La torpeza de Pedro Sánchez

 

 

. Por si acaso, permanece vigilante la actual presidenta de la Junta de Andalucía.

Apenas lleva unas semanas al frente del PSOE y ya empieza a 'chochear' y a poner nerviosos a los suyos. Prueba de ello es que no ha sabido elegir equipo de trabajo. Ni siquiera portavoz. Ahí tienen el ejemplo todos los miércoles en el Congreso de los Diputados: cada vez que contesta Soraya Sáenz de Santamaría a una pregunta del grupo socialista, el portavoz acaba contra las tablas, por aquello de utilizar un símil taurino.

A ello hay que añadir la sarta de torpezas ya cometidas por 'Pedrito' Sánchez. Esas torpezas se pueden escuchar cada vez que se presenta ante sus huestes los fines de semana; tontería tras tontería hacen que disminuya su crédito entre la ciudadanía. No hay más que escucharle hablar sobre si pactará o no pactará con eso que se llama "Podemos" y que ni siquiera tiene la categoría de partido político. Unas veces dice Sánchez que el PSOE sí pactará con la agrupación citada y otras que no.

Lo que no sabemos es qué hará Pedro Sánchez mañana cuando se destape completamente la corrupción que ha empezado a aflorar entre miembros de "Podemos" y de Izquierda Unida; unas corruptelas que, según demuestran a diario los medios de comunicación, tienen vasos comunicantes. Léase Errejón, Tania Sánchez, IU de Rivas, 'papaíto' de la tal Tania, adquisición de VPO por parte de miembros de IU,....

El señor Sánchez ha llegado a acabar con la paciencia de los suyos. No hay más que escuchar al ex presidente extremeño, Rodríguez Ibarra, o al ex presidente de la nación, Rodríguez Zapatero, además de a muchos otros que no acaban de ver un claro liderazgo en este allegado a Caja Madrid/Bankia y presente en la Asamblea cuando se aprobaron las preferentes y subordinadas de tan ingrato recuerdo y peores efectos. Antes o después tendrá que dar cuentas y, por lo que dicen los suyos, los resultados no serán nada atractivos. Por si acaso, permanece vigilante la actual presidenta de la Junta de Andalucía.

Si a la contradicción y a las sospechas unimos la falta de credibilidad que suscita entre propios y extraños, entonces estamos ante un proyecto de líder insípido, descosido y sin perspectivas de futuro. Claro que si añadimos otras cuestiones pendientes del tal Sánchez, en sus etapas políticas anteriores, la vergüenza se nos viene encima. No sé quién era el que decía que la paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces; no obstante, con este falso líder del PSOE esa paciencia hace tiempo que tocó a su fin.

El secretario general del Partido Socialista demuestra carecer de ideas y proyectos. Ya decía Ramón y Cajal que "las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas".

Jesús Salamanca Alonso

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales