Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Sociedad   ·   Guerra   ·   Biología   ·   Mongolia   ·   Historia



Alborada. Reviviendo Revolución.


Inicio > Política Nacional
07/12/2014


1308 Visitas



Esta columna la escribí el 11 de abril del 2014.  Sacarla a la luz de nuevo y comentar sobre ella va dirigido especialmente a @JosdeJessCampos.  La situación no ha cambiado mucho.  Las tragedias de Tlatlaya y de Iguala (Ayotzinapa), sencillamente levantaron los ánimos revolucionarios haciendo ver a muchos desleídos sobre la necesidad de un cambio total en la forma de gobernar al país.   El texto está casi completo exceptuando las citas al “Sr. Telenovela” Epigmenio Ibarra.  De entonces a hoy, demostró que sus intereses personales son más importantes que el bienestar de la población mayoritaria en México y que sus slogans (dimes y diretes), son tan solo eso, una manera de obtener atención y sentirse en medio de un gran movimiento social al que sienta que puede influenciar. Para los verdaderamente críticos, fue también un quitarse la máscara de varios intelectuales famosos y totalmente aceptados como “izquierdistas” que oficial y públicamente están a sueldo de megaempresas trasnacionales como CNN, todos ellos, en mayor o menor grado, apoyando protestas por Ayotzinapa, aunque, como el gobierno federal, con días faltos de explicación en su tardanza y con agendas obvias de control de movimientos sociales. Cuando en el escrito se menciona la columna Revolución columna hago mención a su posición anterior en Reeditor.  Ahora se encuentra en Una Nueva Revolución en México. No Esperar y Actuar. A continuación, el texto de mi columna de abril del 2014, con un seguimiento actualizante al final:


“LA NUEVA REVOLUCIÓN EN MÉXICO. ¡Como me gustaría decir que la situación social y económica en el país es caótica!   Caos es lo primero que me viene a la mente.   Pero no me tardo mucho en concluir que el caos lo sienten alrededor de la mitad de la población en México, no es una realidad total.   Los planes formados por los poderosos en México se están llevando a cabo muy bien uno por uno y uno tras otro.  Así que para ellos no solo no hay caos sino que las cosas van requeté bien.   A causa del globalismo les importa un bledo considerar que necesitan de una población con por lo menos una apariencia de bienestar y pujanza económica.   Total, sus grandes capitales pueden ser movidos electrónicamente al país que les interese en cuestión de segundos, si no es que ya están allí, y ellos seguirlos físicamente en cuestión de horas. Eso para los poderosos que aún viven en México.

Son muchos los “stockholders” de empresas que detentan en México una buena parte de sus utilidades y que jamás han puesto sus pies en nuestro suelo.   ¡Ya hasta lo pienso para escribir Nuestro Suelo! Aún así manejan políticos, prensa, radio y televisión, y por ende la manera de pensar de una buena parte de la población: El 10% económicamente superior de nuestra población apoyando y fomentando sus “derechos” a sus medios de riqueza; el siguiente 20% administrando su riqueza y la del 1er 10% y siendo los más activos en propagar las ideas de progreso con el status quo, el 70% restante peleándose con garras y dientes entre ellos para caerle bien a los de arriba, para demostrar que son los mejores servidores que aquéllos pueden tener, para demostrar que ellos dominan a más gente de su nivel e inferiores y, hay que considerar que un 70% del último 70% se despedazan entre sí tan solo para comer pero con el mismo sueño incluido en sus mentes por los medios que el total del resto: ¡Solo con que me ponga listo y trabaje duro llegaré a ser uno de los de arriba!   ¿Verdad Rosa de Guadalupe?

¡Uf! ¡Me cansaron esos por cientos en el párrafo anterior!   De cualquier manera, una gran mayoría de los privilegiados, trabaja pensando en salirse del país en cuanto se les presente la ocasión.   Estos “privilegiados” en nuestros días, no son solo los ricos, poderosos o de  clase media alta, sino también aquéllos a los que su economía cumple con sus necesidades básicas y llena también las de desarrollo humano (para mayor información revisar el significado de salario mínimo en la Constitución mexicana de por lo menos hace 40 años, últimamente ha tenido tantos cambios que ya no sé si también cambiaron eso).   Piensen en aquéllos a los que hacemos famosos por su actuación en televisa o tv azteca, en cuanto tienen suficiente éxito económico, se pasan a vivir a Estados Unidos aunque tengan que seguir viniendo a México de vez en cuando a reafirmar su base económica para seguir viviendo.   El grupo que me parece más triste de los que emigran son aquéllos que trabajaron por México con toda su honestidad, son pocos pero conozco personalmente un caso por lo que creo debe haber más, y, pasando la cincuentena tiran la toalla considerando que el país no tiene remedio, empiezan a moverse ya no para el bienestar del país sino para tramitar su huída a EU lo más pronto que se pueda.   No podemos olvidar a nuestros queridos presidentes que con lo que robaron, los sueldos y privilegios que de por vida les otorga la nación, los sueldos que les proveen aquellas trasnacionales a las que beneficiaron en su “reinado” (normalmente los nombran director de esto o aquello honorariamente) se pasan al país vecino llevándose a gastar lo que con su sudor, y últimamente sangre también, el pueblo les sigue dando hasta que se mueren.

Ahora nos vamos al escenario que nos pinta John M. Ackerman en su artículo México Prostituido, (http://soberaniapopularmx.blogspot.mx/2014/04/mexico-prostituido-6-de-abril-2014.html),  “para el 2020 menos de 10% de quienes egresan de la universidad conseguirán un empleo de calidad dentro de su profesión. Y la mayoría no obtendrán empleo alguno, sino que tendrán que recurrir a la economía informal, el crimen, la prostitución o la migración para sobrevivir.” Una situación deleznable, por decir poco,  para cualquiera que pretenda mejorar su vida mediante la educación.   Pero no solo eso, México es ya un país colonizado por EUA, ¡su invasión económica inició hace mucho tiempo, cuando ustedes vieron los primeros macdonalds y burguer kings!   Continuando con John Ackerman: Como consecuencia de la reforma energética, un gran porcentaje de los trabajos más calificados caerán en manos de los extranjeros empleados por las empresas transnacionales que vendrán para saquear al país. Como resultado de la reforma laboral, las condiciones de trabajo para los jóvenes cada día se degradarán más, ya que tendrán que recurrir a subcontratistas para conseguir empleo y podrán ser despedidos sumariamente a la menor provocación. Como consecuencia de la reforma fiscal, estos mismos jóvenes se verán obligados a pagar un mayor porcentaje de sus raquíticos salarios al fisco. Y debido a la reforma financiera, nuestros estudiantes más preparados podrán terminar en la calle, o incluso en la cárcel, si se encuentran en una situación en que no puedan pagar sus deudas.

Ya comenté en twitter hace tiempo sobre sueldos ofrecidos a ingenieros mexicanos y a ingenieros provenientes de Canadá, EUA y UK, yo recibí ofertas, alrededor de 10,000 pesos para ingenieros mexicanos (variaban de 8,000 a 12,000 pesos) y de 5,000 a 8,000 dólares por mes para extranjeros.   Recuerdo que un médico mexicano en Los Ángeles hizo hincapié en la diferencia para burlarse.   Lo que la mayoría de los jóvenes probablemente no recuerda es que ésa fue una de las razones para que se diera la revolución mexicana.   Pónganse ustedes en ese papel: ¡hacen las mismas funciones que otras personas pero esas personas ganan más del doble que ustedes!   ¿Encabronados? ¡Por supuesto!   Ese encabronamiento ayudó a que se diera la revolución mexicana de 1910.   En cuanto al fisco de John A., ¡aún recuerdo lo encabronada que estaba mi esposa en 1999 cuando se enteró que yo ganaba 4 o 5 veces su sueldo y que,  como empresario, pagaba solo una décima parte de sus impuestos! ¡Y lo peor, le dije que pagaba esa cantidad porque me sentía mal de no pagar nada o de aumentar la deuda que Hacienda tenía conmigo!   Mi esposa en ese tiempo era la psicóloga de la UA…, habiendo sido la Jefa del Departamento Psicopedagógico, no era un sueldo despreciable.

Ya en mi ensayo Revolución (http://www.reeditor.com/columna/11846/23/politica/nacional/revolucion) comentaba sobre organizarse de una manera tal que llenáramos ese vacío humano con que nos urge esta vida “civilizada”  y que todo mundo trata de integrar a su vida como si aislarse fuera lo normal y disminuír contactos humanos fuese lo que debíamos ver como futuro y “progreso”.   El tipo de vida en que el adolescente sale de su familia, hace su vida propia y se distancia de su familia, “independizándose” y la gente lo ve como exitoso es solo una manera de manipulación para separar a la gente y que sean más fáciles de caer como víctimas de sus predadores sociales y económicos.    Así mismo la división entre “straights” y gays es otra forma de división como la propaganda sobre la división del trabajo en una familia en la que se le hace hincapié a la mujer de que no debe hacer trabajos culturalmente aceptado como labor de mujeres porque se le estará discriminando.   Y no, no soy un misógino machista, toda mi vida practiqué la distribución total del trabajo doméstico, al grado que, inicialmente, mi esposa se avergonzaba y no me daba sus prendas interiores para llevar a la lavandería el fin de semana con nuestro primogénito, de meses hasta 2 años, que me acompañaba.   Los dos éramos profesionistas, los dos trabajamos, como dije sobre peña nieto y el espionaje de EU, ¿Cuál sorpresa?

Ahora, en ese ensayo (Revolución, No Esperar y Actuar), comentaba sobre una manera de organizarse para defenderse con uñas y dientes del gobierno.   Procurar tener un abogado contratado por sueldo para que defendiera cualquier caso civil y penal contra un miembro de la compañía comunitaria.   Proponía una organización de vigilancia y de defensa contra el gobierno.   Muchos me dirán los argumentos que veo en departamentos de policía citadinos en los que veo propaganda contra DDHH y sus defensores:   ¿Pero cómo?   Si son malandrines y violan la ley, ¿porque los vamos a defender?   Están actuando contra la sociedad, contra todos los que trabajamos y llevamos una vida honesta, ¡que se chinguen y ojalá los tengan encerrados el mayor tiempo posible!   El mayor delito de la mayoría de los que están en la cárcel es ser pobres.   Los que tienen, no pasan mucho tiempo en ella o nunca llegan.   Pero, entramos en la parte importante de las relaciones en compañía y de Compañía, precisamente porque las compañías comunitarias son de unas 170 personas, la relación social será tal que todos podrán tener conocimiento de lo que hacen sus miembros, y, aunque iniciarán con las ideas que introdujo La Rosa de Guadalupe en sus mentes, terminarán dándose cuenta de lo que es correcto, no solo para los “involucrados”, sino para ellos mismos como parte de un grupo.

El ensayo del que estamos hablando, lo escribí para obtener un máximo impacto en los que lo leyeran, basándome en lo más publicitado en su momento.   Hará unos cuatro años que un excompañero de la prepa me preguntó, ¿pero y que podemos hacer? Refiriéndose a la plática sobre el estado del país y a mi intervención en contratos del gobierno federal en los que la corrupción estaba a la orden del día y en los que el peor delito era oponerse.   Algo se tiene que hacer, dije, pero es muy probable que no tengamos suficiente vitalidad para llevar a cabo esas empresas (pensando en nuestra edad y en como empiezan a afectarnos factores de química sanguínea).   Total, mi filosofía es que si no es necesario inventar, no inventes.   Me puse a revisar mis libros y encontré ejemplos de sociedades vigilando de cerca el quehacer de sus gobernantes.   Los que me llamaron la atención fueron gobiernos europeos inmediatos al fin de la 2ª Guerra Mundial y las actividades de trabajadores en EUA a finales del S. XIX y principios del XX.   Aunado a mis ideas sobre la vida precolombina desde el trópico de cáncer hasta el océano ártico, surge mi idea de compañías comunitarias.   En ese entonces empezábamos a escuchar de los éxitos que habían tenido comunidades indígenas, arropadas por las leyes del derecho de pueblos, para protegerse de criminales comunes y criminales con uniforme y fuero, así que consideré el nombre de compañías comunitarias.   No tardaron mucho l@s autodefensas en venir a enturbiar la situación sustantiva.

En fin, consideré mucho el si escribía una continuación al ensayo revolución, que si lo necesitaba para sacarlo de su intertemporeidad, en gran parte por la organización que había demostrado el PAN en tiempos de fox y calderón, valiéndose de COPARMEX, CANACINTRA y los puestos federales en cada estado para desarrollar su campaña de desprestigio y de “es un peligro para México”  contra López Obrador, y por otra parte para no darle ideas a los vivales que produce nuestro sistema político y que podían armar el teatro suficiente para aprovechar estrategias similares y lanzarse para poder engañar a suficientes personas y encumbrarse en el sistema.   Así que, como no había notado gran entusiasmo, aparte de dos o tres elogios por su calidad, decidí que era mejor dejarlo en la oscuridad.   Aún los últimos dos días estuve pensando en si no escribía nada más.   Me ganó el orgullo.   Habiendo comentado en twitter a GFN y a uno de sus seguidores que admiraba su resolución, su valor y dedicación, les comenté que los proveería de una idea que podía tener más éxito que demostraciones callejeras pacíficas y que al mismo tiempo podría tener el valor de desarrollar un gobierno alterno que pudiese competir con la mafia de poder y voracidad que son nuestros políticos, achichincles y allegados.   Y aquí estoy, escribiendo y esperando que pueda ser de provecho para muchos.

Si, ya lo sé, me tardé mucho para llegar al meollo del asunto.   Sé que para tener un buen impacto en el interés del lector, aún en estos temas, debe ser uno más directo.   Pero disculpen, es mi naturaleza o educación.   Creo que demasiado Julio Verne antes de los ocho años.

Okey, enfocándose.   A como está plasmado en el ensayo Revolución se formarían compañías comunitarias de 130 a 170 personas que nombrarían a cinco personas como delegados para vigilar el comportamiento y el hacer de representantes políticos y servidores públicos y mantener informados a sus compañeros.   Así mismo canalizarían la defensa civil o penal de cualquier miembro de sus compañías valiéndose de abogados contratados como empleados de compañías o de batallones.   Ojo, no se trata de ilegalizarse, todo debe hacerse con apego a las leyes existentes aún cuando se tenga la intención de cambiar las leyes, quizás regresándolas a como estaban en la Constitución de 1917.   Pero, ¿Qué tal si estos delegados que en realidad serían representantes auténticos de sus representados (válgame la R) los convertimos oficialmente en precisamente eso?   ¿Y qué tal si no esperamos a tener una compañía completamente formada para elegir a sus delegados?   A finales del s. XIX en EUA estaba completamente penada la asociación para monopolizar el trabajo, las grandes compañías usaban una ley que se había hecho contra ellas (ley contra monopolios) para impedir la formación de sindicatos y eran apoyadas por el poder judicial para respaldar esa ley contra los trabajadores.   Esa situación continúa casi hasta la 2ª Guerra Mundial.   La lucha de los trabajadores contra los grandes trusts (cárteles) financieros e industriales fue dura y con muchos muertos por parte de los trabajadores.   John Reed (periodista y escritor famoso en México y en Rusia), documenta la desaparición de todo un pueblo de trabajadores eliminado por una de esas grandes compañías lo cual lo hace persona non grata en EUA y en cualquier embajada de su país.   Una de esas matanzas de trabajadores es la razón por la que en el mundo se festeja el 1º de mayo como el día del trabajo, excepto en EUA.   Aún corriendo riesgos de muerte, hubo trabajadores que lograron crear organizaciones de trabajadores que abarcaban todo el país (en los primeros años del s. XX destacaba la American Federation of Labor) y, obviamente no podían esperar a ser elegidos como representantes en una asamblea general.   Ellos buscaban a sus representados hasta formar el grupo necesario para poder realizar una asamblea y formalizar su nombramiento ante sus colegas ya organizados de otros lugares.

No solo la naturaleza humana no es como para estar todo el tiempo al pendiente de las políticas que los afectan sino que los medios hacen lo posible por poner en su mente la indefensión hacia actos políticos y de gobierno que los hacen permanecer en sus casas hasta que llega un programa de gobierno con mucha propaganda que los saca y los hace actuar como comparsa hacia algún político en particular.   Normalmente a ese político, si triunfa, no lo volverán a ver en sus vidas.   Los delegados de compañías representarán a suficientemente pocos para ser conocido por ellos toda su vida.   Y serían unos cinco por compañía para que exista consenso y diversidad de opiniones en ocasiones que los lleve a tomar las mejores decisiones para sus representados, pues entonces sí, como son conocidos, sus representados se los demandarían.   No quise mencionarlo en el ensayo de Revolución pero esos delegados pueden ser formalmente investidos por sus representados como sus representantes políticos, mediante firmas y contratos.   Hay algunas personas que tienen  inquietudes suficientes sobre su futuro y el de los demás como para buscar y encontrar a sus representados en su entorno.   Para considerarse delegados deben encontrar de 25 a 35 personas que los nombren sus representantes.   Estos delegados deberán estar al pendiente sobre las actuaciones de diputados, senadores, presidente municipal, regidores y empleados de gobierno.   Sus representados sabrán que alguien al que ellos conocen estará al tanto del quehacer político y que podrán preguntarle cuando lo consideren necesario.   Al estar más enterados de lo que pasa, poco a poco los representados considerarán ser representantes.  Por ser puestos honorarios, empezaría a darse una mayor rotación de delegados y debe generarse una reacción en cadena que politice a la población.   No habría labor hacia partidos políticos, excepto en las condiciones descritas en Revolución, evitándose la corrupción que el sistema trae a la gente.   Siendo pobre por lo menos el 70% de la población, los resultados generales deberán mostrar beneficios para los que más lo necesitan y por ende para las mayorías.

Los términos con que fue escrito Revolución (http://www.reeditor.com/columna/11846/23/politica/nacional/revolucion), fueron a propósito para llamar la atención de aquéllos que consideraban la posibilidad de levantarse en armas.   Al notar la presencia del video en youtube del general que exigía la renuncia de peña nieto, pensé en hacer un ejercicio de comunicación que me permitiría apreciar cuantos había suficientemente encabronados con la situación del país como para considerar levantarse en armas, y, al mismo tiempo, juzgar cuanto influía internet en la población y que tan rápido se propagaban las noticias.   Empecé a repetir mensajes en yutub y accedí a twitter con los mismos, pidiendo a la gente que acudieran al video a decir presente.   Aún ahora podemos acceder a esos videos y juzgar cuanto se extendió.  Ese juicio se los dejo a los interesados para que saquen conclusiones ellos mismos.

Esas son las razones para haber usado términos militares aprovechando la efervescencia del momento.   No mencioné que para que la población se levante en armas con alguna esperanza de triunfar, se requiere más de organización que de esperar a alguien que como un general, te invite a participar como soldado.   Con organización y financiamiento es como la CIA ingenió los golpes de estado en Irán y Guatemala en los 50s que revolucionaron su forma de actuar y sus objetivos desde entonces.   Aceptar la invitación y el financiamiento de algún personaje en particular solo nos llevaría a cambiar de amo.   Revisen videos iniciales de youtube sobre autodefensas en Michoacán y encontrarán pistas de financiamiento.   Este normalmente nos indica que hay un objetivo político aparte del objetivo proclamado.   El financiamiento proveniente de EUA para la oposición en Venezuela es suficientemente claro para cuidarse de la injerencia de extraños en movimientos populares.   Por la actividad que presencié en internet, hubo varias personas en México que por pago participaban en publicidad contra el gobierno de Venezuela.   Hubo dineros e influencias que llegaron a México para la campaña sucia contra López Obrador.   Esos mismos mecanismos fueron utilizados para impulsar campaña contra Venezuela.   Por esto, un movimiento popular en México debe organizarse de manera tal que bases y representantes sean conocidos y de esas bases surja la pirámide de coordinación.   Y no, no debemos considerar un levantamiento armado.   Varios analistas de la CIA retirados y renegados concuerdan con la conclusión de que la guerra contra las drogas en México es más bien una preparación del gobierno para posicionar estratégicamente al ejército mexicano y evitar cualquier intento de revolución armada.   La furia de calderón contra La Familia michoacana, era precisamente que pudiesen, por sus tácticas iniciales, desarrollar un levantamiento popular y, peor aún, en lo que consideraba su predio familiar.   Razón por la cual, para el ejército, era preponderante desaparecer los mensajes que al inicio de sus acciones, La Familia colocaba con mantas en lugares públicos y perseguir y detener a cualquier persona con conocimientos y posesión del libro que había publicado el jefe original.

Alrededor de 1985 inicié la costumbre de leer por lo menos un periódico gringo a la semana pues había notado que algunas noticias que involucraban acciones de políticos mexicanos y que eran importantes para el país, sencillamente no aparecían en la prensa nacional.   Por eso me enteré en 1986 de un préstamo de EUA o FMI de 2,000 millones de dls a México que estaba condicionado a la subida de sueldos para soldados y policías mexicanos.   Ya a EUA empezaba a preocuparle la posibilidad de un levantamiento popular.   Esa preocupación continuó creciendo empezando a disminuir  a mediados del reinado de fox.   Ya éste había aceptado su condición de siervo de bush.   Después de su primer año de gobierno, fox trató de demostrar su autonomía y estuvo haciendo un berrinche por algún tiempo luego que bush lo pusiera en su lugar.   Ya para entonces había puesto al ejército mexicano a vigilar y patrullar la frontera norte para ayudar al gobierno de EUA en su labor de disuadir a inmigrantes mexicanos y controlar el tráfico de drogas a su territorio.   Con el tratado Mérida, el pentágono toma de facto control de las fuerzas armadas mexicanas integrándolas al NORTHCOM.   Ya durante fox había estado entrenando oficiales clave de policía y fuerzas armadas, y lo continúa haciendo aunque haya “subcontratado” el entrenamiento de policías mexicanos a Canadá y el entrenamiento de fuerzas especiales mexicanas a Israel.   Durante los reinados de fox y calderón, compañías mineras de EUA, Canadá y Reino Unido extrajeron más oro y plata que España en sus 300 años de colonización.

Con la situación expuesta en párrafos anteriores, podemos concluir que los países mencionados jamás permitirían que triunfara una revuelta armada.   Aunque la extracción de minerales se ha vuelto más lenta y cara, aún así los beneficios son enormes, y no los veo abandonándolos “nomás por que sí”, contimás que ahora pueden considerar gas, petróleo, electricidad y agricultura.   Por ahí alguien dijo: “La única esperanza de salvación de los vencidos es no esperar salvación”, pues si esperamos milagros, no los tendremos.   Esa es la razón para organizarse eficientemente.   Una vez organizados, el movimiento puede dirigirse a donde sea necesario: protestas, resistencia civil, gobierno alterno (recordemos el Art. 39 de la Constitución).   Las lacras que este sistema político crea, deben ser removidas de sus puestos de poder.

Cito una vez más a John M Ackerman:    “La última década de comicios federales ha dejado perfectamente claro que la vía electoral está cancelada para la izquierda política.    El poder del dinero y de la corrupción es tan grande que, hoy por hoy, no existe posibilidad alguna de que López Obrador, o alguien con convicciones similares, llegue a la Presidencia de la República.”  

“Las instituciones electorales, los medios de comunicación, el gobierno de los Estados Unidos y la correlación de fuerzas sociales todos están perfectamente alineados para evitar que la izquierda llegue al poder en México”  (http://www.soberaniapopularmx.blogspot.mx/2014/03/izquierda-plural-23-de-marzo-2014.html)

Con todo esto, no estamos hablando de que se abandonen partidos políticos, miembros activos de partidos políticos deben participar, solo que deberán ser conscientes de que si llegan a tener un puesto administrativo u operativo en un partido deberán dejar actividades comunitarias.   De hecho, dentro de las compañías comunitarias, se debe estimular a la gente a que participen en actividades de partidos, los que ellos quieran.   El carácter apartidario de compañías comunitarias debe mantenerse.   Una persona que haya participado en movimientos comunitarios, será más valiosa para la sociedad participando en actividades de partido que una persona que provenga solo del proceso actual de selección social en partidos.   Esto en un contexto normal de funcionamiento de la compañía comunitaria en la sociedad.

A como están las cosas con nuestros gobernantes, medios de comunicación y sociedad, creo que debemos considerar la opción de un gobierno alterno de resistencia civil.   Alejarse y mantenerse tan alejados como sea posible de trámites e interacción con cualquier burócrata o “servidor público” que pertenezcan al sistema de lacras, sustituir lo más que se pueda las funciones del gobierno actual con funciones de delegados y representantes de las compañías comunitarias.

De nuevo les recuerdo:   “Piensa ¡oh Patria querida! que el cielo un soldado en cada hijo te dió.”

Octaviano Bedoya”

Como pueden darse cuenta, es un texto bastante emotivo que representa un fuerte sentir emocional sobre la situación social y política del país. Y aún no nos enterábamos de Tlatlaya y de los de Ayotzinapa.  De hecho, antes de la tragedia de Iguala, estaba enviando notas a periódicos y personas de EUA, de UE y de centro y Sudamérica, urgido por la masacre de Tlatlaya, sobre ejecuciones y desapariciones extraoficiales por parte del ejército y fuerzas policiales basándome en investigaciones de HRW y de las quejas que me llegaban de pobladores de la sierra pues mis padres y hermanos mayores nacieron en la sierra y visité poblaciones serranas hasta mi juventud adulta.   Con tristeza, me daba cuenta que la mayoría de los interpelados se hacían pedazos sobre mis denuncias a excepción del diputado de la UE Javier Couso que no comentó, pero se volvió uno de mis seguidores en twitter como aprecio a mis declaraciones y, ya preparado, se vio muy activo en sus denuncias sobre gobierno mexicano una vez que se da la tragedia de Iguala.

Durante los días y semanas siguientes a este escrito se me interrogó e invitó a llevar a cabo una organización real que trajese al presente estas ideas con lo que me dí cuenta que para lograr un “manual” completo de actividades era necesario un equipo grande de colaboradores y activistas que manejasen con destreza cuestiones sociales y políticas para eficientizar el proceso de creación de principios y estatutos que rigieran el inicio y las bases de organización.   Expuse la idea de que esto no era labor de una sola persona y mi comunicación fue pública con otra columna en la que hacía ver que la única manera de actuar debía ser completamente a la luz del día pues el espionaje del gobierno hace casi imposible la secrecía y aparte, cuando un organismo social deja entrever que existen secretos, arbitrariedad y/o autoritarismo en sus actividades, lo único que se logra es alienar a los que lo notan, como ocurrió con MORENA a principios del año con varios de sus miembros entre los que me incluía.   El hacer público esos comunicados causó recelos que, imagino, hicieron pensar que lo que buscaba era publicidad personal.  Tan solo exponía principios básicos de una organización social completamente transparente.

Hay más antecedentes que puedo mencionar causados por este escrito, pero creo que ya son muchos por lo que se debe proceder a considerar como se puede llevar a cabo.   Hace alrededor de un mes que escuchaba la petición de varios tuiteros a personajes públicos y bien conocidos que se uniesen, que limasen asperezas en sus relaciones y que formaran un frente común pues había cientos de miles, sino millones, esperando que lo hicieran y dispuestos a seguirlos.   Ahora digo a estos posibles seguidores que deben romper con la tradición de ser seguidores, con esa tradición de un individualismo que necesita líderes.   Una tradición que se remonta a la edad media europea y con la que se nos ha inculcado una cultura en la que se llega a situaciones como las que vive el país.

Cada persona debe ser su propio líder y saber que su actuación es importante.  Había considerado el formar una página de internet en la que se registraran las compañías conforme se fueran formando pero, sería facilitar demasiado las operaciones del gobierno para traumar una organización incipiente por lo que deberán formarse grupos hasta que se sienta la necesidad de coordinación mediante comunicados en redes sociales.   Los jóvenes sobre todo deben llevar su calor y ardor hacia una organización sin líderes públicos y conocidos.   Habrá líderes, pero serán aquéllos que surjan de las bases, y serán suficientemente numerosos para reconocerse como miembros de los grupos representados.   Comentaba que una compañía comunitaria, cuyo nombre puede ser cambiado con sustantivos aprobados por mayorías, debe tener unos cinco delegados.   Había considerado un número impar pensando en diferencias de opinión, pero desde entonces he recapacitado pensando que en toda discusión se debe tratar de llegar a un consenso, por lo cual un número par con mitad mujeres y mitad hombres sería más representativo.  

Los integrantes de los grupos con los que surgirán las compañías comunitarias no tienen que ser personas políticamente activas.   Los interesados deberán buscar personas a las cuales representar, de 25 a 35 personas de preferencia, para ser considerados delegados en una compañía comunitaria.  La formación de estos grupos es primordial para el nacimiento de esta organización social y política.   Delegados existentes buscarán comunicación con otros representantes de grupos similares.

Por lo pronto ahí se queda este mensaje.  No esperen que aparezca un líder, ni me vean como a uno.   Actúen por su cuenta en lo posible, siempre considerando el bien de México y de su población sufriente de unos 80 millones de personas.  Buena suerte

PD Foto del sol de medianoche en Scammon Bay tomada a las 01:00 hrs de un día de verano del 2011.





Etiquetas:   Política   ·   Democracia   ·   Sociedad   ·   Programa de Gobierno   ·   Neoliberalismo   ·   Sociedad Civil   ·   Instituciones

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20347 publicaciones
5079 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora