"Amargo Adios a la Consulta Popular 2015"



 

. Las experiencias de Italia, de algunos estados miembros de los Estados unidos de Norteamérica, pero sobre todo el caso de Suiza, es el ejemplo más citado y estudiado, sobre la importancia en el proceso de  formación de la voluntad política, observando el fenómeno interesantísimo desde el punto de vista comparado para poder entenderlo y aplicarlo. En México en la actualidad se encuentra una crisis de credibilidad de los partidos políticos y quienes los representan, en el “Pacto por México” incluyen un mecanismo de democracia directa a través de la participación ciudadana. Sin embargo solo fue un espejismo  o más bien nos volvieron a vender espejitos al pueblo mexicano, pero ahora nuestros propios  legisladores, se recibe con tristeza la noticia el pasado 03 de noviembre del 2014, cuando el máximo Tribunal de Justicia de México, rechaza las cuatro primeras solicitudes de consulta popular para el 2015. Hubiera sido sin duda, un buen ejercicio cívico el próximo 07 de junio del 2015, día de la jornada electoral, hubiera servido de impulso para que se atiburraran las urnas en la votación, por los cuatro temas que habían sido propuestos por los partidos politos y así romper records en la participación ciudadana en México y más aun cuando se llevan a cabo elecciones intermedias en el país, los indicadores en la votación del padrón electoral son muy bajas.

Se agotaron ya todas las posibilidades de haber realizado un ejercicio sin precedente en la Republica Mexicana, se hubiera aprovechado toda la infraestructura del nuevo Instituto Nacional Electoral y como en otros países no hubiera sido tan costosa. La Suprema Corte de Justicia de la Nación rechaza por unanimidad las solicitudes tanto del PAN que consistía en someter a consulta el monto del salario mínimo, PRD y Movimiento Regeneración Nacional (morena), pretendía consultar la reforma energética de abrir el sector a la inversión privada  y por último la del PRI, que buscaba preguntar al pueblo de México, si estarían de acuerdo o no con reducir el número de legisladores federales de representación proporcional, más conocido vulgarmente como “las vacas sagradas” 100 diputados y 32 senadores menos. Argumentando que con esta medida se ahorrarían recursos públicos.

Amargo adiós a la consulta popular, toda vez que ya no se podrá realizar ninguna, pues el plazo para presentar solicitudes venció el pasado 15 de septiembre. El problema no fue de la SCJN, al declarar la inconstitucionalidad, porque se trata de un tema que se relaciona con la materia electoral y, por ello queda dentro de los que la Constitución federal prohíbe someter a consulta, además de formar parte de los derechos humanos, la seguridad nacional, la organización y el funcionamiento de las fuerzas armadas y lo ingresos y gastos del Estado. A los legisladores que les quede como lección en las reformas constitucionales y leyes reglamentarias que están acostumbrados hacerlas sobre las rodillas, se preocuparon por muchas restricciones pero se olvidaron de el resultado jurídico que pudiera arrojar el día de la jornada electoral. Casualmente todo esto se da, aprovechándose la atención mediática en el caso, delicado sin duda, de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Iguala, aun no hay reacciones de los partidos políticos, ni de sus dirigentes por dicho rechazo por unanimidad, en otro escenario ya estuvieran preparando marchas, mitin, protestas, plantones y demás. Claro que no deberían de estar sorprendidos por dicho fallo toda vez que sin duda ellos mismos pusieron dichos candados con sus reformas.

La Constitución Federal prohíbe el ejercicio de democracia directa en asuntos relacionados con los ingresos y gastos del Estado. En el caso de la reforma energética tiene que ver con la fuente de un tercio de los ingresos públicos. La eliminación de los diputados federales, se trata de un tema electoral que también está prohibido de ser objeto de consulta popular de acuerdo a la constitución.  

El PAN. Propuso la pregunta siguiente: ¿estás de acuerdo en que la Ley Federal del Trabajo establezca que la Comisión Nacional se Salarios mínimos fije un salario mínimo para cubrir la línea de bienestar fijada por el Consejo nacional de Evaluación de la política de desarrollo social? Se rechaza bajo el argumento de que también podía afectar los ingresos y gastos públicos.

El PRD y morena puso el tema energético para que se sometiera a una consulta popular en las elecciones de 2015. La pregunta: algo compleja que pocos electores entenderían: “¿Estás de acuerdo en que se mantengan las reformas a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución en materia energética?”

La pregunta de Morena era más clara: “¿Estás de acuerdo o no en que se otorguen contratos o concesiones a particulares, nacionales o extranjeros, para la explotación del petróleo, el gas, la refinación, la petroquímica y la industria eléctrica?”

Ahora los malos de la película serán los ministros que integran la Corte Máxima de Justicia de México, debemos de recordar en aquel tiempo del famoso “Pacto por México” en donde todos los partidos políticos se desgarraron las vestiduras por la patria, pues este fue uno de los resultados maquiavélicos, en una de sus propuestas de reforma; la iniciativa de la Ley Federal de Consulta Pública, omitieron reglamentar las salvedades establecidas en la fracción VIII del artículo 35 de la Constitución, limitándose, en el artículo 11 de la ley federal a transcribirlas.  El numeral 2 de la citada fracción establece: no podrán ser objeto de consulta popular la restricción de los derechos humanos reconocidos por esta constitución; la materia electoral; los ingresos y gastos del Estado; la seguridad nacional y la organización, funcionamiento y disciplina de la fuerza armada permanente. Sin duda deberán marcar la pauta en los Tribunales Internacionales como la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, para que se ordene nuevamente a México reformar su Constitución Mexicana y sus leyes reglamentarias en lo que refiere a la consulta popular, tal y como ocurrió con las candidaturas ciudadanas en concreto el “caso Castañeda Gutman Vs Estados Unidos Mexicanos”. Un desgaste que hubiera sido innecesario y que solo pone a México mal parado en su estilo de democracia directa y en lo que refiere a los partidos políticos seguirán con una crisis caótica cada día más, por estos pequeños, grandes detalles. Vaya caso!

Mtro. José Alberto Zaragoza Ruiz.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






"Amargo Adios a la Consulta Popular 2015"


 

países como Argentina, Perú, Bolivia, Colombia, Uruguay y Paraguay implementan la democracia directa a través de la consulta popular, el plebiscito o el referéndum. Las experiencias de Italia, de algunos estados miembros de los Estados unidos de Norteamérica, pero sobre todo el caso de Suiza, es el ejemplo más citado y estudiado, sobre la importancia en el proceso de  formación de la voluntad política, observando el fenómeno interesantísimo desde el punto de vista comparado para poder entenderlo y aplicarlo. En México en la actualidad se encuentra una crisis de credibilidad de los partidos políticos y quienes los representan, en el “Pacto por México” incluyen un mecanismo de democracia directa a través de la participación ciudadana. Sin embargo solo fue un espejismo  o más bien nos volvieron a vender espejitos al pueblo mexicano, pero ahora nuestros propios  legisladores, se recibe con tristeza la noticia el pasado 03 de noviembre del 2014, cuando el máximo Tribunal de Justicia de México, rechaza las cuatro primeras solicitudes de consulta popular para el 2015. Hubiera sido sin duda, un buen ejercicio cívico el próximo 07 de junio del 2015, día de la jornada electoral, hubiera servido de impulso para que se atiburraran las urnas en la votación, por los cuatro temas que habían sido propuestos por los partidos politos y así romper records en la participación ciudadana en México y más aun cuando se llevan a cabo elecciones intermedias en el país, los indicadores en la votación del padrón electoral son muy bajas.

Se agotaron ya todas las posibilidades de haber realizado un ejercicio sin precedente en la Republica Mexicana, se hubiera aprovechado toda la infraestructura del nuevo Instituto Nacional Electoral y como en otros países no hubiera sido tan costosa. La Suprema Corte de Justicia de la Nación rechaza por unanimidad las solicitudes tanto del PAN que consistía en someter a consulta el monto del salario mínimo, PRD y Movimiento Regeneración Nacional (morena), pretendía consultar la reforma energética de abrir el sector a la inversión privada  y por último la del PRI, que buscaba preguntar al pueblo de México, si estarían de acuerdo o no con reducir el número de legisladores federales de representación proporcional, más conocido vulgarmente como “las vacas sagradas” 100 diputados y 32 senadores menos. Argumentando que con esta medida se ahorrarían recursos públicos.

Amargo adiós a la consulta popular, toda vez que ya no se podrá realizar ninguna, pues el plazo para presentar solicitudes venció el pasado 15 de septiembre. El problema no fue de la SCJN, al declarar la inconstitucionalidad, porque se trata de un tema que se relaciona con la materia electoral y, por ello queda dentro de los que la Constitución federal prohíbe someter a consulta, además de formar parte de los derechos humanos, la seguridad nacional, la organización y el funcionamiento de las fuerzas armadas y lo ingresos y gastos del Estado. A los legisladores que les quede como lección en las reformas constitucionales y leyes reglamentarias que están acostumbrados hacerlas sobre las rodillas, se preocuparon por muchas restricciones pero se olvidaron de el resultado jurídico que pudiera arrojar el día de la jornada electoral. Casualmente todo esto se da, aprovechándose la atención mediática en el caso, delicado sin duda, de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Iguala, aun no hay reacciones de los partidos políticos, ni de sus dirigentes por dicho rechazo por unanimidad, en otro escenario ya estuvieran preparando marchas, mitin, protestas, plantones y demás. Claro que no deberían de estar sorprendidos por dicho fallo toda vez que sin duda ellos mismos pusieron dichos candados con sus reformas.

La Constitución Federal prohíbe el ejercicio de democracia directa en asuntos relacionados con los ingresos y gastos del Estado. En el caso de la reforma energética tiene que ver con la fuente de un tercio de los ingresos públicos. La eliminación de los diputados federales, se trata de un tema electoral que también está prohibido de ser objeto de consulta popular de acuerdo a la constitución.  

El PAN. Propuso la pregunta siguiente: ¿estás de acuerdo en que la Ley Federal del Trabajo establezca que la Comisión Nacional se Salarios mínimos fije un salario mínimo para cubrir la línea de bienestar fijada por el Consejo nacional de Evaluación de la política de desarrollo social? Se rechaza bajo el argumento de que también podía afectar los ingresos y gastos públicos.

El PRD y morena puso el tema energético para que se sometiera a una consulta popular en las elecciones de 2015. La pregunta: algo compleja que pocos electores entenderían: “¿Estás de acuerdo en que se mantengan las reformas a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución en materia energética?”

La pregunta de Morena era más clara: “¿Estás de acuerdo o no en que se otorguen contratos o concesiones a particulares, nacionales o extranjeros, para la explotación del petróleo, el gas, la refinación, la petroquímica y la industria eléctrica?”

Ahora los malos de la película serán los ministros que integran la Corte Máxima de Justicia de México, debemos de recordar en aquel tiempo del famoso “Pacto por México” en donde todos los partidos políticos se desgarraron las vestiduras por la patria, pues este fue uno de los resultados maquiavélicos, en una de sus propuestas de reforma; la iniciativa de la Ley Federal de Consulta Pública, omitieron reglamentar las salvedades establecidas en la fracción VIII del artículo 35 de la Constitución, limitándose, en el artículo 11 de la ley federal a transcribirlas.  El numeral 2 de la citada fracción establece: no podrán ser objeto de consulta popular la restricción de los derechos humanos reconocidos por esta constitución; la materia electoral; los ingresos y gastos del Estado; la seguridad nacional y la organización, funcionamiento y disciplina de la fuerza armada permanente. Sin duda deberán marcar la pauta en los Tribunales Internacionales como la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, para que se ordene nuevamente a México reformar su Constitución Mexicana y sus leyes reglamentarias en lo que refiere a la consulta popular, tal y como ocurrió con las candidaturas ciudadanas en concreto el “caso Castañeda Gutman Vs Estados Unidos Mexicanos”. Un desgaste que hubiera sido innecesario y que solo pone a México mal parado en su estilo de democracia directa y en lo que refiere a los partidos políticos seguirán con una crisis caótica cada día más, por estos pequeños, grandes detalles. Vaya caso!

Mtro. José Alberto Zaragoza Ruiz.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE