Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Coronavirus   ·   Crisis Social   ·   Crisis Económica   ·   Música   ·   Colombia



Evaluación de la Capacitación 2/6 - Dominios y Expectativas


Inicio > Empresas
05/11/2014


1897 Visitas



La capacitación no siempre es inversión. Una de las razones para que pase a ser un nuevo desafortunado gasto ocurre cuando el relator/facilitador no logra sintonizar sus expectativas con las del ocasional grupo curso. Como decía Zahkul (el responsable político de la independencia de Egipto) “la desilusión es la distancia entre la expectativa y la realidad.


Y lo que menos queremos es que nos enfrentemos a escenarios de desilusión, de uno y/u otro lado.

En esta parte (2/6) de la serie sobre Evaluación de la Capacitación, me referiré a un segundo Nivel fundamental, referido precisamente a lo recién comentado y que, por lo mismo, es posterior a la Evaluación Diagnóstica (Primer Nivel)  





Nivel B. Evaluación de Dominios y Expectativas de Entrada

Por muy bien diseñada que esté una actividad de capacitación, el relator/facilitador con frecuencia parte con muchas más interrogantes que certezas acerca de las motivaciones y  capacidades de entrada o de base de sus alumnos/as. Si a ello se agrega la tentación recurrente de los encargados de capacitación a ocupar todos los cupos autorizados para un curso (pseudo rentabilizando al máximo la inversión en una mirada tan errónea como cortoplacista), se provoca una combinación muy compleja para el desarrollo exitoso y fluido de las actividades planificadas.

Dado este escenario, es fundamental que el capacitador inicie su rol pesquisando las capacidades e intereses particulares de los participantes, de manera de configurarse, aunque sea a nivel básico, una suerte de mapa de competencias y expectativas de su auditórium. Al hacerlo se encontrará seguramente con una gama de diversidades que no resulta ideal para el desarrollo de la actividad. Sin embargo es su circunstancial realidad y, con ella, debe efectuar el ajuste final a la dinámica formativa que tenga pre diseñada. Al efectuar este análisis se encontrará seguramente con tipos de participantes como los siguientes:





1)      Desde la perspectiva actitudinal

 

  • Participantes entusiasmados con la oportunidad. Se trata del ideal de alumno/a. Seguramente tienen una necesidad clara que a ellos, además, les tiene motivados por abordarla y superarla.
  •  

  • Participantes inerciales. Seguramente el tema lo aceptan como necesario para su desempeño, aunque en sus contenidos no le encuentran mayor utilidad para su desarrollo personal y, por lo mismo, esperan asistir, aprender lo suficiente y aprobarlo para que su espacio laboral no se lesione. Si de ellos dependiera, no irían al curso. Dado que deben estar, actuarán de manera reactiva pero positiva. La proactividad seguramente no será un adjetivo que les caracterice durante las clases.
  •  

  • Participantes obligados. No querían asistir al curso. Ya sea porque estaban agobiados de trabajo o simplemente porque no les interesa la actividad. En ocasiones parten de la premisa de que no aprenderán nada nuevo y, por lo mismo, su presencia será percibida solo como una pérdida de tiempo para ellos.
  •  

    2)      Desde la perspectiva de sus capacidades previas.

     

  • Participantes involucrados. Personas que están en la actividad porque son conscientes que el tema lo necesitan para su despliegue laboral y para incrementar sus propias capacidades personales, más allá de lo que se precise en su actual espacio laboral.
  •  

  • Participantes inquisidores. Llegan con la íntima convicción de que no se les enseñará nada nuevo y, por lo mismo, se aburrirán. Para atenuar este efecto, se suelen enfocar en cuestionar y confrontar al profesor, colocándolo a prueba de modo que, además, presumen que se posicionan en un status de idoneidad técnica por sobre sus pares. 
  •  

  • Participantes frustrados. Asistentes que tienen la convicción a priori que da lo mismo lo que aprendan en el curso porque, luego de concluida la actividad, retornarán a sus espacios laborales a seguir haciendo lo mismo que realizaban antes del curso sin que este les ayude a incorporar cambio o mejora alguna. Para ellos, también, el estar en clases solo es sinónimo de pérdida de tiempo.
  • Este mapa de comportamientos en el escenario formativo, en ambas dimensiones, resulta fundamental para que el facilitador ajuste sus contenidos y metodologías de modo de lograr los objetivos esperados, controlando a la vez dicha diversidad presente. Un adecuado rediseño de actividades, que le permita captar la atención e interés de quienes no tenían mayores expectativas, puede incluso permitir resultados exitosos y valorados por la totalidad de los asistentes.





    Cuando la Evaluación Diagnóstica (Nivel A) se ha realizado de manera consciente y seria, permitiendo la conformación de grupos curso homogéneos, resulta esperable que esta diversidad sea mínima, concentrándose la mayoría participante en los tipos a) de ambas perspectivas. 





    Este es claramente el mejor escenario posible porque permite la máxima capacidad de desarrollo de competencias con una máximo potencial de asimilación de los distintos recursos asociados a ella.  Sin embargo, en este tema como en casi todos los temas de la vida, mi amigo Murphy hace de las suyas y “Nada sale tal y como estaba previsto”, de modo que mejor no olvidar esta instancia de evaluación, tomársela muy en serio y activar los mecanismos de control que resulten necesarios. 










    Compartir
    Tu nombre:

    E-mail amigo:
    Enviar
    PDF

    0 comentarios  Deja tu comentario




    Los más leídos de los últimos 5 días

    Comienza
    a leer


    Un espacio que invita a la actualidad e información
     

    Publica tus artículos


    Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

    Una comunidad de expertos


    Rodéate de los mejores y comienza a influir
     

    Ayudamos a tu negocio


    El lugar y el momento adecuado donde debes estar
    Secciones
    20666 publicaciones
    5136 usuarios
    Columnas destacadas
    Los más leídos
    Mapa web
    Categorías
    Política
    Economía
    Sociedad
    Cultura
    Ciencia
    Tecnología
    Conócenos
    Quiénes somos
    Cómo publicar en Reeditor
    Contacto
    Síguenos


    reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora