árabes. En esta estrategia geopolítica,  los terroristas  del Estado Islamico desempeñan  el papel de la vanguardia y la fuerza de choque. 

Una persona no familiarizada con la política estadounidense, podría preguntarse: "¿Cómo se puede hablar de  racismo en los Estados Unidos, si su Presidente, es  negro?" La respuesta es simple: Barack Obama, política y psicológicamente es un personaje necesario, pues con ello se  muestra al mundo, que en los Estados Unidos,  los problemas raciales  ya no existen. Pero la realidad  actual  demuestra que con  su elección para el cargo más alto de ese país, no se libera los estadounidenses negros de sus multiples problemas, y en particular del racismo. Obama, quien enojado se refiere en un largos discursos  a  los problemas del mundo, tales como el Estado Islámico, la epidemia de Ébola y las  acciones de Rusia en Ucrania,  prefiere guardar silencio sobre lo que está sucediendo en su propio país y no hablar de la tragedia en Ferguson, (que como repercusión de las muertes de los  afroamericanos: Erick Garner y Michael Brown, a  manos de policías blancos, ya  ha derivado  en el asesinado de dos agentes policiales: Rafael Ramos y  Wenjian Liu); pues sopesa que existen problemas mundiales  mucho más rentables, sobre los que se puede insistir en la necesidad de una defender y realzar  los valores democráticos, olvidando que estos son flagrantemente  violados en los propios  Estados Unidos.

Por: Euclides E, Tapia C. Profesor Titular  de Relaciones Internacionales de la Universidad de Panamá.

 cribe aquí tu artículo

Etiquetas:   Relaciones Internacionales   ·   Democracia   ·   Conflictos Armados   ·   Estados Unidos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18859 publicaciones
4746 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora