Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Cultura   ·   Filosofía   ·   Novela   ·   Literatura   ·   Marketing



José Mujica y los matices del ¿Estado Mexicano fallido?


Inicio > Política Internacional
28/11/2014


971 Visitas



El presidente uruguayo se metió en un buen lío diplomático con el Estado Mexicano; haber afirmado que México lucía como una especie de estado fallido donde los poderes públicos han perdido el control y se encuentran carcomidos, generó que la cancillería de nuestro país citara al embajador del Uruguay, además de emitir un comunicado para desmentir a Don José Mujica.


Creo que la noticia tiene dos vertientes. Por un lado, está la responsabilidad que como Jefe de Estado debe mostrar el mandatario del Uruguay al emitir sus declaraciones. Claro que se excedió en los comentarios. Y el exceso no radica en la veracidad o falsedad de lo dicho, sino en las formas y en el espacio que utilizó para hacerlo. Como analista sería válida y respetable su opinión, pero no lo es. Se trata del Presidente de una nación, y por eso la cosa diplomática y la disculpa tácita de Mujica algunas horas más tarde.

Desde luego que la estatura política y moral del mandatario uruguayo no queda en duda. Es un presidente respetado y respetable en todo el orbe, así lo han avalado sus actos de gobierno.

Sobre la segunda vertiente, esa sí estriba en analizar lo dicho por el autoproclamado "presidente más pobre del mundo". Pero vamos por partes: 

1. ¿Los poderes públicos han perdido el control de la gobernabilidad? Me parece que no si observamos el país como un todo, pero creo que si focalizarnos el análisis en cierta zonas la respuesta es distinta. Michoacán hace meses y Guerrero en la actualidad son casos concretos. México es un país donde suceden cosas que pulverizan el estado de derecho y que muestran a los tres niveles de gobierno como inexistentes e incapaces, superados y sin control alguno. Sólo que esto aún no sucede de manera permanente en todo el país, sino en territorios muy definidos.

2. ¿Los poderes públicos se encuentran carcomidos? Sin duda que sí, y eso es ahora y desde hace mucho tiempo, se trata de un distintivo de nuestro sistema de gobierno. La corrupción, el influyentismo, los partidos políticos, la vida sindical, la mediocridad, entre otros, y a últimas fechas con gran fuerza también el narcotráfico, han penetrado y carcomido los cimientos del Estado. Al interior del país, es muy difícil encontrar un gobierno de cualquier nivel en donde no esté presenté alguno de estos fenómenos. Para infortunio de la población, son elementos importantes en la toma de decisiones públicas. 

3. ¿Es México un estado fallido? Opino que no lo es en la actualidad, pero también pienso que vive serias amenazas que pueden llevarlo a dicho estatus. La crispación social por la violencia es cada día más alta, lo mismo que la falta de talento político de muchos funcionarios y gobernantes. No se aprecia capacidad de respuesta gubernamental, lo que puede expandir los sucesos de riesgo.

4. ¿Puede México volverse un estado fallido? Si no se atienden con eficiencia las amenazas existentes, sin duda que sí puede serlo. Considero que hoy vemos sucesos tan desafortunados que nos ponen más en el camino de sí poder serlo que en el de no estar cerca de llegar a ello.

Hoy urgen decisiones de Estado a la altura de las circunstancias que vive el país. He escrito que el presidente Peña Nieto no puede seguir tolerando la ineficacia de su gabinete y arriesgarse a lucir superado por las circunstancias; y claro, no he sido el único opinador al respecto. Son afirmaciones que continúan vigentes, así han estado por semanas y así seguirán mientras no se otorgue un buen golpe de timón en la gestión del país.

Las circunstancias se han impuesto de manera muy adversa. ¿Qué hacer cuando la política ya no está a la altura de las exigencias de la sociedad? Sin duda que es una pregunta difícil de responder y más aún de materializar en el día a día. Esa es la tarea, el pendiente que tiene el gobierno de México. 

Más allá de lo dicho por el carismático presidente Mujica, nuestras políticas públicas tiene que dar un giro de 180 grados y abonar a la cohesión social; no podemos permitirnos que la autodestrucción nos siga invadiendo. Habrá que encontrar la fórmula, y cuanto antes lo hagamos será mejor.





Amable lector, recuerde que aquí le proporcionamos una alternativa de análisis, pero extraer el valor agregado, le corresponde a usted.

Con gusto recibo sus comentarios en Twitter: @oscar_ahp



Etiquetas:   América Latina   ·   Relaciones Internacionales   ·   José Mujica   ·   Enrique Peña Nieto   ·   México   ·   Diplomacia   ·   Estado de Derecho   ·   Uruguay

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18559 publicaciones
4700 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora